Clijsters-Na Li, la final en Melbourne

Kim Clijsters (3) eliminó a Vera Zvonareva (2) y Caroline Woszniacki (1) cayó con Li Na (19) en las semifinales en Melbourne. Foto: australianopen.com
Kim Clijsters (3) eliminó a Vera Zvonareva (2) y Caroline Woszniacki (1) cayó con Li Na (19) en las semifinales en Melbourne. Foto: australianopen.com

* Quedó definida la gran final del primer Grand Slam de la temporada 2011, en donde las protagonistas serán la tres del mundo Kim Clijsters y la china Li Na, quien venció a la belga a principios de año en Sydney

Por Darren Saligari

Melbourne, Australia.- Kim Clijsters jugará contra la novena preclasificada Li Na en la final individual femenina el sábado por la noche después de que la belga eliminó a la dos del mundo, la rusa Vera Zvonareva por 6-3 y 6-3.

En una repetición de la final del US Open 2010, Clijsters y Zvonareva se enfrentaron de nuevo, y el resultado volvió a ser el mismo: Clijsters salió obviamente feliz.

“Hoy tuve la oportunidad de ser muy agresiva a lo largo del partido y tuve menos errores y puse mucha presión sobre ella. Estoy muy contenta con la forma en que terminó hoy”, dijo Clijsters después del partido.

También estaba en juego hoy el derecho a ser la dos del mundo en el ranking, que se publicará el lunes – un premio secundario en comparación con la oportunidad de ganar un major.

Zvonareva tuvo su oportunidad temprano cuando le quebró a la sembrada tres en el game inaugural, pero cualquier confianza obtenida fue sofocada rápidamente minutos más tarde, cuando Clijsters quebró.

Zvonareva fue relegada al asiento del pasajero cuando Clijsters se hizo de todo el control del partido.

Zvonareva fue empujada a la línea de base, donde pasó la mayor parte del tiempo defendiendose, mientras que Clijsters dictaba el juego.

En los juegos siguientes con su servicio, Clijsters estuvo 4-3, un intento desastroso de Zvonareva, que pegó en el marco y la bola pasó cerca de la línea de base fue el catalizador de la caída de la rusa, por Zvonareva pudo nivelar el primer set en el 4-4, pero en lugar de eso, Clijsters se fue al descanso con la ventaja de 5-3.

Hubo puntos de quiebre que se presentaron en el partido inaugural del segundo set, y fue Clijsters quien con un tiro espectacular tomó una ventaja temprana. Fue un mensaje claro para Zvonarevae de que la belga no estaba dispuesta a dejar que se le fuera este partido.

Clijsters asumió el papel de titiritera en el segundo set mientras hacía correr a su oponente de un lado de la cancha a la otra antes de terminar, ya sea con puntos en la red o con un ganador y al ángulo de cualquiera de los lados.

Zvonareva no tuvo la confianza ni el control que había exhibido en sus últimos cinco partidos: Hoy la rusa a veces no parecía segura de cómo romper la defensa Clijsters.

“Creo que ella jugó un muy buen partido, un partido muy limpio. Traté de colgarme en él. Sabía lo que tenía que hacer, pero creo que la ejecución de sus tiros fue muy buena”, dijo Zvonareva.

“La calidad de mis tiros no fueron lo suficientemente buenos, tal vez, para hacerle daño hoy. Ella estaba jugando rápido, y tal vez eso afectó a mi juego un poco, y yo estaba jugando demasiado corto y pasiva. Estaba tratando de darle la vuelta pero ella estaba encima de mí hoy y fue muy difícil para mí”.

Y en el tercer juego, Clijsters rompió para tomar una ventaja que Zvonareva no fue capaz de perseguir.

No es que ella no tuviera sus posibilidades. En el octavo juego Zvonareva tuvo dos puntos de quiebre, pero no pudo capitalizarlo, y Clijsters se apoderó del control para mantener su servicio y a continuación añadir sal a la herida, pues rompió a Zvonareva el siguiente game para reclamar el segundo set y el partido 6-3.

La victoria da a Clijsters un disparo en su cuarto mayor, que ya ha ganado tres títulos del Abierto de EU. También da a Clijsters la oportunidad de vengar su derrota en la final aquí en 2004.

“Es agradable estar en otra final de Grand Slam aquí”, dijo Clijsters.

La belga se medirá a la china Na Li, quien en la otra semifinal eliminó a la uno del mundo y gran favorita Caroline Wozniacki. Fue un triunfo que tiene una gran importancia no sólo para sí misma, sino también para su país, pues es la primera ocasión que una tenista de esa nacionalidad disputará una final de Grand Slam.

“Esta es una buena experiencia para toda mi vida, porque muchos tenistas que juegan mucho tiempo, nunca llegan a la final de un Grand Slam. Hoy lo entiendo, por lo que siento que puedo hacerlo bien dentro de dos días”, dijo Li.

Li y Clijsters jugaron la final del Medibank International Sydney a principios de este mes, un partido que Li ganó en tres sets a pesar de que Clijsters era favorita. Y Li está a la espera de la revancha.

“Ella es buena persona…. buena jugadora y dura también. Sí, es otro desafío. Por supuesto que en el tenis no hay partido sencillo”.

“Así que quiero decir, yo estoy en la final ya, así que no tengo nada que perder. Es lo mismo que a principios de año en Sydney. No es necesario pensar demasiado. Todavía tengo dos días para pensarlo. Estoy totalmente lista incluso si la final fuera hoy mismo”.

Clijsters fue igualmente respetuosa de Li, sin dar demasiada información. “Ella está jugando con mucha confianza, es también muy buena”.

Léa también

Denis Shapovalov de 2-1 contra Cilic

Los canadienses Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime encabezan el día inaugural del Western & Southern …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *