Las aspiraciones latinas de cara a Wimbledon

Diego Schwartzman será el tenista latino de mejor preclasificación en Wimbledon y llega con la confianza en alza. Foto: ATP

Repasamos cómo llegan los latinos en la previa del tercer Major del año, el torneo más importante del mundo sobre césped

LONDRES, Inglaterra.- El tenis sobre hierba puede no ser la superficie de mayor adaptación para los tenistas latinos pero el más clásico de los pisos también puede convertirse en el más imprevisible y confiar y creer que en esas posibilidades hará que las aspiraciones puedan crecer en la antesala de Wimbledon. No obstante, hay esperanza y distintos nombres que llegan con confianza, buenos triunfos y la añoranza de poder estirar un promisorio presente al torneo más antiguo del mundo.

Claro que, el posible ruido que pudiese llegar a hacer el tenis latino se verá golpeado con la baja obligada del argentino Juan Martín del Potro, quien no solo ha ganado 21 de los 30 partido disputados en su carrera en Wimbledon, si no que fue cuartofinalista la última edición y una vez semifinalista en 2013.

Además, el argentino se había convertido en una garantía siempre que pisó el césped del All England Lawn Tennis and Croquet Club en nueve participaciones: nunca perdió en primera ronda, en cada edición su debut en 2007.

En tanto, Diego Schwartzman y Guido Pella serán los únicos dos preclasificados y Schwartzman, en particular, llega con la confianza en alza en una superficie hasta ahora esquiva. El argentino pudo romper la última edición de Wimbledon con un 0-7 adverso sobre hierba durante su carrera en el ATP World Tour, para sumar su primer triunfo sobre césped, y las última semana ha seguido sumando pergaminos para comenzar a reponerse al historial negativo.

De hecho, Schwartzman ha logrado enfocarse en estos torneos previos con una mentalidad ambiciosa y vaya si le ha dado resultado: fue cuartofinalista en el Fever-Tree Championships luego de firmar una victoria de prestigio, de las más importantes de su carrera, ante Marin Cilic en dos sets, y apoyado en números positivos desde el servicio y el resto, siempre un aliciente en su juego.

Para Pella será su segundo evento de Grand Slam dentro de los 32 mejores jugadores del evento y eso es gracias a su estupendo rendimiento en la temporada, como uno de los más ganadores sobre arcilla en 2019. Y pese a no contar con un ampuloso historia sobre pasto (4-8), al zurdo de 29 años Wimbledon vaya si le trae buenos recuerdos: en el Court 1 venció al por entonces No. 5 Marin Cilic para llegar a la tercera ronda en cinco sets. Pella tiene con qué confiar en poder repetir ese rendimiento del 2018: regularidad en el saque, tiros rectos y golpes ofensivos.

Por su parte, los chilenos Cristian Garín y Nicolás Jarry llegan con rodaje y de buena forma y ambos poseen condiciones para considerar que pueden tener una actuación destacada en Londres.

Garín continuó siendo protagonista tras un gran inicio de año, con dos títulos en su palmarés, y ha dejado en claro que se ha convencido no solamente de que pertenece al más alto nivel del Tour si no de que es capaz de imponer sus condiciones cualquiera sea la superficie. Los cuartos en  ’s-Hertogenbosch fueron un claro ejemplo, con victorias ante Salvatore Caruso y Robin Hace antes de caer ajustadamente, y con puntos de partido, ante Borna Coric, segundo cabeza de serie.

Incluso, un triunfo ante el croata podría haberle dado el status de cabeza de serie en el tercer Grand Slam de la temporada. En Wimbledon, hace dos años, Garín tuvo su debut en el cuadro principal de un Grand Slam y tras superar la previa cayó en el debut ante Jack Sock, en una actuación en la que si bien fue el estadunidense quien se llevó el triunfo el chileno entregó buenas señales e hizo sudar al cabeza de serie No. 17. En 2018 también pasó la clasificación y en este 2019 irá por su primer triunfo.

Stefanos Tsitsipas. Foto: ATP

De igual forma, Jarry es dueño de un tenis capaz de hacer daño en hierba y tas llegar a los cuartos de final del Libema Open, con un triunfo ante Stefanos Tsitsipas, No. 6 del mundo y primer cabeza de serie en ’s-Hertogenbosch, incluido, el chileno puedo convertirse en un rival de cuidado para cualquier oponente.

El chileno de casi dos metros también cuenta con el antecedente a su favor de la ardua tarea de sobrepasar la clasificación de Wimbledon y supo ganar en su estreno en 2018 ante el serbio Filip Krajinovic, antes de caer ajustadamente ante Mackenzie Mcdonald.

Quien puede sorprender es Leonardo Mayer, quien suma 15 victorias en su carrera sobre pasto y el antecedente de alcanzar la R3 en 2015 y los octavos de final hace cinco años. El argentino, que llegó a la cuarta ronda en París donde cayó ante Roger Federer, puede hacer daño con su saque y sus tiros punzantes. Además, Pablo Cuevas, Federico Delbonis, Guido Andreozzi y el boliviano Hugo Dellien buscarán hacer pie y, con mucho más por ganar que por perder, intentarán también hacer pie sobre pasto y adaptar las buenas condiciones sobre polvo de ladrillo a la superficie más rápida que puede proponer este deporte.

 

Léa también

Rafael Nadal contrajo matrimonio

El español celebró su boda este fin de semana. Nadal y María Francisca Perelló contrajeron …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *