Wimbledon: Djokovic-Bautista y Nadal-Federer

Quedaron definidas las semifinales en la Catedral del tenis: Novak Djokovic vs. Roberto Bautista Agut y Rafael Nadal vs. Roger Federer. Foto: Excelencia Deportiva

El serbio supera en tres sets al belga David Goffin en la Centre Court y se instala en las semifinales en Wimbledon, Nadal vence a Sam Querrey y Federer se impone a Kei Nishikori, mientras que Roberto Bautista Agut domina al argentino Guido Pella.

WIMBLEDON, Inglaterra.- La defensa del trono queda a dos pasos de distancia. Novak Djokovic avanzó este miércoles a las semifinales de Wimbledon tras vencer por 6-4, 6-0, 6-2 en una hora y 58 minutos a David Goffin sobre la hierba de la Centre Court. El vigente campeón mantiene así viva su candidatura a una quinta corona en Londres, uno de los escenarios más especiales en su carrera profesional. Si el balcánico quería enviar un mensaje a los máximos favoritos antes de las rondas definitivas, su última actuación sirve como aval de autoridad.

El inicio del duelo fue una propuesta abierta: Goffin no tuvo miedo alguno del escenario y pronto se encargó en demostrarlo. El belga miró del frente al No. 1, al que logró desestabilizar con unas manos que son terciopelo. David salpicó el inicio de partido con numerosas dejadas, derechas decididas sobre el forehand de Nole y unos golpes veloces como la luz. Así dispuso de pelotas de rotura con 1-1 en el marcador, apenas desperezado el encuentro. Y así, con un descaro insólito, aguantó el pulso al vigente campeón hasta encontrar su pestañeo. El revés cortado de Goffin fue un primor, y combinando pelotas rasas logró romper el servicio de Djokovic (4-3).

Ante los problemas, reacción de campeón absoluto. En un partido donde el golpeo estático era la aguja del pajar, Djokovic asumió el reto con ambas manos. Apoyado en un revés formidable y unas piernas que son patines, el balcánico respondió de inmediato. El serbio controló las pelotas flotantes de Goffin, se rehizo en un partido donde generar potencia era ley y enlazó los últimos tres juegos para decidir un parcial muy trabajado.

Que Goffin es un artista no lo discutió ni el marcador. Con la pérdida del primer set aún caliente, el belga levantó a la grada de forma unánime. Con un golpe entre las piernas, un globo mirando al muro que cayó sobre la línea, le dejó bien claro a Djokovic su hambre para aprovechar cualquier despiste. Su habilidad para convertir en opción toda jugada en descontrol.

Novak Djokovic avanzó este miércoles a las semifinales de Wimbledon tras vencer por 6-4, 6-0, 6-2 en una hora y 58 minutos a David Goffin sobre la hierba de la Centre Court. Foto: ATP

En esos juegos no se enredó Novak, decidido a hacerse de hierro con el partido ya encarado. El balcánico encontró el ritmo para asestar un parcial de nueve juegos, abrir en canal la segunda manga (4-0) y dejar la batalla bien inclinada a su favor. Su resto fue una clave capital: si Goffin había promediado un 82% de efectividad con el primer saque en todo el torneo, Novak hizo desplomar esa cifra hasta el 63%. Unos niveles peligrosos ante el No. 1 del mundo.

Si fuera un combate de boxeo, y en cierta manera lo fue, la segunda manga dejó a Goffin sentado en el rincón con la mirada fija en el suelo. La Centre Court se envolvió entonces de un silencio expectante, asistiendo al total control de su vigente campeón camino de las semifinales. Eso sí, con una manga de rigor hasta cumplir el objetivo.

El camino en el desierto terminó diez juegos más tarde. Con una ovación a la espalda y un gesto bien serio, Goffin instaló el 1-1 en el tercer parcial de un duelo ya lejano. Una pequeña voz en un choque donde hubo lugar a pocas más palabras. Seguro en su colchón de dos mangas, Djokovic se aferró al orden para completar la tarea. Ni la variedad de Goffin, empeñado en mostrar su repertorio, desvió el camino del campeón. El partido pulió la anticipación del balcánico, capaz de bloquear el versátil servicio de su rival con una facilidad asombrosa.

La exigencia rasgó el set de la manera más cruel. Goffin se enterró con una doble falta crítica con pelota de rotura, entregando la brecha (3-1) a un Djokovic que ya nunca miró atrás. El serbio aprovechó la renta para cerrar la cremallera, enviar a David a los vestuarios y recibir el calor de un graderío que lo adora. Un baño de masas previo a las rondas más bravas. Las que pondrán a prueba su capacidad para retener el trono.

David Goffin intentó sus mejores golpes pero Djokovic fue muy fuerte. Foto: @wimbledon

Fue la consistencia del vigente campeón de Londres, seguro de sí mismo antes de afrontar los últimos pasos.

El jugador de Belgrado citará en las semifinales al vencedor del choque que enfrenta en la Court 1 al español Roberto Bautista con el argentino Guido Pella, ambos debutantes en rondas de este calibre sobre la capital británica.

Sabías Que…
Novak Djokovic ha alcanzado su 9ª semifinal individual sobre la hierba de Wimbledon. Una marca con la que iguala los registros de Boris Becker, Arthur Gore y Herbert Lawford en la tercera posiciones histórica con más presencias en la penúltima ronda de Londres. Además, el balcánico se convirtió en el cuarto jugador de la Era Abierta en alcanzar las 70 victorias individuales en el All England Club, siguiendo los pasos de Roger Federer, Jimmy Connors y Boris Becker.

Épica semifinal: Nadal-Federer

Rafael Nadal persigue en Wimbledon 2019 levantar su corona de Grand Slam No. 19.Foto: ATP

Es imposible contener al jamás se rinde. Rafael Nadal avanzó este miércoles a las semifinales de Wimbledon tras vencer por 7-5, 6-2, 6-2 al estadunidense Sam Querrey en un duelo eléctrico. El español regresa a la penúltima ronda firmada en la pasada edición, extiende su trabajada adaptación sobre la césped y remarca su condición de gran candidato en el All England Club, donde persigue una tercera copa dorada que incluir su vitrina.

El mallorquín disputará unas semifinales de ensueño ante el suizo Roger Federer. Ambos se encontrarán en la hierba de Londres once años después, sumando un esperado capítulo a la inolvidable final librada en la edición de 2008. Un choque para los anales de la historia, considerado por muchos uno de los mejores partidos de tenis de todos los tiempos.

Para alcanzar esa cita, Rafa sumó ante Querrey su enésimo ejercicio de tesón sobre el pasto.

El partido fue recibido por la intensidad de Nadal, un jugador hirviente desde el principio del torneo. Ante Querrey, uno de los pegadores más formidables sobre hierba, el saludo inicial fue parecido a los anteriores. Ninguna tregua en los primeros minutos. Como en sus cuatro partidos previos, y marcando un dominio total de los momentos, Rafa apenas necesitó dos turnos al resto para asestar la primera rotura (2-1). Un manotazo de entrada sobre el juego de su adversario. En una superficie como la hierba, un buen balón de oxígeno.

En el torneo de las costumbres Nadal se aferró a las más mostradas en Londres: una mentalidad constante y la seguridad al poner la pelota en juego. El español ganó sus 14 primeros puntos con el servicio. Esa fue la carta de presentación más clara. Si Querrey suponía un reto de pegada, un obstáculo de tenis vertiginoso, Rafa afrontó el partido dispuesto a aceptar el desafío.

Que Querrey no era un invitado también quedó bastante claro. Imponente con sus golpes de derecha, un misil en el impacto estático, el estadounidense también mostró la suavidad de sus manos. Si Nadal buscó incomodar su gran planta (1.98m) con el revés cortado, Sam respondió con un tacto agudo desde la dejada y la volea. Golpes clásicos sobre el pasto que fueron dibujando una batalla sin tregua.

El partido tenía espinas y no tardaron en aparecer. Tras acumular ocho mangas sin encarar una pelota de rotura, Nadal estuvo a un punto de distancia de perder el servicio ante Querrey. El español evitó el 4-4 con tiros decididos y se lanzó con la mano abierta a la conquista del primer set. Allí, sin embargo, esperó el americano para sobrevivir al vía crucis. Sam levantó tres pelotas de set con su servicio y una cuarta al resto, arrastrando al español hasta un 5-5 que parecía improbable.

Sam Querrey no tuvo muchas opciones frente a Nadal. Foto: ATP

Como retener a Nadal equivale a consumir un incendio abanicando, el mallorquín respondió de inmediato. Rafa estuvo tres veces a un tiro de tocar el tiebreak, una ruleta rusa ante un rival como el americano, y su respuesta fue formidable. Tres servicios colosales, dos de ellos directos al besar la cal, para hacerse con el control de la primera manga. Un parcial en la que resistió con todo, tragando hasta 14 aces de su rival antes de apretar la mano.

Si estudiar la tarde posterior a un examen es raro, Nadal apareció con varios manuales encima. Tras una manga de infarto, de esas que pueden aplanar a cualquiera, allí emergió la figura del español. Siempre dispuesto a continuar el trabajo. Rafa arrebató el servicio a Querrey en las faldas del set (2-1), cuando la toalla recién se apartaba del rostro del americano. El dos veces campeón se hizo fuerte en uno de sus grandes sellos, la intensidad permanente sin importar el sufrimiento vivido.

El ejemplo fue bien claro porque la segunda manga pudo tomar un rumbo muy distinto. En una de sus especialidades más perfeccionadas, Nadal convirtió una situación crítica en su trampolín más inmenso. El español levantó un 15-40 en el sexto juego del set, toda una amenaza ante un pegador como Sam, y volteó por completo la dinámica del partido. El impacto psicológico fue de tal dimensión que se pasó del día a la noche: un muy posible 3-3 se convirtió en un definitivo 6-2, con el español lanzado a la conquista del encuentro.

En un choque que era un cuerpo a cuerpo, los puñetazos de Querrey se fueron consumiendo. Ante un rival pletórico, siempre generoso en el derroche del esfuerzo, el americano apenas pudo conectar tres servicios directos en toda la segunda manga. Una cifra roma sobre césped e insuficiente para suponer un obstáculo. Era el mérito de Nadal, capaz de desfigurar la mejor propuesta de cualquier adversario.

El tercer set fue el desenlace porque el español no conoce el relajo. Sobre un amplio colchón y con la caída del sol ya entre manos, Rafa mantuvo la velocidad de pies como un gamo. El dos veces campeón mordió el primero turno de servicio de Querrey y mantuvo como constante un imposible: hacer competir al americano siempre por debajo. Una misión de altura ante un rival que es un tren en marcha, algo incontenible sobre el pasto.

Con una derecha que dominó a su antojo, zarandeando a Querrey en un fondo de pista ya desgastado, Nadal puso rumbo decidido hacia las semifinales. Una ronda que pondrá definitivamente a prueba su altura como candidato. Si Rafa está preparado para reconquistar Londres, ya se ha plantado a las puertas de demostrarlo.

La victoria permite a Nadal ser el primer jugador clasificado para las Nitto ATP Finals, a celebrar del 10 al 17 de noviembre bajo la cubierta de The O2 en Londres.

Sabías Que…
Rafael Nadal ha alcanzado su 32ª semifinal de Grand Slam, pasando a ocupar en solitario la tercera plaza histórica de presencias en la penúltima ronda de un major. Únicamente el suizo Roger Federer (45) y el serbio Novak Djokovic (37) presentan un historial más extenso en este terreno.

Victoria 100 de Federer en Wimbledon

El suizo jugará su decimotercera semifinal en el Grand Slam británico. Foto: ATP

Cada capítulo que Roger Federer firma en los últimos tiempos esconde detrás un récord para la historia. Y este miércoles en Wimbledon volvió a rubricar una marca inédita en este deporte: ganar 100 partidos en un mismo Grand Slam. El último lo consiguió en los cuartos de final en el All England Lawn Tennis and Croquet Club frente a Kei Nishikori por 4-6, 6-1, 6-4, 6-4 tras dos horas y 36 minutos.

Los números de Federer en Grand Slam

Grand Slam  Títulos V-D Semifinales
Abierto de Australia 6 97-14 14
Roland Garros 1 70-17 8
Wimbledon 8 100-12 13
US Open 5 85-13 10

A sus 37 años y 340 días, el suizo se convirtió en el jugador más veterano en alcanzar las semifinales de un Grand Slam desde que Jimmy Connors lo hizo con 39 años y 6 días en el US Open 1991. Asimismo, Federer amplió la distancia con el americano en el número de semifinales disputadas en Wimbledon estirando la ventaja hasta las 13 presencias en esta ronda.

Más semifinales en Wimbledon
Roger Federer – 13
Jimmy Connors – 11
Novak Djokovic – 9
Boris Becker – 9
Arthur Gore – 9
Herbert Lawford – 9

Para seguir registrando récords sobre el verde británico, necesitaba superar a un rival que también luchaba por escribir un capítulo dorado para la historia de su país. Desde 1933, cuando lo hizo Jiro Satoh, ningún japonés había llegado a semifinales de Wimbledon. Y Nishikori ya sabía lo que era ganar a Federer en su último duelo en las Nitto ATP Finals 2018, aunque el No. 3 del Ranking ATP dominase el FedEx ATP Head2Head 7-3.

Un inicio de partido impecable de Nishikori le sirvió para abrir una brecha en el marcador suficiente para anotarse la primera manga. Y es que el japonés se colocó 15-40 en su primer juego al resto para acabar firmando el primer break del encuentro. Lejos de conformarse, con un récord de 11-3 en los primeros puntos disputados, se situó 2-0, 0-40, aunque esta vez Federer consiguió salvar la situación (2-1).

Kei Nishikori arrancó el partido muy bien, pero Federer le dio la vuelta. Foto: ATP

Una versión agresiva del No. 7 del Ranking ATP, sin miedo a acercarse a la red para cerrar los puntos (11 subidas frente a 10 del suizo), y conectando golpes ganadores desde el fondo (13 en total), fueron sus argumentos para mantener la ventaja. La única ocasión en la que el suizo amenazó su servicio en el sexto juego con 3-2, 40-A, volvió a demostrar personalidad para conectar un winner con el revés paralelo. Además, el escaso rendimiento del suizo con el segundo saque (43%) marca la diferencia en un set que cayó del lado del asiático por 6-4.

Para entonces Federer ya había elevado el nivel y se tradujo de inmediato sobre el verde en los primeros compases del segundo set. Un parcial de 12-1 en puntos disputados en los tres primeros juegos sirvió al suizo para adelantarse 3-0 en apenas ocho minutos.

A partir de entonces, fue como si el cabeza de serie No. 2 hubiese noqueado a un rival que no tuvo capacidad de reacción en el parcial ante tal exhibición: 10/10 en puntos disputados con el primer servicio, 6/6 en subidas a la red, 2/2 en puntos de break, además de 9 golpes ganadores y sólo un error no forzado.

El tercer set se mantuvo igualado hasta en un intenso e igualado séptimo juego, en el que después de cuatro oportunidades de break, Federer aprovechó para abrir brecha en el marcador tras una derecha paralela que descansó sobre la línea de fondo. Fue uno de los 15 winners que consiguió en la tercera manga. Eso sí, aún tuvo que afrontar un momento de tensión cuando sacaba para cerrar el set. Con 5-4, 30-40 el resto del japonés se marchó lejos. Y Federer acabó certificando el 6-4.

Nishikori fue salvando las acometidas de su rival al resto. En los tres primeros juegos tuvo que levantar hasta cuatro puntos de break. En la sexta oportunidad en el noveno juego del cuarto set no perdonó para darse el derecho de sacar para cerrar la victoria. Así, Federer se presentó en semifinales de Wimbledon por 45ª vez en su carrera, más que ningún otro jugador en la historia de este deporte.

Más semifinales de Grand Slam
Roger Federer – 45
Novak Djokovic – 36
Rafael Nadal – 31
Jimmy Connors – 31
Ivan Lendl – 28

¿Sabías que…?
Roger Federer es el jugador con más victorias esta temporada con 37 por tan solo cuatro derrotas, al igual que Rafael Nadal que cuenta con el mismo número de triunfos si gana su partido de cuartos de final en Wimbledon (37-5). Stefanos Tsitsipas ocupa la tercera posición con un récord de 34-15.

Bautista Agut rompe su techo

Roberto Bautista Agut jamás ha jugado las semifinales de un Grand Slam. Foto: ATP

Roberto Bautista Agut jugará sus primeras semifinales de Grand Slam a los 31 años. Ocurrirá el próximo viernes en Wimbledon después de que el español venciese a Guido Pella por 7-5, 6-4, 3-6 y 6-3 en los cuartos de final que enfrentó a ambos este miércoles en la pista No. 1 de tercer grande de la temporada.

Ahora, a Bautista Agut le espera nada más y nada menos que Novak Djokovic. El No. 1 de mundo, y vigente campeón de Wimbledon, superó a David Goffin en tres parciales sin problemas y se las verá con el español el próximo viernes en la pista central del All England Club.

Bautista Agut y Pella se enfrentaron en un encuentro marcado por la oportunidad de alcanzar las semifinales de un Grand Slam, algo inédito para ambos. Con esa presión sobrevolando la pista No. 1 de Wimbledon, español y argentino buscaron el triunfo en un encuentro al que llegaron en situaciones distintas: Bautista Agut, sin perder un solo set, invicto; Pella, tras eliminar consecutivamente a Kevin Anderson (finalista de la pasada edición) y Milos Raonic (finalista de 2016).

Al principio, el arranque de Bautista Agut fue espectacular. El español rompió el saque de Pella en el primer juego del encuentro y colocó 2-0, enviándole un aviso a su contrario. El argentino, en lugar de bajar los brazos, decidió poner todo de su parte para intentar revertir la situación, empatando de nuevo el encuentro. Y eso fue exactamente lo que consiguió: colocar el 4-4 y devolver la lucha a su inicio con la igualdad reinando sobre la hierba.

Ocurrió que Bautista Agut tuvo la capacidad de elevar nuevamente su nivel para romperle el saque y ponerse 6-5, a un solo juego de hacerse con el primer parcial. Y lo hizo con su servicio, sin mostrar fisuras cuando llegó la hora de la verdad en la que le tocó dar un paso el frente.

Ganar el primer set fue gasolina para el español, que arrancó el segundo mandando por 2-0, haciéndole break a Pella. A lomos de su mejor versión, Bautista Agut fue salvado las situaciones complicadas que se le presentaron, sorteando con contundencia los intentos de Pella por darle la vuelta al marcador, que fueron varios.

Con 4-2 en el segundo parcial, Bautista Agut siguió a lo suyo, atacando con decisión cada bola y creciendo con el paso de los minutos, lo que le llevó a desplegar un tenis impresionante, posiblemente el mejor que realizó en toda la semana. Así, el español también se anotó la segunda manga, colocándose muy cerca del objetivo, a solo una de meter los dos pies en las semifinales de Wimbledon.

Guido Pella no aguantó la presión ni la precisión de los tiros de Bautista Agut. Foto: ATP

La reacción de Pella llegó quizás en el momento más inesperado. Con todo en contra, el argentino sacó toda la garra que lleva dentro y se puso 3-0, enseñando los dientes para intentar darle la vuelta la partido, negándose a despedirse de Wimbledon. Por eso, el argentino siguió intentándolo, haciendo un esfuerzo titánico para llevarse la tercera manga y ponerse en situación de intentar la remontada.

Al hacerse con el tercer set, salvando bola de break cuando sacaba por el parcial, el argentino ganó en confianza, pero Bautista Agut no la perdió. Eso hizo que el español empezarse la cuarta manga mandando por 3-1, recuperando el control que había perdido por unos momentos en el set anterior y acelerando hacia las semifinales.

A la hora del té, objetivo logrado para Bautista Agut: el español peleará por una plaza en la final de Wimbledon el próximo viernes.

Léa también

Halep abanderada de Rumania para los JO

La campeona de Wimbledon, Simona Halep, será la abanderada rumana en los Juegos Olímpicos de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *