Nadal y Schwartzman se lucen en NY

El español avanzó este lunes a los cuartos de final del US Open tras batir por 6-3, 3-6, 6-1, 6-2 al croata Marin Cilic. Foto: ATP

Nadal avanzó a cuartos en el US Open tras batir por 6-3, 3-6, 6-1, 6-2 al croata Marin Cilic. El argentino remontó a Alexander Zverev en cuatros sets 3-6, 6-2, 6-4 y 6-3.

FLUSHING MEADOWS. Nueva York.- Rafael Nadal tiene un idilio en Flushing Meadows y volvió a quedar demostrado. El español avanzó este lunes a los cuartos de final del US Open tras batir por 6-3, 3-6, 6-1, 6-2 al croata Marin Cilic tras dos horas y 52 minutos de juego. Con un partido plagado de convicción, el tres veces campeón se plantó entre los ocho más fuertes de Nueva York dejando un mensaje bien claro: su candidatura al título es tan firme como en cualquier otra edición.

Y es que la historia refleja una realidad incontestable. Nadal buscará una plaza en las semifinales de La Gran Manzana por tercera temporada consecutiva, destacándose como uno de los jugadores más sólidos en el último Grand Slam del curso.

Extendiendo una excelente gira en Norteamérica, con el título en Montreal como plataforma de lanzamiento, Nadal sumó su octava victoria consecutiva sobre superficie dura. Una cifra que demuestra su completa adaptación al entorno con una agresividad de juego inusitada también en Nueva York.

El No. 2 mundial desbordó al campeón de 2014 a base de intensidad, llegando a conectar 37 golpes ganadores hasta tocar la victoria con ambas manos. Si el juego del croata supuso un desafío para los reflejos, el arsenal ofensivo de Nadal hizo desaparecer cualquier opción de revuelta al otro lado de la cinta. El español completó un encuentro en el que aseguró el 83% de sus primeros servicios (43/52), dejando claro el peso de un golpe que ha evolucionado como pocos. La activación de piernas del español quedó patente desde el principio. Ante uno de los jugadores más contundentes al poner la pelota en juego, la actitud de Rafa fue carente de cualquier miedo. Donde muchos tardarían en firmar la entrada en calor, Nadal salió hirviendo para morder cualquier pelota. El balear logró dos quiebres en sus tres primeros turnos de devolución, una losa demasiado pesada para Cilic en la primera manga del encuentro.

Bajo los focos de Nueva York el espectáculo es bienvenido y el balcánico no tardó en sumarse a la fiesta. Con una pegada demoledora, Cilic remarcó los pilares maestros de su juego. El de Medjugorje equilibró el partido rasgando el servicio de Nadal a base de derechas imparables, fuego al servicio y una velocidad de piernas clave para resistir los zarandeos en el fondo. En un abrir y cerrar de ojos colocó el 4-1 en el segundo parcial, una manga plana que cerró aprovechando la única pelota de rotura.

El No. 2 mundial desbordó al campeón de 2014 a base de intensidad. Foto: ATP

A veces, lo más apropiado es una terapia de choque. Y en el cuarto juego del tercer set Nadal activó esta opción. El español firmó uno de los momentos del torneo haciendo retumbar el Estadio Arthur Ashe. En un juego que incluyó un remate de espaldas a la red y un colosal revés cruzado, un tiro que levantó de su asiento a Tiger Woods, el mallorquín rompió el servicio de Cilic para recuperar la ventaja (3-1) en el marcador. Más que un punto de inflexión fue la puerta a un escenario improbable.

El golpe psicológico fue tal que el español encadenó nueve juegos consecutivos ante Marin, uno de los jugadores más complicados de parar en el circuito ATP Tour. El encuentro pasó del equilibrio absoluto (6-3, 3-6, 1-1) a un feroz desplome (6-3, 3-6, 6-1, 4-0) en un puñado de minutos para asombro de todos los presentes. Cuando el partido se sumió en la presión, con dos candidatos en igualdad, allí surgió la mejor versión de Nadal para acabar de un plumazo con la incertidumbre.

El penúltimo punto del partido lo catapultó en la noche de Nueva York. El español firmó una derecha impresionante, conectando el golpe a un palmo del suelo, junto a la valla, hasta colocar el tiro bordeando el poste de la red. Con un rugido al cielo subrayó su ambición en Flushing Meadows, donde ya pocos dudan de su capacidad para tomar el torneo.

Un día después de que el vigente campeón Novak Djokovic abandonara el torneo por lesión, el mallorquín demostró estar plenamente capacitado para optar a la sucesión en el trono.

Nadal buscará una plaza en las semifinales de La Gran Manzana por tercera temporada consecutiva. Foto: ATP

El triunfo del español sirve para remarcar su excelente regularidad en los Grand Slam. Con una autoridad intacta superada la treintena de edad, Nadal ha escalado al menos hasta los cuartos de final en los últimos nueve majors disputados. Una cifra que no firma ningún otro jugador en el circuito.

Y la exigencia no se detiene en Nueva York. Este miércoles, Nadal enfrentará en los cuartos de final del US Open al argentino Diego Schwartzman. El español domina por 7-0 el historial FedEx ATP Head2Head ante el sudamericano, incluyendo tres enfrentamientos previos en Grand Slam. Será la segunda vez que se enfrenten en Flushing Meadows, después de que el balear se impusiera en tres mangas en la segunda ronda de la edición de 2015.

¿Sabías Que…?
Rafael Nadal busca conquistar un cuarto título en la modalidad individual masculina del US Open. Apenas cuatro jugadores han conseguido este hito en la Era Abierta sobre las canchas de Nueva York: Jimmy Connors (5), Pete Sampras (5), Roger Federer (5) y John McEnroe (4).

SCHWARTZMAN KO A ZVEREV

Diego Schwartzman avanzó a los cuartos de final del US Open por segunda vez en su carrera. Foto: ATP

Diego Schwartzman logró este lunes una de las victorias más grandes de su carrera. Por segunda vez, el argentino se clasificó para disputar los cuartos de final del US Open, pero esta vez lo hizo derrotando a todo un No. 6 del mundo. En la pista Arthur Ashe, la más grande del circuito, Schwartzman remontó 3-6, 6-2, 6-4 y 6-3 a Alexander Zverev y peleará el próximo miércoles por una plaza en las semifinales del último Grand Slam de la temporada.

Zverev y Schwartzman tenían empatado el cara a cara (1-1), pero el argentino se encargó de romper la igualdad con un encuentro estupendo, en el que remontó al vigente campeón de las Nitto ATP Finals para meterse en los cuartos del US Open.

El alemán se llevó el primer parcial, haciendo valer su condición de favorito, pero Schwartzman le dio la vuelta al marcador con mucho esfuerzo. Empezando la reacción por el segundo parcial, que ganó de forma clara, y llevándose el tercero de manera algo más apretada, con Zverev intentando sacar las uñas ante la inminente remontada de su contrario.

Sin embargo, Schwartzman se mantuvo firme, se llevó el tercer set y colocó el 2-1 en el partido, alejándose del alemán y acercándose a la clasificación. Atrapado con las dobles faltas (acabó cometiendo 17 dobles faltas), Zverev arrancó mal el cuarto parcial y Schwartzman lo aprovechó para ponerse 4-0 y saque, con doble break a su favor.

Ahí apareció el Zverev más luchador, que recuperó un break y amarró un saque para ponerse 2-4, sumando dos juegos consecutivos, pero fue insuficiente. Schwartzman mantuvo la calma ante el posible paso al frente de su oponente y celebró la victoria que lo lleva por tercera vez en su carrera a los cuartos de final de un Grand Slam.

BERRETTINI Y MONFILS POR UN LUGAR EN SEMIFINALES

Matteo Berrettini ha ganado dos títulos ATP Tour esta temporada. Foto: ATP

El italiano superó a Andrey Rublev y el francés frenó a Pablo Andújar.

Matteo Berrettini se metió en los cuartos de final del US Open en un partido formidable. El italiano se impuso 6-1, 6-4 y 7-6(6) a Andrey Rublev y peleará el próximo miércoles por una plaza en las semifinales. Es la primera vez que Berrettini se mete en los cuartos de final de un torneo del Grand Slam, confirmando que está en el mejor momento de su carrera a los 23 años.

Rublev venía jugando impresionante, como demostró en tercera ronda ante Nick Kyrgios. Sin embargo, no fue un problema para Berrettini, que desde el inicio del duelo comenzó mandando en el marcador gracias a la decisión que le llevó a jugar un tenis excepcional.

Y es que Berrettini está firmando un año fenomenal, con los títulos en Stuttgart y Budapest ganados a pulso para colocarse como No. 25 del Ranking ATP, su posición actual. Y ahora, en un Grand Slam, el italiano se destapado del todo, logrando meterse en cuartos y garantizándose una ascensión de cuatro puestos (hasta el 21), por lo que rozará la entrada en el Top 20, un grupo al que podría acceder si sigue avanzando en Nueva York.

En el segundo set, Rublev elevó un poco su nivel, tratando de ofrecer resistencia, pero Berrettini consiguió hacerse fuerte ante el joven ruso, logrando un break que le permitió anotarse la segunda manga, abriendo una brecha de 2-0 en el encuentro, situándose así muy cerca de los cuartos de final del torneo.

En ese momento, con todo en contra, Rublev intentó darle la vuelta al partido desde el tercer set. Así, el ruso se lanzó a intentar conquistar el tercer parcial sin medianías, redoblando su versión sobre la pista para llevar al límite su contrario. Y ahí apareció de nuevo el gran Berrettini para llevarse la victoria y colarse en los cuartos de final del US Open, en un desempate espectacular, lleno de idas y venidas, que el italiano supo hacer suyo combinando experiencia, decisión y puntería.

Así, Berrettini se convirtió en el segundo hombre italiano en alcanzar los cuartos del US Opendespués de Corrado Barazzutti en 1977. Casi nada.

MONFILS NO DIO CHANCES A ANDÚJAR

Monfils dominó todos los aspectos del encuentro de cuarta ronda ante un Andújar. Foto: ATP

Gael Monfils volvió a dejar en claro de lo que es capaz cuando su tenis funciona. Dominante y eficiente, el francés de 32 años alcanzó sus novenos Cuarto de final de Grand Slam y el primero desde el US Open 2016, luego de frenar la marcha del español Pablo Andújar por 6-1, 6-2, 6-2 en menos de 90 minutos.

Monfils dominó todos los aspectos del encuentro de cuarta ronda ante un Andújar que se estrenaba con su mejor resultado en un Major a los 33 años. Con seis quiebres convertidos en los 10 puntos de quiebre que generó y sin ceder un punto de quiebre en su servicio,  el francés fue demasiado para el español que poco pudo hacer ante un rival encendido que conectó 34 tiros ganadores y ganó hasta el el 81 por ciento de sus puntos de segundo servicio.

Monfils se enfrentará al italiano Matteo Berrettini por un lugar en las semifinales y buscará esa instancia por tercera vez en un Grand Slam, tras Roland Garros 2008 y el US Open 2016.

BELINDA BENCIC ELIMINÓ A NAOMI OSAKA

Belinda Bencic ha puesto fin a la defensa del título de Naomi Osaka. Foto: WTA

Por segunda vez este año, la cabeza de serie No.13 Belinda Bencic ha puesto fin a la defensa del título de Naomi Osaka en la cuarta ronda, superando hoy a la cabeza de serie número 1 7-5, 6-4 en una hora y 26 minutos en el US Open.

La primera de las tres victorias de la jugadora suiza sobre Osaka esta temporada se produjo en la misma etapa de Indian Wells en marzo por 6- 3, 6-1, una de las siete victorias principales del Tour ante una Top 5 que ha anotado en 2019, y en uno de los enfrentamientos más esperados de la cuarta ronda entre dos miembros destacadas de la Generación 1997, repitieron el resultado en un asunto de alta calidad muy disputado.

El resultado mueve a la ex No. 7 del mundo, que ganó sus nueve visitas a la red, a su primer cuarto de final de Grand Slam desde que llegó a los últimos ocho aquí en su debut en 2014, y también significa que Osaka perderá la clasificación de No. 1 del mundo después del torneo para la campeona de Roland Garros Ashleigh Barty.

Bencic tuvo un comienzo más rápido, dominando con el golpe temprano, la profundidad y la fácil redirección en su ala de revés, y mientras sostenía cuatro puntos para avanzar un doble break de 3-0, el partido brevemente pareció que podría ser uno de una sola dirección.

Pero después de haber sacado un par de doble faltas iniciales, Osaka mejoró, encontrando buenos primeros servicios para salvar los cuatro y abrumando a Bencic con su golpe de derecha para retroceder por 2-2. Esto preparó el escenario para un primer set limpio en el que no había nada entre los dos competidoras hasta sus etapas finales. Ambos terminaron con una proporción positiva de ganadores a errores no forzados: 16 a 11 para Osaka y 15 a ocho para Bencic, y solo un juego de más presentaría un punto de rotura.

Bencic concedió solo cuatro puntos en el servicio en el segundo set. Foto: WTA

Ese fue el décimo juego: creado bellamente por Bencic al redirigir sin esfuerzo su derecha en la pista, la joven de 22 años lo tomó con un pase de revés antes, barriendo dos ganadores más de revés magníficos, superó dos dobles faltas para llevarse el primer set.

La campeona de Dubai continuó haciendo un espectáculo en el segundo set, golpeando el servicio de Osaka en el quinto juego con dos momentos de magia: un resto de derecha relámpago seguido de un descarado golpe en ángulo que recordó a Hsieh Su-Wei, y un sobresaliente pase de revés golpeó una volea de gran potencia de Osaka que hizo reaccionar al público. La jugadora japonesa respondió con su tercera doble falta del día por un break que resultaría decisivo.

