Berrettini, Bencic y Andreescu, a semifinales

Matteo Berrettini eliminó a Gaël Monfils en los cuartos de final del US Open 2019. Foto: ATP

El italiano despide a Gael Monfils en Flushing Meadows por 3-6, 6-3, 6-2, 2-6, 7-6 (5) en tres horas y 54 minutos. En las damas, Belinda Bencic derrotó a Donna Vekic en dos sets y Bianca Andreescu superó a Elise Mertens en tres sets.

FLUSHING MEADOWS, Nueva York.- Si la variedad de recursos tiene premio aquí hubo un buen ejemplo. Matteo Berrettini avanzó este miércoles a las semifinales del US Open, demostrando un convencimiento absoluto a sus 23 años. El romano, cabeza de serie No. 24 en Flushing Meadows, necesitó cinco pelotas de partido para batir por 3-6, 6-3, 6-2, 2-6, 7-6(5) en tres horas y 54 minutos al francés Gaël Monfils para extender una participación inolvidable en Nueva York. Una realidad ha quedado clara en la Gran Manzana: la candidatura del italiano ya es una seria realidad.

El triunfo de Berrettini es un hito de fuerza nacional. El romano se ha convertido en el cuarto jugador italiano en alcanzar una semifinal de Grand Slam en la Era Abierta (desde 1968), siguiendo los pasos de Adriano Pannatta, Corrado Barazzutti y Marco Cecchinato.

El partido respondió a las expectativas generadas por dos jugadores desatados. Si Monfils había asombrado a Nueva York con su juego de contención y contragolpe, Berrettini extendió su crecimiento desde una variedad que el público supo admirar ronda a ronda. Un clásico de los grandes torneos ante una nueva cara en el gran escenario.

La mayor experiencia de Monfils en estas rondas marcó la diferencia en los albores del partido. El francés pronto encontró el ritmo de juego, dominando a un rival que se enrocó en pegar durísimo cada pelota. En esa dinámica de alto riesgo, las piernas de Monfils se encargaron de ir recolectando errores hasta asumir el primer set a su favor.

Acostumbrado a bregar punto a punto en Nueva York, el abanico de golpes de Matteo volvió a brillar. Foto: ATP

El italiano, que supo resolver hasta tres partidos en cuatro mangas durante la primera semana, no se amilanó por haber entregado el primer parcial. Más bien lo contrario. Acostumbrado a bregar punto a punto en Nueva York, el abanico de golpes de Matteo volvió a brillar. Su revés cortado fue una maravilla, fundamental para romper el ritmo de fondo de Monfils.

Cuando Berrettini introdujo múltiples ritmos al partido comenzó a romper la resistencia de fondo de Monfils, un jugador que navega como pocos si recibe agresividad en cada golpe. Así, y alternando la pelota rasa de su revés cortado con la potencia de su derecha y servicio, Berrettini logró ofreció un juego difícil de intuir a su rival hasta controlar la segunda manga. Aunque Monfils llegó a colocarse 2-0, con set y rotura a su favor, la versatilidad del romano terminó igualando el partido.

El equilibrio de fuerzas trajo los momentos más vibrantes del partido. Berrettini consiguió tomar ventaja por primera vez en el Estadio Arthur Ashe, resistiendo contra viento y marea a cualquier situación. El italiano levantó una pelota de rotura para situar el 4-2, aceptó el encendido de las luces a pedido de Gaël y apretó los dientes cuando la amenaza de lluvia hizo cerrar el techo, cambiando por completo las condiciones del partido.

En la asepsia del juego a cubierto, la comodidad del italiano fue en aumento y también las imprecisiones de Monfils. En un juego marcado por las dobles faltas del francés, una colosal derecha paralela de Berrettini hizo saltar por los aires el servicio de su adversario. Con 5-2 y pelotas nuevas, Matteo se encargó de poner el sello al tercer parcial. Su gestión de los ángulos con la derecha fue una clave en el cierre de este set, rompiendo por completo la defensa del galo.

Gael Monfils volvió a quedarse en el camino. Foto: ATP

Que Monfils asume cualquier combate de fondo no es ningún secreto. La desventaja en el marcador pareció espolear al francés, que presionó como nunca a su rival. Tras llegar al deuce en su primer turno al resto, hizo lo imposible en la siguiente oportunidad. Monfils rompió el saque de Berrettini en el juego más largo del partido, insistiendo hasta la quinta pelota de rotura para situar el 3-1. Allí se notó la fe del galo, firmando un 88% de efectividad con primer saque para mantener la distancia y enviar la batalla a la quinta manga.

En esas alturas de partido el drama estaba asegurado. Y la grada asistió a un manojo de nervios. Berrettini tomó ventaja de inmediato y fue el jugador que coqueteó con la victoria. El italiano atravesó todo un vía crucis, porque perdió tres pelotas de partido camino del desempate. Una doble falta le quitó la primera con 5-3 en el marcador. Después, y ejerciendo presión al resto, vio cómo Monfils levantaba otras dos para extender la supervivencia. En el tiebreak, con una gran capacidad de reseteo, la fortaleza del italiano por fin logró alcanzar la meta. Aunque Monfils levantó un cuarto match point con un ace, Berrettini tocó la gloria en Flushing Meadows.

Ahora, y tras dejar una huella tremenda en Nueva York, llegan las rondas más bravas. Gaël Monfils/Matteo Berrettini enfrentará en las semifinales del viernes al español Rafael Nadal o al argentino Diego Schwartzman. Con la copa a dos pasos de distancia, un desafío solo a la altura de los más fuertes en Flushing Meadows.

¿Sabías Que?
Matteo Berrettini es un candidato a clasificar a las Nitto ATP Finals 2019. Al avanzar a las semifinales en Nueva York, el jugador italiano se ha colocado virtualmente en el No. 9 de la Carrera ATP a Londres rozando una plaza de acceso directo para competir en The O2 del 10 al 18 de noviembre. El jugador romano se ha situado apenas a 20 puntos ATP del octavo clasificado Kei Nishikori, que marca el corte para competir a final de temporada a orillas del Támesis.

BELINDA BENCIC DERROTÓ A DONNA VEKIC

Belinda Bencic canalizó su frustración hacia su tenis para superar a la cabeza de serie No.23 Donna Vekic. Foto: WTA

En un cuarto de final tenso en el US Open, la cabeza de serie No.13, Belinda Bencic, canalizó su frustración hacia su tenis para superar a la cabeza de serie No.23 Donna Vekic 7-6 (5), 6-3 y sellar su debut en las semifinales de un Grand Slam en una hora y 40 minutos.

Bencic entró en el partido de hoy liderando el cara a cara 2-1, pero Vekic ya la había derrota en un Grand Slam este año en la tercera ronda de Roland Garros, y un encuentro entre dos amigas y compañeras de entreno que buscaban alcanzar un máximo en su carrera nunca iba a ser sencillo. En última instancia, fue la jugadora suiza cuyo juego de ataque superior le permitió avanzar mientras contaba ocho aces y 20 ganadores con 21 errores no forzados, lo que garantiza un regreso al Top 10 por primera vez desde junio de 2016 en el proceso.

Un juego de apertura cauteloso vio a Bencic y Vekic protegiendo sus propios lados de la pista: aunque las dos solo lograron la mitad de sus primeros servicios, las dos también ganaron más del 80% con él. En consecuencia, ninguna se enfrentaría a un punto de break en los primeros ocho juegos.

No obstante, la tensión se estaba acumulando, y para Bencic, estalló en el noveno juego. Visiblemente irritada por tener que esperar a que personas del público tomaran asiento, la joven de 22 años prontamente sacó dos dobles faltas en un juego irritable, enviando un revés largo para conceder el break.

Donna Vekic.

Pero para su crédito, Bencic no permitió que su estado de ánimo se nublara por mucho tiempo: sacando sus sentimientos, la cuartofinalista de 2014 fue tras sus restos con el mayor entusiasmo hasta el momento para retroceder de inmediato. Una valiente Vekic salvaría tres puntos de set, uno con 5-6 y dos más en el desenlace adecuado de un tiebreak, con dos golpes de uno y dos y un tercer ace, pero a Bencic no se le negaría su cuarta ya que la croata envió un golpe de derecha largo.

El segundo set fue igualmente apretado, pero con el primer set en su haber, fue Bencic quien fue capaz de balancearse más libremente en los momentos más cruciales. La ex No. 7 del mundo pudo superar sus propias oscilaciones: tres dobles faltas en el segundo juego fueron contrarrestadas por una volea de derecha ganadora y un ace para mantener su saque, y usar su repertorio superior desde la línea de fondo para diseccionar gradualmente a su oponente.

También hubo golpes de suerte: un revés que parecía irse a las gradas de un soberbio globo Vekic rebotó dos veces en el netcord antes de caer, y un desesperado resto que se convirtió en una dejada, pero a medida que avanzaba el set, Bencic fue de fuerza en fuerza.

Al final Vekic reconoció la superioridad de Bencic. Foto: WTA

Vekic evitó dos puntos de break en el sexto juego, pero la campeona de Dubai se dio la vuelta para obtener ocho puntos consecutivos y 12 de los siguientes 14, para avanzar 5-3, manteniendo un porcentaje de victorias del 88% entre su primer servicio y redirigiendo la pelota sin esfuerzo alrededor de la pista con Vekic a la carrera.

La finalista de San Petersburgo y Nottingham ha logrado tres victorias desde pelota de partido en 2019, más que cualquier otra jugadora, incluso en la ronda anterior contra Julia Goerges, y una vez más, produjo algo de brillantez con su espalda contra la pared. Sirviendo para mantenerse con vida, Vekic salvó dos pelotas de partido con audaces ganadores de derecha. Sin embargo, fue demasiado poco, demasiado tarde: cuando Bencic continuó presionando para forjar un tercero, fue recompensada cuando Vekic envió otro golpe de derecha larga, su 27 ° error no forzado comparado con 28 ganadores.

Después de ser acosada durante varios años por múltiples lesiones que descarrilaron su ascenso como una adolescente prodigio, una semifinal de Grand Slam tardó mucho en llegar para Bencic, y ella tendrá la oportunidad de ir un paso más allá contra Bianca Andreescu (13).

ANDREESCU DESPACHÓ A ELISE MERTENS

La canadiense Bianca Andreescu se impuso a la belga Elise Mertens. Foto: WTA

La sembrada número 15 Bianca Andreescu de Canadá logró una emocionante victoria de regreso el miércoles por la noche para alcanzar su primera semifinal de Grand Slam, superando a la sembrada número 25 Elise Mertens por 3-6, 6-2, 6-3 en su debut en el US Open.

En la primera reunión entre las combatientes, la joven de 19 años de Ontario luchó contra una Mertens enérgica en poco más de dos horas de juego, convirtiéndose en la primera adolescente en llegar a los últimos cuatro en el evento final de Grand Slam del año desde entonces. Caroline Wozniacki avanzó a la final de la edición de 2009.

Continúa la dura carrera hacia la élite del tenis femenino para Andreescu, que comenzó el año fuera del Top 100 antes de ganar títulos prestigiosos en Indian Wells y Toronto para irrumpir en el Top 15. Andreescu está en una racha ganadora de 11 partidos en general, volviendo a su título en su país de origen en la Copa Rogers el mes pasado.

La adolescente canadiense en rápido crecimiento terminó el partido con 40 ganadores, superando en número sus 33 errores no forzados. A pesar de solo ir 4 de 16 en puntos de quiebre, Andreescu aún pudo superar a Mertens, quien solo pudo romper el servicio dos veces. El belga tuvo una precisión precisa en los golpes de fondo en el primer set, pero terminó el choque con 27 errores no forzados, en comparación con solo 22 ganadores.

Andreescu ahora se enfrentará a la número 13 de Belinda Bencic de Suiza en las últimas cuatro, con la ganadora que disputará su primera final de Grand Slam. Bencic reservó su lugar en las semifinales el miércoles temprano con una victoria directa sobre la sembrada No. 23 Donna Vekic de Croacia.

Andreescu corrió por la cancha en el primer juego para obtener los primeros errores de Mertens, ganando dos puntos de quiebre, pero la belga se mantuvo fresca y se preparó para defenderse de esas oportunidades antes de eliminar un grupo de buenos servicios para cerrar una bodega de servicio.

La jugada acertada de Mertens pagó dividendos cuando registró un ganador de revés en la línea para ganar dos puntos de quiebre propios en 2-1, luego disparó un revés directo a los pies de Andreescu que corre con la red para forzar un error, y reclamar el primer descanso del servicio del partido.

Andreescu estaba en una situación desesperada al servir también en 4-1, cuando tuvo que convocar a un feroz trabajo de derecha para borrar tres puntos de quiebre y obtener un 4-2. Pero Mertens no se inmutó por las oportunidades perdidas, y los golpes de fondo de la belga golpearon pequeños objetivos con precisión. Sirviendo para el set en 5-3, el belga disparó un as para mantener el servicio en blanco para la ventaja de un set.

Andreescu, sin embargo, encontró su rango en el segundo set. Las jugadoras intercambiaron descansos temprano y Mertens utilizó el juego en toda la cancha para evitar dos puntos de quiebre antes de aguantar 2-2 con un ganador de derecha en la línea. La canadiense, sin embargo, usó ese mismo tiro para alcanzar una ventaja de 3-2, luego rompió el set con una ruptura en cero, puntuado con un golpe de fuego para forzar un error.

El golpe de derecha de Andreescu hizo clic al final de la segunda estrofa, cuando golpeó dos ganadores de esa ala en el camino a una ventaja por 5-2. La canadiense cerró el set con otro descanso por si acaso, disparando un ganador de derecha final, este crosscourt, para nivelar el partido en un set cada uno.

Las jugadoras tuvieron una coincidencia de diez errores no forzados en el segundo set, pero Andreescu superó a Mertens por 14 a cuatro, muy lejos del marco inicial, donde Mertens tuvo 12 ganadores por nueve errores no forzados, pero los 11 ganadores de Andreescu fueron deshechos por 14 errores.

Andreescu logró pasar el tercer set completo sin enfrentar un punto de quiebre, mientras que los juegos de servicio de Mertens se habían vuelto mucho más complicados, pero la belga continuó manteniéndose equilibrada, evitando los primeros seis puntos de quiebre de Andreescu de los decisivos.

Pero la canadiense convirtió el número siete de la suerte, rompiendo un monstruoso servicio de revés que Mertens que recortó con su raqueta, atrapando la red y dándole a Andreescu el primer y decisivo descanso del set. En el siguiente juego, Andreescu golpeó un ganador de revés final para completar la alineación de semifinales de singles.

 

Léa también

Denis Shapovalov de 2-1 contra Cilic

Los canadienses Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime encabezan el día inaugural del Western & Southern …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *