‘El tenis me ayudó a tener mente libre’: Bautista

“Me sentí estresado las 24 horas del día durante cuatro años”, dijo Bautista Agut a ATPTour.com.

El español habla en exclusiva de los puntos altos y bajos de su vida. “El tenis ha sido mi escape, mi ayuda para lidiar con todo lo que sucedió en mi casa de la mejor manera posible”.

Por James Buddell

Dice mucho del carácter de Roberto Bautista Agut que algunos de sus mejores momentos en los últimos años coincidieron con una agitación interna sobre asuntos familiares. Hubo resistencia cuando su madre, Ester, gerente de una tienda de ropa en Castellón de la Plana, falleció en mayo de 2018, poco antes de Roland Garros, donde el español participó. Luego, hubo otro atisbo de su espíritu, cuando decidió portar los colores nacionales en las Finales de la Copa Davis 2019, un día después del funeral de su padre, Joaquín, quien había sufrido un accidente en casa cuatro años antes y había necesitado un gran cuidado. Roberto no solo venció al canadiense Felix Auger-Aliassime en Madrid, tres días después de la muerte de su padre, sino que su inesperado regreso marcó la pauta para el sexto triunfo de España en la historia de la competencia por equipos.

“Me sentí estresado las 24 horas del día durante cuatro años”, dijo Bautista Agut a ATPTour.com. “Fue muy difícil. Muchas veces, cuando estaba al lado de mi padre, descubrí que era difícil y estresante, y que necesitaba alejarme por un tiempo. Había visto a mi padre en cuidados intensivos durante seis meses y otros cinco meses en el Institut Guttmann de Barcelona, presenciando bebés tetrapléjicos y niños de 15 años, que sufrieron accidentes de motocicleta y estaban en la misma situación que mi padre. Pero, cada vez que salía de casa para ir a los torneos, sentía que mi padre me necesitaba. Ambos queríamos apoyarnos, era un sentimiento recíproco. Tuve la suerte de poder despedirme en los últimos minutos de la vida de mi padre”.

El emotivo torneo de final de temporada, en noviembre del año pasado, culminó con la mejor temporada de su carrera. Un curso que contó con un éxito inesperado. Incluso seis de sus amigos volaron desde su despedida de soltero, reservada seis meses antes en Ibiza, para sentarse en la cancha central y verlo jugar en las semifinales de Wimbledon. Bautista Agut puede ser serio en la cancha, escondiendo la emoción, pero sabes que está ahí en su mente, evidenciada en ocasiones con puños y gritos de “¡Vamos!”. Para vencerlo, como lo hizo Novak Djokovic en las semifinales de Wimbledon, a menudo se necesita una rutina: una búsqueda de paciencia y determinación, ya que su comportamiento está tan controlado que hay pocas posibilidades de que un oponente pueda obtener una ventaja mental. Sus golpes son compactos, por lo que poco puede salir mal.

“He pasado por tiempos muy difíciles, ha sido una experiencia realmente dura”, dice Bautista Agut, quien ha mantenido su lugar en el Top 20 del FedEx ATP Ranking durante gran parte de los últimos cuatro años. “Me han enseñado mucho sobre la vida. El tenis me ayudó a tener una mente libre, ya que estaba muy concentrado en mi trabajo tanto como podía, para no pensar todo el tiempo en los problemas que tenía en casa. El tenis ha sido mi escape, mi ayuda para lidiar con todo lo que sucedió de la mejor manera posible”.

Ana, con quien se casó hace cinco meses, sus perros y caballos le han brindado a Bautista Agut el muy necesario apoyo para recuperarse. “Ana me ha ayudado mucho”, dice el jugador de 31 años. “Justo después de comenzar nuestra relación, mi papá tuvo su accidente. Ana siempre estuvo a mi lado y me apoyó. Ella me dio una perspectiva más amplia y el día de nuestra boda fue increíble. Nunca me había imaginado cómo podría ser una boda; pero estar junto a todas las personas que amamos lo hizo muy especial. Fue un momento inolvidable y una de las mejores fiestas de mi vida”.

“Tenemos algunos animales: perros, caballos y todos viven juntos… Los amamos. Tal vez los amo más, ¡pero Ana tiene que aceptarlo! Vivimos en calma, juntos en casa. He estado viajando durante mucho tiempo [Bautista Agut se convirtió en profesional en 2005] y he pasado mucho tiempo en hoteles, así que cuando estoy en casa me relajo”.

En el lapso de 10 días en noviembre de 2019, cuando Bautista Agut alcanzó el No. 9 del mundo, lo más alto de su carrera, experimentó los mejores y más bajos momentos de su vida: el fallecimiento de su padre, ayudar a España a capturar la Copa Davis y, seis días después, su boda con Ana. A pesar de toda la firme resistencia del español en la cancha, esos tres capítulos mostraron una parte íntima de un jugador que es muy apreciado en el ATP Tour.

Lo más destacado de este año para Bautista Agut fue su récord de 6-0 en la ATP Cup, donde ayudó a su querido país a llegar a la final (p. con el Equipo Serbia). Y luego de todos sus nueve títulos ATP Tour, encabezados por el ATP 500 de Dubái en 2018, y de sus 11 victorias sobre jugadores del Top-10, lo que necesita ahora Roberto es un elemento de buena fortuna.

Después de haber servido como suplente en las Nitto ATP Finals del año pasado, Bautista Agut tiene la vista puesta en competir en el torneo de final de temporada, que celebrará su 50° aniversario este año en The O2 en Londres antes de mudarse a Turín en 2021. “Es uno de los objetivos que me gustaría alcanzar antes de retirarme”, dice. “Sé lo difícil que es, sé que he estado muy cerca algunas temporadas. No es algo por lo que esté obsesionado, pero sigue siendo un objetivo que me gustaría lograr algún día”.

“Lo que me mantiene motivado es mi competitividad. Soy muy competitivo tanto como atleta como persona. Siempre trato de mejorar y ganar, agregando pequeños detalles a mi juego, porque es un sentimiento que amo. También conozco mis principales fortalezas y los fundamentos de mi juego, uno nunca debería perderlos. Luché toda mi vida para jugar en una final de la Copa Davis, así que regresar después de unos días de distancia y contar con el apoyo del [capitán] Sergi Bruguera y de todo el equipo, hizo que mi decisión fuera fácil. Trabajo mucho en casa, mantengo un estilo de vida muy saludable. Lo doy todo por el deporte, trabajando duro y manteniéndome saludable para competir a un nivel muy alto y vivir los mejores momentos de mi carrera”.

 

Léa también

Nadal & otras estrellas vuelven a entrenar

Djokovic y Wawrinka también regresaron a las canchas A medida de que la normalidad comienza …