Naomi Osaka dejó la corona en Flushing Meadows. Foto: WTA

Aunque las estadísticas sobre papel indicarían un desempeño de servicio más fuerte por parte de Osaka, que tuvo 10 aces por ninguno de Bencic y cometió solo tres dobles faltas por las seis de Bencic, de hecho fue la No. 12 del mundo, que golpeó 14 ganadores por solo cuatro errores no forzados en el segundo set, cuya entrega fue inexpugnable.

Bencic concedió solo cuatro puntos en el servicio en el segundo set, sellando la victoria con un golpe de uno-dos para establecer un cuartos de final contra la cabeza de serie No.23 Donna Vekic quien salvó pelota de partido para despachar a la cabeza de serie No.26 Julia Goerges y garantizando que el US Open verá una nueva finalista de Grand Slam que emerge de la mitad superior del cuadro.

DONNA VEKIC REMONTA JULIA GOERGES

Vekic jugará su primer partido de cuartos de final de un Grand Slam. Foto: WTA

Donna Vekic, cabeza de serie número 23, mostró una increíble fortaleza mental para salvar una pelota de partido contra Julia Goerges y clasificarse para los cuartos de final del US Open por primera vez después de una victoria maratón 6-7 (6), 7- 5, 6-3 victoria que duró dos horas y 45 minutos en la Louis Armstrong.

Vekic jugará su primer partido de cuartos de final de un Grand Slam después de progresar de manera difícil contra Goerges para enfrentarse a Belinda Bencic, quien ella misma había luchado desde el borde de la derrota contra Natalia Vikhlyantseva en la primera ronda.

Para hacerlo, tuvo que resistir una notable tormenta de servicio, con Goerges disparando 21 aces, la mayor cantidad en un partido de individuales femenino desde 1998.

La jugadora de 30 años, que había ganado los tres encuentros anteriores entre la pareja, fue dominante en los dos primeros sets, pero tropezó al intentar cerrar el partido, lo que provocó una impresionante recuperación de su oponente que parecía poco probable solo unos momentos antes.

Fue la alemana quién atacó mejor de las dos jugadoras, golpeando la pelota con fuerza y agresividad desde ambas alas para correr hacia una ventaja de 3-0 por cortesía de un revés a la línea en el primer punto de break del partido.

El saque continuaría dominando el set inicial y, de hecho, se tomaron los únicos dos puntos de rotura creados. Goerges, particularmente, alcanzó un fuerte ritmo temprano cuando su recuento de aces aumentó rápidamente. Un breve lapso a mitad del set le hizo perder su saque, pero no se enfrentó a otro punto de break hasta el tiebreak.

Mientras tanto, Vekic perdió solo cuatro puntos en su primer servicio antes de que se requiriera el inevitable tiebreak para decidir el primer set.

La forma en que Goerges golpeaba la pelota se había enfriado un poco en la última parte del set, pero ella redescubrió lo mejor en el juego decisivo. Después de deslizarse inicialmente hacia atrás, una volea excelente y un passing igualmente exitoso la llevaron a pelota de set, en la que entregó un golpe de uno-dos en el servicio que fue el motivo de gran parte de su partido.

Mantuvo este impulso impresionante en el segundo, forjando otro break después de un par de grandes ganadores, y luego logró una retención gracias a tres aces sucesivos antes de que su oponente pudiera subir al marcador.

Julia Goerges se quedó en el camino. Foto: WTA

Un buen disparo destacó la confianza de que estaba rezumando, aunque no logró ganar una pelota de break por primera vez en el partido en el próximo juego de servicio de Vekic, a pesar de sacar un 0-30 gracias a un imponente resto de derecha que encontró un ángulo aparentemente imposible.

Ella permaneció implacable en el servicio hasta que intentó sellar el partido, momento en el que lanzó un juego que incluyó tres faltas dobles y una violación de tiempo cuando Vekic sacó el nivel de la nada y luego continuó con el juego.

Con Goerges aparentemente comenzando a desvanecerse, Vekic sacó dos puntos de rotura en el sexto juego del decisivo con un súper revés a la línea, pero los vio anulados por un gran ganador y un ace igualmente considerable a medida que pasaba el peligro.

No cometió ningún error cuando se le dio otra oportunidad, avanzando por primera vez en el partido con 5-3, con una doble falta inoportuna que le dio el break.

Sin embargo, había más drama por llegar, ya que Goerges repitió su mejor esfuerzo para lograr dos puntos de break cuando todo parecía perdido, pero Vekic los salvó a los dos para lograr la valiente victoria.

 

Léa también

Denis Shapovalov de 2-1 contra Cilic

Los canadienses Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime encabezan el día inaugural del Western & Southern …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *