Basilashvili y Rublev, en la final de Hamburgo

Nikoloz Basilashvili salvó 16 de 20 puntos de break para ganar a Alexander Zverev en las semifinales de Hamburgo. Foto: ATP

El georgiano se impuso al local Alexander Zverev por 6-4, 4-6 y 7-6 (5), y defenderá su título ante el ruso Andrey Rublev que superó a Pablo Carreño Busta por 4-6, 7-5 y 6-1.

HAMBURGO, Alemania.- Sobrevivir. Resistir. Aguantar. Esas son las palabras que Nikoloz Basilashvili se grabó a fuego para avanzar este sábado a la final del Hamburg European Open. El georgiano, vigente campeón del torneo, superó a Alexander Zverev en una batalla épica de tres horas y 7 minutos, que ganó salvando 2 puntos de partido para seguir adelante por 6-4, 4-6 y 7-6(5).

Basilhasvili, que lleva 9 victorias consecutivas en Hamburgo, consiguió el segundo triunfo de su carrera ante un Top 5 después de batir a Juan Martín del Potro en la final de Pekín en 2018.

Zverev cometió seis dobles faltas en el primer set, y la última le costó el parcial cuando sacaba para poner el 5-5 en el marcador. El alemán, que no pudo convertir las tres primeras bolas de break del cruce, que se fabricó por méritos propios, terminó derrumbándose ante su contrario cuando llegaron los momentos de mayor presión del partido.

Con la inercia de su lado, viento de cara, Basilashvili rompió el saque del alemán y se puso 6-4 y 3-1, a tres pasos de la victoria. Entonces, sin embargo, ocurrió lo esperado: que Zverev firmó una reacción de campeón, propia del No. 5 del Ranking ATP y vigente campeón de las Nitto ATP Finals.

En un parpadeo, un abrir y cerrar de ojos, Sascha recuperó la desventaja para devolver la igualdad al segundo parcial (3-3) y recuperar el terreno perdido ante Basilhasvili, que estuvo muy cerca de poder abrazar el triunfo hasta ese momento.

Así, y continuando con su meteórica escalada, Zverev ganó cinco de los últimos seis juegos disputados para pasar de estar 1-3 a llevarse el segundo set por 6-4, empatando la semifinal y forzando la tercera manga, donde la historia volvió a repetirse, aunque esta vez con un giro inesperado de los acontecimientos.

Y es que Basilashvili se colocó nuevamente 3-1, arrebatándole el servicio a su rival y poniendo la directa hacia la final, pero de nuevo Zverev sacó el as que tenía guardado en la manga. Al igual que en el segundo set, el alemán anuló la brecha de su oponente (3-3) y luego le rompió el servicio para colocarse por delante.

El resto es increíble: el alemán tuvo dos puntos de partido para haberse metido en la final, no los aprovechó, su contrario empató y puso el 5-5, devolviendo de nuevo la igualdad, y el encuentro se decidió en el tie-break, que para Basilashvili.

El domingo, el georgiano buscará defender la corona de campeón que consiguió el año pasado en la tierra batida alemana tras un día de emociones fuertes.

Rublev, a la final en Hamburgo

Andrey Rublev llegó a su última final ATP Tour en Doha 2018. Foto: ATP

El ruso remontó un 4-6 y 2-4 a Pablo Carreño Busta para llegar a su primer partido por el título en 18 meses.

Andrey Rublev intentará conseguir este domingo su primer título ATP Tour 500 en el Hamburg European Open. El ruso derrotó en las semifinales a Pablo Carreño Busta por 4-6, 7-5 y 6-1, pero esa no es la mejor noticia para Rublev. Después de un año complicado, marcado por las lesiones, el ruso jugará su primera final desde Doha 2018 y se garantizará un ascenso importante en la clasificación el próximo lunes cuando se actualice el Ranking ATP, regresando a la frontera de los 50 mejores de la clasificación.

Rublev, que perdía 4-6 y 2-4 ante el español, encadenó un parcial de 8-2 para llevarse un triunfo que vale oro.

Hasta ahora, la experiencia de Rublev en finales ATP Tour 500 es inexistente porque jamás ha disputado una de tanta categoría. Mañana, el ruso tendrá la oportunidad de pelear por un trofeo de esa envergadura, que todavía no figura en su currículo. Su rival será Nikoloz Basilhasvili, el vigente defensor del título, que superó en una batalla de más de tres horas a Alexander Zverev salvando dos puntos de partido para terminar ganando 6-4, 4-6 y 7-6(5).

Carreño Busta rompió pronto el saque de Rublev y mantuvo sin problemas la ventaja, hasta que llegó la hora de sacar con 5-4 por el primer parcial. Ahí, el ruso se procuró 3 pelotas de break que habrían devuelvo la igualdad al cruce, pero el español las salvó todas para terminar anotándose esa primera manga, dando un golpe encima de la mesa.

A Rublev no pareció afectarle que su oponente abriese terreno entre ambos porque le arrebató el servicio en el comienzo del segundo parcial para mandar 2-0. Entonces, Carreño Busta le devolvió rápidamente la moneda y puso el 2-2, impidiendo momentáneamente que su oponente se marchase en el marcador y forzarse un tercer parcial poco favorable para sus intereses.

En consecuencia, Carreño Busta se hizo con un valioso break para colocarse 4-2, muy cerca de la victoria. Entonces apareció la reacción de Rublev, que le arrebató el saque a su oponente cuando el español servía por la victoria y empató la semifinal ganando el segundo set.

En el tercero, con la inercia de cara, Rublev fue un vendaval que se llevó por delante a su rival para terminar siendo el vencedor de una tarde que refuerza su confianza tras un curso complicado en el que ha pasado por varios problemas físicos que le han impedido desplegar su mejor versión.

El domingo, en Hamburgo, el ruso tiene la posibilidad arrebatarle la corona al actual campeón del torneo y colocar el primer trofeo ATP Tour 500 en sus vitrinas.

 

Léa también

Paolini logra épica victoria sobre Kasatkina

La esperanza italiana Jasmine Paolini logró una desafiante victoria en la primera ronda del Palermo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *