Del Potro, con ilusión intacta para volver

Del Potro: “Tengo ganas de seguir jugando”. Fotos: ATP

El argentino charla con Manu Ginobili durante la cuarentena.

Juan Martín del Potro compartió una charla a través de Instagram con el basquetbolista Manu Ginobili para distraer a los aficionados durante el periodo de confinamiento por la emergencia sanitaria del COVID-19. El tenista de Tandil mandó un mensaje de compromiso ante los protocolos de cuarentena establecidos, ofreció detalles del trabajo de rehabilitación que realiza en Argentina y relató algunas anécdotas interesantes sobre su carrera.

Después de someterse a una segunda operación en la rodilla derecha en enero, y tras pasar dos meses haciendo rehabilitación en Florida, Juan Martín regresó hace apenas unos días a su tierra natal. En Argentina sigue haciendo el trabajo de recuperación, mantiene un proceso de cuarentena al haber ingresado al país recientemente y se empapa de la situación local con un compromiso absoluto.

“Duermo poco generalmente” reconoció Juan Martín. “Estos días me emocionó un vídeo de un nenito, que le mandaba un audio a su abuelo diciéndole que lo extrañaba mucho y que cuando pase el coronavirus lo iba a ir a visitar. El abuelo le decía que también lo amaba y que hay que tener paciencia. Yo sentía, desde mi lugar, que cuanto antes pueda ver ese niño a su abuelo mucho mejor. Cuanto más respetemos las normas antes voy a poder ir a Tandil a ver a mis viejos. Todos en casa podremos hacer las actividades. Los doctores y enfermeros podrán ir a descansar. Ellos están poniendo en riesgo sus vidas constantemente”.

En una charla de temas diversos, Del Potro se confesó ante Ginobili sobre los momentos de su carrera que le demandaron más calma y perseverancia. “A lo largo de mi carrera las lesiones fueron los partidos más difíciles que tuve que jugar. Me volvió a pasar la fractura de la rodilla cuando estaba 3 del mundo y pensaba que iba por Djokovic, Rafa… Está claro que no recuperarme me frena”, explicó.

”Ahora tengo ganas de seguir jugando, tengo ganas de volver a competir. Pero también es verdad que me está costando mucho por los problemas de la rodilla. Me operé dos veces, estoy en la recuperación de la segunda cirugía. Los médicos son optimistas y dicen que voy a andar bien. Pero cuando el día a día y la realidad no responden a lo que ellos planifican, es grande la cantidad de pensamientos que cruzan por la cabeza. Se hace un poco complicado”.

Con un tono bien humano, Juan Martín reconoce el peaje emocional que incluye una situación como la suya. “He tenido altos y bajos. Pasé por ese momento de pensar en buscar otro camino, dejar de sufrir tanto, de mirar para otro lado. Luego tengo días en los que digo no me quiero ir así de algo que yo amo. Me merezco terminar de una buena forma y disfrutar el tiempo que yo quiera. A pesar de los dolores que todavía tengo, estoy en ese modo de seguir rehabilitando”, reconoció.

“Ahora durante la cuarentena tengo mi consultorio con mis cosas. Me puse rutina a la mañana, rutina a la tarde. Yo no puedo irme al supermercado porque recién llegué de viaje y no me está permitido eso tampoco. Debo pasar esto como puedo. No voy a bajar los brazos porque quiero volver a jugar”, defendió. “Cuando estás lesionado es difícil. La primera sensación es ‘voy a estar en mi casa, con mi perro, con mis amigos, haciendo asado’. Todo lo que uno no puede hacer durante la temporada. Pero hay un margen de días para esto. Después veo los torneos por televisión, hacer mis ejercicios, hacer mi rutina. Pero cuando mi rutina es hablar con el kinesiólogo y decir a qué hora nos vemos, qué aparato usamos,… es bastante desesperante. Porque no es a lo que uno está acostumbrado.”

El argentino Juan Martín del Potro mantiene una ilusión intacta para volver al circuito.

El argentino, que reconoció su deseo de residir en Tandil cuando termine su carrera deportiva, recordó uno de los momentos clave en su carrera en la temporada 2016. En mitad del sufrimiento por las lesiones, un punto de luz para seguir luchando día tras día.

”Cuando volví tras una de mis operaciones de muñeca no podía pegar a dos manos. Debía jugar con slice, me hacían correr… ¡No era yo! Pero hubo un antes y un después en los Juegos Olímpicos de Río [de Janeiro] con Djokovic. Fue lo que quebró mi situación en ese momento. Me acomodé con lo que tenía”, señaló Del Potro al recordar el pulso de primera ronda ante el actual No. 1 mundial.

”Hasta ese partido para mí era muy frustrante no poder jugar como yo había jugado toda mi carrera. Por ahí, perder con tipos ante los que yo no perdía. No poder pegarle de revés como siempre lo hice era duro. Estaba caminando por la Villa cuando hacían el sorteo. Yo veía a nuestros coordinadores y nadie se me acercaba a decirme con quién tenía que jugar. Creo que tenían pánico de decirme que me tocaba jugar con Djokovic. De repente, se acerca uno y nos va diciendo ‘tú juegas con tal; tú, con cual’. A mí… me tocan el hombro y me dicen ‘tranquilo que vas a andar bien’. Ya no tuve ni que preguntar con quién me había tocado”, recordó Juan Martín entre risas.

“Automáticamente salí al patio de comidas y dije, venga, papas fritas, hamburguesas,… Me acompañaron dos chicos que había encontrado mientras caminaba en la Villa. Me saqué toda la presión, todas las ganas y la bronca haciendo eso. Después, cuando jugué con Djokovic, fue uno de los mejores partidos de mi carrera”.

Así, en un ambiente distendido, Del Potro hizo un buen balance de los últimos tiempos ante la mirada de todos. Para terminar, quiso remarcar el principal mensaje de la conversación y animar a todos los seguidores a anteponer el bien común y la empatía en unos tiempos de emergencia sanitaria.

”Hay que respetar las reglas que nos bajan de arriba. No sabemos la cantidad de personas que están trabajando para que los enfermos se puedan curar, para que nosotros tengamos comida, para que la gente esté segura. Hay mucha gente que no conocemos y cuyas vidas están en riesgo”.

 

Léa también

Denis Shapovalov de 2-1 contra Cilic

Los canadienses Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime encabezan el día inaugural del Western & Southern …