Talavante salió a hombros en Guadalajara

El primero de Alejandro Talavante fue un toro que se acabo pronto y con el que el extremeño anduvo muy por encima de su enemigo.
Al segundo toro Talavante lo mató de una estocada entera en todo lo alto y le fueron concedidas las dos orejas.

* Cuatro orejas esta tarde en el Nuevo Progreso de Guadalajara; Zotoluco, una; Alejandro Talavante, dos; y Sergio Flores, una.

Ante casi media plaza, se llevo a cabo la cuarta corrida en la plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, donde se lidió una corrida de la ganadería de Marrón, bien presentada y buena en términos generales.

El Maestro Zotoluco no afloja el paso y continúa con la buena racha de triunfos en todas las plazas donde se presenta.
El Maestro Zotoluco no afloja el paso y continúa con la buena racha de triunfos en todas las plazas donde se presenta.

El Maestro Zotoluco no afloja el paso y continúa con la buena racha de triunfos en todas las plazas donde se presenta.

Con su primero, un toro que no término de romper, le realizó una buena faena por ambos pitones, sin embargo el de Marrón se acabó pronto y Zotoluco lo despacho de una estocada entera ligeramente caída, y fue ovacionado.

A su segundo, le cortó una oreja de mucho peso, por una faena plena de maestría y garra, ante un astado que tenía mucho que toreársele.

Eulalio dejo ver la disposición que siempre le ha caracterizado, y el gran oficio que tiene, tirando de su enemigo con ambas manos para rematar la faena con tres cuartos de estocada en todo lo alto que fue suficiente para que el de Marrón doblara y el juez le otorgará una merecidísima oreja.

El primero de Alejandro Tal avante fue un toro que se acabó pronto y con el que el extremeño anduvo muy por encima de su enemigo. Se puso pesado con la espada, y su labor fue silenciada.

Se superó en su segundo, un toro muy noble al que Alejandro le realizó una faena con el sello de la casa, series muy ligadas con ambas manos, que pronto hicieron estallar los tendidos del Nuevo Progreso.

Lo mato de una estocada entera en todo lo alto y le fueron concedidas las dos orejas.

Sergio Flores se topó con el mejor toro del encierro de Marrón, un toro bravo, noble y con recorrido, al cual entendió a la perfección y toreo con temple y largueza por ambos pitones.

Lo mato de pinchazo y estocada y le fue concedida una oreja.

Al sexto de la tarde, aunque tuvo nobleza le pesaron los kilos, y Sergio se vio con mucha disposición y ganas de agradar. Lo mató de una estocada trasera y contraria y una estocada entera y escucho palmas.

Al término del festejo Alejandro Tal avante salió a hombros.

Léa también

El Bardo de la Taurina

 VERDADES QUE NO ESTÁN VERDES No quiero sonar dramático, bueno quiero sonar como sea, si …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *