Reconocimiento a Jesús Topete

Julio Ortiz, Javier "Gato" Ordaz, Jesús Topete y Salvador García, tras el gran partido qué este último ganó.
Julio Ortiz, Javier "Gato" Ordaz, Jesús Topete y Salvador García, tras el gran partido qué este último ganó.

Honor a quien honor merece.

Bajo la presidencia del ingeniero Jesús Topete Enríquez en la Federación Mexicana de Tenis, éste deporte tuvo su esplendor puesto que fue la última ocasión que México estuvo en el Grupo Mundial de la Copa Davis de los 16 mejores equipos del mundo, como también en su equivalente femenil de la Copa Federación, entre otros trascendentales logros.

El tenis nacional tuvo su mejor época con Jesús Topete.
El tenis nacional tuvo su mejor época con Jesús Topete.

El ingeniero Topete llegó de forma fortuita a la presidencia de la FMT en la asamblea extraordinaria celebrada en Guadalajara en 1988 al cubrir el interinato de Leandro Garza, cuya etapa fue afectada por severa crisis económica que llevo a la quiebra a la FMT, por lo que luego Topete Enriquez contendió en las elecciones para el periodo de 1990-1992 posteriormente ya instituido el periodo de ciclo olímpico fue reelecto para la etapa de 1992-1996 y tras ganar otra reelección se vio obligado a ceder la presidencia en 1997 a Alejandro Hernández padre.

Así bajo su dirección de 1988 a 1997 en la FMT, el tenis tuvo su ultima gran época, puesto que desde entonces México no ha podido regresar al Grupo Mundial de la Copa Davis debido a que el ingeniero Topete supo capitalizar el buen momento de Pancho Maciel, fue número 35 del mundo en 1985, Leo Lavalle (número 51 en marzo de 1986), Jorge Lozano (número 51 en 1988), Luis Enrique Herrera (49 mundial en 1992), Agustín “Bebé” Moreno (120 en 1988), Oliver Fernández (141 en 1993) y Alejandro Hernández (125 en 1997), principalmente a los que apoyó para que bajo la capitanía de Raúl Ramírez y en otras series de Toño Palafox (pareja del Pelón Osuna en la conquista del US Open en los 60s, cuando también estuvieron en el equipo que llevó a México a su única final de Copa Davis en 1962).

Pero también la FMT respaldo la carrera de Angélica Gavaldón, quien fue número 51 del mundo en 1990 y luego escalo al lugar 35 en el ranking de la WTA en 1995, para que con su paisana bajacaliforniana Lupita Novelo (excelsa doblista) y Raúl Ramírez en la capitanía llevaran a México a los cuartos de final de la Copa Federación en 1992, que se celebró en Alemania donde México recibió el premio por el mejor uniforme, que fue diseñado por la ex Miss Mundo Maritza Sayalero de Ramírez.

Por todo ello, el tenis mexicano vendía y por lo mismo muchos patrocinadores apoyaron el deporte ante las negociaciones de Topete Enríquez, por lo que aun son memorables las victorias consecutivas en la Copa Davis de 1995 sobre Perú, Brasil y España, que en ese entonces ya tenía grandes jugadores como Emilio Sánchez Vicario y Sergio Casal, top ten en dobles, entre otros. Luego, al siguiente año se le ganó a Argentina y fue en 1997 cuando México estuvo por última ocasión en la elite de los 16 mejores equipos del mundo.

La presidencia de Topete también se reflejo en el tenis juvenil, cuando el equipo mexicano fue cuarto lugar en el Mundial Sub-14 de 1994 en Japón, así como en los profesionales mexicanos que llegaron a tener en un año cerca de 30 torneos de los llamados Futures de la Federación Internacional de Tenis (ITF) con puntos ATP y bolsas de 10 mil dólares en premios cada uno.

Con esa visión, el ingeniero Topete Enríquez lucho y consiguió el que México tuviera un torneo ATP de Serie Mundial, como es el Abierto Mexicano que con el apoyo de Banco Mexicano la FMT trajo de Brasil en 1993 para que se celebrada en el Club Alemán de México y que desde hace más de una década se realiza en Acapulco.

Por esa dedicación en aras del tenis nacional, Jesús Topete estuvo muy cerca de formar parte del consejo directivo de la ITF, luego de que fue parte fundamental en la creación de la COTECC (Confederación de Tenis de Centroamérica y del Caribe), y la reorganización de la Confederación Panamericana, luego de que había logrado integrar a todas las Asociaciones del país, por todo este trabajo fue electo miembro permanente del consejo ejectivo del Comité Olímpico Mexicano.

Por todo lo anterior, un grupo de amigos encabezados por el licenciado Julio Ortiz y entusiastas tenistas del club Futurama organizo un homenaje al ingeniero Jesús Topete el cual consistió en un clínica para infantiles y juveniles así como un partido de exhibición entre el ex Copa Davis Javier “Gato” Ordaz y Salvador García, multi campeón nacional de veteranos como Ordaz puesto que se llevan cinco años por lo que se van cediendo los títulos nacionales desde que tenían 35 años. En gran partido a un set australiano Chava le ganó 8-6 al “Gato”.

Así que, honor a quien honor merece por lo que el ingeniero Jesús Topete recibió éste homenaje como un reconocimiento por su fructífero paso por la Federación Mexicana de Tenis.

Léa también

Denis Shapovalov de 2-1 contra Cilic

Los canadienses Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime encabezan el día inaugural del Western & Southern …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *