Clijsters sufre pero avanza

La jugadora de Bélgica y monarca del US Open pasó apuros pero logró su primera victoria en NUeva York. Foto: usopen.org
La jugadora de Bélgica y monarca del US Open pasó apuros pero logró su primera victoria en NUeva York. Foto: usopen.org

* La detentora del título del US Open, Kim Clijsters (nº 2), ganó con más apuros de los deseados a la húngara Greta Arn por 6-0 y 7-5, después de remontar un 0-4 en el segundo parcial, mientras que la eslovaca Daniela Hantuchova (nº 24) se deshizo de la semifinalista en estas mismas pistas en 2008 y ex número dos mundial Dinara Safina (6-3 y 6-4)

Flushing Meadows, Nueva York.- Las primeras horas de competición bajo el achicharrante sol no han deparado sorpresas sobresalientes en la jornada inaugural del US Open.

Entre las chicas la detentora del título, Kim Clijsters (nº 2), ganó con más apuros de los deseados a la húngara Greta Arn por 6-0 y 7-5, después de remontar un 0-4 en el segundo parcial, mientras que la eslovaca Daniela Hantuchova (nº 24) se deshizo de la semifinalista en estas mismas pistas en 2008 y ex número dos mundial Dinara Safina (6-3 y 6-4).

En categoría masculina ganaron por la vía rápida Andy Roddick (nº9) y Nikolay Davydenko (6º) y con muchos sudores el ‘coco’ sueco Robin Soderling, tras cuatro horas de pelea ante el 214º jugador del mundo, el austriaco Andreas Haider-Maurer. También necesitaron de cinco mangas Jurgen Melzer (13º) y Gael Monfils (17º).

Por otra parte, la jornada inaugural del Abierto de Estados Unidos 2010 presentaba un cartel con pocos jugadores de la legión hispanohablante y algunas dudas acerca de la condición de algunos de ellos.

El español Juan Carlos Ferrero (nº 22) salió reforzado en su regreso a las pistas y el chileno Fernando González (nº 27) pasó sin pena ni gloria para convertirse en el primer cabeza de serie en ser apeado de una competición que, por lo demás, ha dejado en estos primeros compases la heroica victoria de Albert Montañés (nº 21) y el paso adelante de la argentina Gisela Dulko en su solitaria peregrinación por el cuadro femenino.

Montañés volvió a demostrar que es un fajador nato. Para superar esta ronda inicial en Nueva York -segunda vez que lo consigue en nueve participaciones-, tuvo que apelar a la épica para remontar dos sets en contra. Algo que no es nuevo para el barcelonés, que ya salió bien parado en idéntica situación este mismo año en el Abierto de Australia ante Stephane Robert. Esta vez su rival era otro desconocido, Michal Przysiezny, nº 90 del mundo y con un solo triunfo en 2010 en el circuito ATP. El polaco estuvo a punto de amortizar su juego al límite, con 20 ‘aces’ y 18 dobles faltas, pero no echó el cierre cuando su oponente agonizaba. 7-5, 1-6, 7-5, 7-6 (5) y 6-0 en poco más de tres horas y media de juego.

Ferrero se presentaba en Nueva York con poco rodaje competitivo tras pasar en el dique seco un mes largo primero por una lesión de rodilla y después por un fuerte resfriado. Pero ha disipado cualquier duda sobre su estado físico tras pulverizar por la vía rápida -y encajando solo cuatro juegos- al eslovaco Martin Klizan, por 6-1, 6-3 y 6-0 en apenas una hora y 25 minutos. Un buen servicio y su avalada experiencia fueron armas suficientes para desarbolar al jugador procedente de la previa y debutante en un Grand Slam, que cedió sus exiguas opciones al son de dobles faltas (12). El subcampeón de 2003 se verá a continuación las caras con el brasileño Ricardo Mello con el ánimo de entrar en ritmo y acostumbrarse al cemento que este año no ha podido ver por causas de fuerza mayor.

Chile llora

En peores condiciones presentaba sus credenciales otro ‘viejo rockero’ como Fernando González. Una lesión de rodilla le había apartado del circuito desde Roland Garros hasta que reapareció hace una semana en New Haven, en una nueva prueba de coraje del que llegó a ser quinto jugador del mundo. Su ilusión por retomar el contacto con la competición y lucir su devastadora derecha quedó en agua de borrajas al tener que retirarse contra el croata Ivan Dodig, 148º en la lista de la ATP y procedente de la previa. ‘Feña’ encontró su oasis en el desierto al adjudicarse la manga inicial por 7-6 (2), pero en la reanudación comenzó a sentir molestias en su maltrecha articulación que dificultaban sus desplazamientos. El 6-1 encajado fue tan clarificador que decidió arrojar la toalla con el fin de evitar males mayores. Chile se queda sin representación, recordando aquellos maravillosos años de la dupla González-Massú.

Mal empezó también el torneo para la legión argentina. Horacio Zeballos y Leonardo Mayer no pudieron repetir el acceso a la segunda ronda que protagonizaron en 2009, año de sus respectivos debuts en Flushing Meadows. Zeballos tuvo ante sí la oportunidad de doblegar a Igor Andreev, un clásico del circuito que desde Wimbledon’09 no superaba el primer escollo en un Grand Slam, pero se esfumó después de haber igualado el marcador 1-1 con 2-0 y servicio en el tercer set. El ruso cerró el choque por 6-3, 4-6, 7-6 (7-4) y 6-3; por su parte, Mayer empezó fuerte su duelo ante Guillaume Rufin con la aspiración de cortar la negativa racha de ocho derrotas encadenada durante las últimas semanas, pero terminó como espectador de excepción de los saques directos del francés (hasta 21): 2-6, 7-6 (4), 7-6 (2) y 6-1.

Dulko no se amilana

El único buen sabor de boca lo dejó Gisela Dulko, única representante del tenis femenino latinoamericano después de que su compatriota Florencia Molinero se quedara a las puertas de colarse en el cuadro principal en su andadura por la fase previa. La de Buenos Aires no tenía una papeleta sencilla ante la alemana Angelique Kerber, una jugadora con un ranking parecido (41ª y 46ª del mundo) que había salido victoriosa en el único enfrentamiento previo entre ambas, este mismo año en Bogotá. Pero desde el principio mostró un control absoluto del juego que desembocó en un claro 6-3 y 6-1 en poco menos de hora y cuarto… Y eso que erró hasta ocho bolas de quiebre.

El colombiano Alejandro Falla sufrió una engañosa derrota contra Taylor Dent (6-4, 7-5 y 6-1), en un choque muy igualado por momentos. El de Bogotá aceptó el reto del americano para jugar un partido a pelotazo limpio, de lado a lado sin apenas posibilidad de peloteo, pero se quedó sin opciones por su escasa templanza en los momentos clave. Indudablemente le pasaron factura las 16 bolas de ruptura desperdiciadas más los 43 errores no forzados cometidos.

Léa también

Denis Shapovalov de 2-1 contra Cilic

Los canadienses Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime encabezan el día inaugural del Western & Southern …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *