Letras en Puntas…

México y anexas… las Bardianas!!!

ARRANQUE DE TEMPORADA

Enrique Ponce.

Que odiosas son las comparaciones, máxime cuando no hay puntos pa’ hacerlas pero lo que sí es inevitable es el subrayar algunas diferencias entre aquellas primeras temporadas y ésta, siendo la más relevante que los seriales de antes, eran dados por un empresario a diferencia de que hoy los da un consorcio que entre sus ramificaciones tiene la de industrializar la Fiesta Brava.

Por supuesto que viendo  las bajas entradas que los promotores han provocado, parecería ser como si el dar festejos fuera algo del otro mundo, cuando el quick del asunto es que no queremos ver que esto es como los actos de ilusionismo que monta David Copperfield, donde la gente nunca sabe cómo los realiza. Hoy algo es innegable que las matemáticas financieras, comerciales y fiscales, en el armado llevan más peso que cualquier otro aspecto, además de que esto tiene lógica, cuando la estocada siempre es metálica, sin importar la forma, es decir; lo taurino es un giro, mas no un objetivo, de ahí que nuestro  nuevo libro vaya sobre ese surcar los laberintos agrios de este entramado  en él que quedarán al descubierto los cómo, los porqués y los nombres de todos los tornillos y las tuercas. En las páginas de esta obra un común será la temática, lo descarnado de hacer Fiesta en México, se habla siempre de los colores de la Fiesta que si los tiene, pero también tiene mucho de invisible, de barreras de humo, nula trasparencia, poco de pureza y mucho de cuello blanco, (no entraré en detalles pa’ no meterle un autogol al libro que creo verá la luz bajo el nombre de “Calvario’le”), se revelará cómo se hace la sopa, pero sobre todo se le meterá espada a cómo en la cima se mira el negocio que siempre será global, corporativo, incluyente y a esto me refiero que una corrida desde la más insignificante, si es que a alguna se puede calificar, es dependiente de las demás ramificaciones de la holding, o casa matriz u oficina central.

El boss del consorcio que sea, siempre irá por la conquista de la cruz que es el signo de sumar y los jefes en la degradación del organigrama, a fuerza de ser sinceros, creen que el sumar se obtiene con el restar y por ello persisten en comprar carne blandengue e inmadura, engañadora, proveniente de determinadas ganaderías plenamente identificadas con la bendición de la bravura o sea con la puesta de agua que da como resultado  el rebaje ese pa’ el que la gente ya no compra tickets porque los toros que no son bravos, con edad y trapío no venden hoy en día y aunque el calzador sea aceitado la maroma no deja de ser fraudulenta y por ello no les queda otra que tapar el ojo al macho ¿Cómo?, capeando en huevo lo substancial.

Por eso la promotora se mete bajo las enaguas de la cantaleta; de que los españoles la someten poniéndole la bota en el cogote, el problema es que en esto como en la vida habría que ser muy fregón pa’ lograr darle gusto a todos, ¿y en el mejor de los casos a quien se le va a dar gusto? a los neo anarquistas que por purititititito exhibicionismo quisieran ver al torero más odiado de México, Enrique Ponce, al que no le soportan su guapura, su majeza, su percha y como se la van soportar, si aquí la línea que rifa es la de los nopales y la tunas. A ese torerazo, figura, maestro de su época lo quieren medir con los Piedras Negras, ¡híjole mis cuates! mejor ni le busquen porque el de Chiva  si se lo propusiese, que no lo va hacer por decente y respetuoso, podría acabar con el mito y después de que los doblegue se podría dar el lujo de acercarse a la barrera y pedir que le den unos terroncitos de azúcar pa’ dárselos en sus hociquitos ¿y luego en que se van a entretener ustedes?, ¡no se acaben el pomo! si estamos chupando de lengüita.

Otra causa por la que no hay que írseles despiadadamente a la yugular a los tornillos de la operadora, más allá de sus torpes gustos (ante la vista de los de afuera) a la hora de formar carteles, que la verdad ahí si la derraman muy seguido aunque quede la duda ¿por qué razón?, porque pa’ mí que no son tan, tan… como mucha gente piensa que lo son, y si creo que en el armado de los carteles, casi siempre anda un gato suelto, amén de que  busque hasta por debajo de las alcantarillas hace añísimos que no sale un torero non,  sin dejar de reconocer que como manipulan a su antojo, les vale un bledo lo burdo  del pandero,  pero como sea el consorcio del que se trate les da y les sobra pa’ hacer fiesta, pero no Fiesta Brava, bueno hasta Fiesta limosnera que es esa que andan endilgándole en que se le apoye yendo a la Fiesta y todavía peor, no falta quien diga que a la Fiesta se le apoya comprando un boleto, ni que estuviéramos frente a la colecta de la Cruz Roja que esa si necesita apoyo, y solo preciso preguntando a los “monaguillos del apoyo”, ¿ustedes creen que Francisco de Goya, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Fernando Botero, García Lorca, Agustín Lara se pasaron toda su vida yendo a las corridas de toros? ¡Claro que no! y por supuesto que lo que hicieron estos taurinos por la Fiesta, no tiene ni punto de comparación con todos los apoyadores juntos que compran su boletito hoy en día, No mameyes que son perones… que vayan a plancharse las nalgas a la plaza, a quien se le dé la gana y con eso de todas maneras no van hacer que la promotora o empresa sea ni mejor, ni peor que otras que ha padecido la Plaza México.

La Toreada, 1ra. de la temporada

Nada que escribir,  a casa… Bueno si dar la En Hora Buena  a los ejecutivos, de la promotora que no retrasaron la corrida con el anticuado arreglo floral, ni con flores pa’ los toreros aunque las consabidas calaveritas, fueron obsequiadas desde el palomar.

Léa también

El Bardo de la Taurina…

EN LOS TOROS ¿FUNCIONAN LAS REDES SOCIALES? Hace unos días en ‘Au Pied de Cochon’, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *