Letras en Puntas…

Morante, Ponce y El Juli. Foto: Excelencia Deportiva

TIENEN USTEDES LA RAZÓN

México Anexas… Las Bardianas

Independientemente del resultado que se haya registrado en el cartel que se celebró el sábado reciente, que en el tiempo real es pasado durante la feria de San Marcos 2019 de Aguascalientes, México, a quienes nos hacen favor de leernos que ya en el costal son muchísimos pues rebasan los veinte medios, todos independientes y profesionales (¡Gratitud!) lo que les interesa saber es sin duda ¿Por qué un cartel que tenía todos los ingredientes básicos para un mole de arte, lo guardaron o redujeron a un guiso de caldillo?

Sin que como seguramente diría la mexicana Daniela Soto-Innes quien recientemente fue galardonada con el premio World’s Best Female Chef 2019, a la mejor chef del mundo ambos son suculentos, más cuando hay caviar sobre la mesa, no se le debe más que combinar con lo de su especie citar: El Caviar Almas criado en el Mar Caspio  cuyo kilo alcanza los 25,000 U.S, el Caviar Asetra Imperial el del terno ambarino, el Caviar SOS Beluga muy intenso en su sabor como en lo grisáceo de su color, lo que quiero decir que siempre los del arte deben de ir con los del arte. Por cierto y a manera de breviario señalar que en de Caviar House & Prunier que es la distribuidora master del Caviar Almas allá en el barrio de Picadilly en Londres cada año se lanza una campaña en base a pinturas originales y específicas que serán exhibidas en las latas y frasco que resguarden el producto del  rey de los esturiones.

Guillermo Capetillo por única y última ocasión en su vida en esos lares, fértiles, aromáticos y arropadores, pa´ la ocasión del adiós que además pudo haber sido la última de las últimas, todo estaba dado pa’ ello, pues el son al estilo Guadalajara con el toro grandote, bravucón ¿quién sabe si Capetillo se lo baile?, una regiomontana muy norteña será casi infranqueable y la Plaza México  si es que viene, no creo que vaya a ser como pa’ llevar las hojuelas y la miel,  José Antonio Morante de “Beluga” el manjar más codiciado de todos los mares y de todas las tierras, de todos los alberos y de todos los altares pues no hay uno solo donde no sea venerado, aunque como el Santo Niño de Atocha, también es  polémico.

El tercer espada forzosamente pues contra la lógica no se puede ir tenía que haber sido otro de esa línea, que por razón natural o coherente no era otro que Jerónimo que cierto es, siendo quisquillosos, un torero a la mexicana, con arte, o recurrir a los matadores ibéricos Javier Conde o José Garrido ¿Entonces por qué haber completado el cartel con quien lo hicieron? La grandeza existe en todos los rubros, como el arte máximo de un empresario es armar carteles con arte que no es lo mismo que carteles de arte, vamos al ejemplo; usted jamás verá anunciado un mano a mano entre la sinfónica de Londres y el Mariachi Vargas de Tecatitlán, como tampoco nunca vimos en el mismo cartel a María Callas con Lucha Reyes, no quererlo entender así es cómo negar que las manzanas deben de ir con las manzanas, una gran oportunidad que dejaron pasar  esa franja de sujetos que arman carteles extraviando la sagrada regla del respeto por la esencia que es la de las pócimas taurinas, bueno lo que hicieron hasta económicamente les resultó chipotudo, porque ya con los caviares sobre la mesa, ¿pa’ que meter sin ninguna necesidad a uno que no  embonaba, lo que no lograrían ni yendo a bailar a Chalma.

Y como a estas alturas ya me estarán mandando a tiznar a mi madre y sin afán alguno de buscar una justificación, yo le invito a usted a que me saque de mi error cuando aseguro que México es un país fértil en torería, pero siempre encajonada y rebosada muy específicamente en determinados cajones entre los que están los de pegapases, los valentones, los técnicos, los valientes, los guerreros, los todoterreno, los bulliciosos, los enjundiosos, los del temple, los de personalidad, los de a la mexicana, los de a la campirana,  los de la jornalería, los del troquel, los gitanos, los pintureros o de pincelazos, los voluntariosos, los tremendistas, los poderosos, los cuña, los disparejos y ha habido un grupo que no están en los cajones a los que me he referido ellos en la historia están guardados en estuches de seda y oro en la joyería del arte ahí encontramos nombres de matadores  todos dones como Silverio Pérez, Alfonso Ramírez “El Calesero”, Fernando de los Reyes “El Callao”, Manolo Martínez, César Pastor, Rodolfo Rodríguez “El Tahonero” y hoy…

Y para reforzar esto, enfáticamente asiento que en la fiesta brava el arte siempre lo será el espíritu puro e inmaculado de los bordadores de la fantasía que son los hacedores del arte por el arte, por eso un día Manolo nuestro Manolo dijo; El arte soy yo. Y no han de estar tan errados en esto los siempre respetables ibéricos quienes tienen fundado su religión taurina en la divina providencia del arte que en sus tres ángulos la soportan los maestros Enrique Ponce, José Antonio Morante de la Puebla y José María Manzanares acompañados por el poderío de Julián López “El Juli”.

Léa también

Letras en Puntas…

AUNQUE MAL ME TRATEN México y anexas…las Bardianas Recuerdo que desde la calle de Kansas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *