Letras en Puntas…

Hilda Tenorio.

HILDA TENORIO, ABOGADA Y MATADORA

México y anexas… las Bardianas

La tomo en la mirada del tiempo de aquella noche de Voces de luces que nos hizo favor de visitarnos en casa la matadora irradiando ternura, seriedad y una mirada muy Tenorio muy de ella dice mucho con pocas palabras, veía fotografías, carteles y pinturas taurinas, en algunas se detuvo y como abogada que lo es, indagó lo preciso sin esperar una audiencia, la noté antojadiza a la hora de las Quecas, las de flor de calabaza, las de rajas y las de papa con chorizo, vinieron los recuerdos de Morelia y las remembranzas de los esfuerzos y logros que la llevaron a conquistar una alternativa universitaria, no retengo en la memoria si en algún momento hablamos de toros. Creo que no, su cultura da pa’ mucho más.

Al pasar el tiempo un reencuentro en el atrio de la Iglesia de San Jacinto en el señorial San Ángel, fue aquella noche de seda blanca y azares en la solapa, cuando unían sus vidas el hombre sabio de la tauromaquia, el Lic. Eduardo Maya Lora y la mujer que la verdad la escribe con mayúscula Miriam Cardona de Maya y por eso ambos dos marcan diferencia, era evento de Puerta Grande festiva y elegante.

Hilda lucía e irradiaba finura, tuve el gusto de presentarle al legendario matador regiomontano Raúl García, el indultador de “Comanche” entre otros bureles, ambos sabían de ellos más no se conocían entre sí, ahí los dejé, porque los toreros chanelan de manera diferente, porque son diferentes a los mortales comunes y corrientes por eso no entendemos que se juegan la vida al águila y sol y menos comprendemos, que sienten al hacerlo son seres –que arriesgan la vida en un lienzo de fiesta y color…- (Guadalupe Trigo)

Creo nunca haber escrito sobre la matadora Hilda Tenorio, a la que sin comprenderla la respeto profundamente y valoro hasta donde no me da el entendimiento, hoy ante la tragedia reconozco que en la inercia de la desgracia todos y todas son “Tenoristas”, pregunto a ellos entre las pausas del rosario de las pasiones que es en el que rutinariamente transita la matadora ¿han cogido alguna vez el teléfono simplemente pa’ saludarla?, para ver cómo anda la moral, ¿alguna vez le han mandado una cestilla de frutas?, si no lo han hecho pues acongójense, porque creo que no hemos dimensionado por lo que está pasando, incluso no sé si ella misma lo sabe.

De lo que hemos visto a través de las imágenes, algo nos debe quedar claro, por más rabiosamente que las plazas estén vacías alguien siempre tendrá su Derecho de Apartado y tarde a tarde ahí está, es la muerte y por otro lado su contraparte la suerte.

Hoy estamos ante un caso de supervivencia que por cosas del destino, de la pronta atención de los médicos y por la destreza de los cirujanos,  han forjado un milagro de esos que sólo se dan una vez en la vida entre un millón de personas, lo cual en el caso de la matadora Hilda, irá a partir de hoy  por la vida con el escapulario de sobreviviente, lo que siga solo será decisión de la afortunada dama y de lo que la vida le permita, que hasta ahora ya le ha permitido demasiado y me voy con una cita que le escuché decir al periodista Don José Fonseca -La suerte, es cosa de talento-.

Respetuosamente mujer de seda y oro… usted ya se ganó un lugar en los libros de la historia, ahora que aún hay tiempo, viva en el remanso y cierre los oídos a quienes le desean verla volver a los ruedos… porque ellos al toro más cerca que han visto es al de la incoherencia, ahora que como es usted, solo le deseo que la luz la ilumine en el más amplio de los sentidos.

México Taurino pide imperiosamente la presencia de un líder o lideresa, un ser pensante, fresco, con nuevas ideas, con academia que vea limpiamente por la Fiesta Brava, por sus toros, por sus toreros, por su afición, por sus artistas pintores y escultores, cantantes y poetas, escritores y periodistas, maestros y conferencistas, bueno como será la cosa de patética  que ni siquiera existe en las redes un sitio del aficionado,  ofrézcanos su mano pa’ entregarle la sortija de ese guía, que repito tanta falta está haciendo para dejar de ser el gremio  de Juan Pirulero en el que ya no sabemos ni a que apuesta la fiesta.

¡Suerte!!!

¡Ya estuvo Anti taurinos!!!

Los depravados que llegan hasta el maridaje con los animales por pensar lo mínimo, pues sino como entender que el día de Navidad a las afueras de un templo vi con asombro, como una señora llevaba una cangurera, en la que a través de una cobijita asomaba su trompa y sus orejillas una perra chihuahueña, la persona al ver mi cara de asombro y sin que yo exclamase y menos preguntara nada  me dijo; -Mi nena también tiene derecho igual que el Niño Dios a ser arrullada-¡Ay mamá! ¡Báilame la Sandunga!

Esos anti taurinos  han tomado la situación presente para desahogar en contra de la torera lo más bajo de su podredumbre para la que no existe el antídoto del respeto.

Estas sectas que han llevado el odio por los toreros hasta el desbordamiento social, lo hacen porque los grupos taurinos y muchos a título individual, no saben otra que la de “No les provoquemos, no les respondamos, demostrémosles que somos Gente Decente”…que gente decente ni que nada!, decentes deberíamos de ser pa’ no acudir a las plazas de toros con el objetivo de embriagarnos hasta el vómito haciéndoles con ello el caldo gordo a los industriales de la fiesta, decentes deberíamos de ser pa’ no inculcarles a nuestros hijos la falta de educación y peligro que implica el lanzar almohadillas al ruedo, decentes deberíamos de ser pa’ no permitir que nos den gato por liebre y muchas veces manipulados los pitones, decentes deberíamos de ser pa’ exigirles a los toreros que se empleen al cien, decentes deberíamos de ser pa’ no andar engañando a los niños con que se van a ser figuras jugando al toro, ¿o solo les estamos creando afición?, decentes deberíamos de ser’ pa no atacar a los empresarios libres que hacen fiesta con su pasión y su dinero ganado a pulso que además esos mecenas van a ser los únicos que harán  fiesta privada, cuando  ya las otras lápidas estén lacradas, decentes deberíamos ser pa’ aceptar que fuimos incapaces de defender la fiesta cuando lo debimos de haber hecho y no ahora que está agonizante, decentes deberíamos de ser pa’ alzar la cara y escupírsela a los enemigos externos de la fiesta, que por cierto ya es tiempo de sopesar cuáles le han hecho más daño, incluyendo  a los que  aplaudimos como focas porque nos enjareten “su” Fiesta Brava la de las mil componendas cuando lo que hacen es ordeñar la ubre.

Más cómo en esta ocasión están identificados con nombres propios, apócrifos, seudónimos tras las redes sociales quienes han lastimado y agredido a la torera  y a la Fiesta pues a título personal les correspondo con la misma moneda anti taurinos “¡Vayan y chinguen a su madre!”.

 

Léa también

Letras en Puntas…

ARMANDO LANDÍN-MIRANDA  SE LLEVÓ LA TARDE México y anexas…las Bardianas Hay semanas en que uno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *