¡¡Zvonareva y Clijsters, a la final!!

La rusa Vera Zvonareva y la belga Kim Clijsters se calificaron para disputar el título del US Open 2010. Clijsters es la campeona del 2009. Foto: usopen.org
La rusa Vera Zvonareva y la belga Kim Clijsters se calificaron para disputar el título del US Open 2010. Clijsters es la campeona del 2009. Foto: usopen.org

* La rusa (7) eliminó a la máxima preclasificada del US Open 2010, la danesa Caroline Wozniacki, en dos sets por 6-4, 6-3, en tanto la sembrada 2, Clijsters dio cuenta de Venus Williams, sembrada 3, por 4-6, 7-6 (7-2), 6-4.

Flushing Meadows, Nueva York.- Vera Zvonareva, la menor de las cuatro sembradas en las semifinales femeninas del US Open 2010, sorprendió en dos sets a la máxima preclasificada, la danesa Caroline Wozniacki, para avanzar a su segunda final consecutiva con score de 6-4, 6-3, en menos de 90 minutos.

La jugadora más constante del verano, como normalmente es Wozniacki parecía debilitarse bajo la presión de las expectativas de que iba a avanzar a la final y quizás ganar su primer Grand Slam. La danesa, que había rayado a través del sorteo, sin perder un solo set, cometió la friolera de 31 errores contra apenas 13 ganadores.

Zvonareva fue mucho más constante, con mayor fuerza empujando a Wozniacki alrededor de la cancha con golpes de fondo plano, profundo y sacó provecho de los errores sorprendentes de su oponente.

“Fui paciente y agresiva”, dijo Zvonareva, que celebró su 26 cumpleaños el martes. “Con esas condiciones de viento tienes que jugar a veces feo, ya sabes. No tiene uno que esperar para jugar su mejor tenis”.

Inesperadamente, Wozniacki no opuso demasiada resistencia. En el primer set, Wozniacki realizó una inusual cantidad de 16 errores no forzados – la mayoría de los que había sufrido en un partido entero cuando tenía 18 años. La danesa inmediatamente enseñó su mal juego con el primer servicio, cometiendo tres errores y, a continuación se rindió a un descanso la siguiente vez que se acercó a la línea.

“Cometí algunos errores que no suelo hacer”, dijo Wozniacki. “Fue un día duro para mí. A veces pasa eso en el tenis”.

Cuando ella estuvo abajo rápidamente 1-3, Wozniacki se mostró molesta y no ocvultó su frustración con la raqueta.

La ruptura de Zvonareva para capturar el set fue con dos voleas fáciles para una ventaja de 6-4.

El segundo set fue aún más sencillo para Zvonareva. Ella siguió manteniendo a Wozniacki con la guardia baja y se negó a dejarla entrar en el partido, obligando a un aluvión de errores desde la línea de base y la débil devolución del servicio. La rusa ha sido más conocida por la fragilidad en la cancha de fortaleza mental, pero hoy se mantuvo firme e incluso implacable en el envío inestable de  Wozniacki.

Zvonareva sirvió bien a lo largo del partido y regresó, rompiendo a Wozniacki cuatro veces.

Zvonareva y Wozniacki había ganado cada una dos de sus enfrentamientos anteriores, aunque en su última contienda en Montreal, la danesa ganó con facilidad, 6-3, 6-2.

Wozniacki, sembrada uno del torneo ante la ausencia de Serena Williams, muchos no estuvieron de acuerdo, pero su victoria convincente sobre Maria Sharapova en la cuarta ronda había convencido a muchos y tuvo una creciente cantidad de fans en Nueva York.

Zvonareva alcanzó su primera final de Grand Slam en Wimbledon a principios de este año, donde perdió ante Serena Williams (pero derrotó a Kim Clijsters en el camino).

En la primera final del Abierto de EU, ella se enfrenta ahora a Kim Clijsters, que venció a la estadunidense Venus Williams, sembrada tres por 4-6, 7-6 (7-2), 6-4, y Zvonareva será nuevamente la más débil.

“Mañana será otro día y tendré que salir a dar lo mejor de mí otra vez. Eso es todo”, dijo Zvonareva.

“Sé que si lo hago, si estoy jugando bien, puedo ganarle a cualquiera”.

Clijsters buscará revalidar el título

Por su parte, Kim Clijsters, sembrada dos y defensora del título, eliminó a la estadunidense Venus Williams, sembrada tres, en duelo que se resolvió a favor de la belga por 4-6, 7-6 (7-2) y 6-4, en 2 horas y 23 minutos.

Clijsters sumó así su vigésima victoria consecutiva en el torneo, donde ha jugado la final en sus tres últimas apariciones, ganando en 2005 y 2009.

La europea ya había ganado sus últimos cuatro partidos ante Venus, el último de ellos con facilidad en la final del Masters de Miami por 6-2 y 6-1, pero en este tuvo que sobreponerse a la pérdida del primer set, en un duelo muy igualado.

El primer set fue sumamente equilibrado. Las dos mostraron mucha solidez con su servicio y sólo hubo un punto de ruptura en toda el primer set, mismo que aprovechó Williams para llevarse el parcial tras 35 minutos de juego.

El segundo set fue de mayor tensión y eso provocó que se registraran varias fallas y ambas fueron irregulares, si bien fue la belga, la que llevó siempre la iniciativa en el marcador.

Cijsters tuvo 3-0 y luego 5-2, pero Venus Williams, impulsada por los más de 20.000 aficionados de Arthur Ashe STadium ofreció gran resistencia y se dicidó en un tie-break. Venus se cayó en el desempate y fue víctima de sus errores, con dos doble faltas seguidas y fallando un ‘smash’ aparentemente fácil que permitió a Clijsters cobrar una cómoda ventaja de 6-1 para apuntarse el set.

En el set definitivo de nuevo la segunda cabeza de serie cobró ventaja por 4-2, pero de nuevo Venus se recompuso logrando igualar, aunque un nuevo ‘break’ de la belga en el noveno juego tras un globo de revés perfecto resultó ya definitivo para la suerte del partido.

Gracias a ese quiebre, Clijsters sirvió muy bien para quedarse con el juego y derrotó a Williams.

La belga busca ser la primera mujer que defiende su título con éxito en el US Open, desde que Williams lo hizo en 2001.

Léa también

Denis Shapovalov de 2-1 contra Cilic

Los canadienses Denis Shapovalov y Felix Auger-Aliassime encabezan el día inaugural del Western & Southern …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *