Letras en Puntas…

Joaquín Gallo.

LOS ATROPELLOS DE LOS HERMOSOS, FUERON ATROPELLADOS

México y anexas…

Las Bardianas

Quien no quiera comprender que una cosa es el toreo como debería de ser y otro lo es el que se ve en los alberos, el que por la propia naturaleza de los mismos es como el tiempo, el que solo como mera excepción se construye con verdadera solidez, la que hay que decirlo, casi nunca resiste los embates y por ello siempre la propia vida, es un río de oportunidades en el que quienes se hacen de ellas se asumen como los todo poderosos, que no admiten en sus moléculas algo más que no sea lo proveniente de su propia esencia, tal lo es en el arte del rejoneo donde lo hermoso de físico, de maniobra, no concuerda con lo horrorosos de sus hilos que son el arma más poderosa que mueve el titiritero Pablo Hermoso de Mendoza.

Ayer que por horarios en México fue domingo, en la que debería de ser  la recién inaugurada feria más pujante, brillante, atrayente y provocadora de orgullo, que lo es la llamada Feria Internacional de Caballo, la que se realiza en Texcoco, ese territorio que hace unos meses perdió toda ilusión por convertirse en un cetro de la pujanza y el desarrollo,  lo cual se les fue arrebatado de las manos con el aborto dramático y caprichoso, incomprensible y absurdo de la  cancelación de la construcción de una de las más sólidas plataformas para el ascenso de todo el país al primer mundo, el que se daría con la terminación del Nuevo Aeropuerto de Ciudad de México.

Ahí en ese Texcoco que es ventana colindante con la capital y donde también se asienta una de la mancha humana más grandes del país que lo es el municipio de Netzahualcóyotl a la que se le une millones y millones de habitantes, lo que debería de ser una supuesta garantía para que la Plaza de Toros Silverio Pérez, se viera colmada de bote en bote cada que se anuncie que va a sonar el clarín, lo cual en este país ya casi no sucede y mírese que estos dos días a la materia prima que es el ganado no se le debe dar penitencia, el festejo inaugural será recordado con el que el quinto de la tarde le partió las carnes al torero de la tierra Rodrigo Cepeda “El Breco”, ¿Por qué le sucedió eso? pues porque cuando los toreros tienen hambre, ambición, enjundia, determinación y valor por ser alguien dentro de la Fiesta Brava se  entregan con apasionada entrega y los toros en una de sus facetas les entregan cornadas y eso fue lo sucedido un torero arrojado y un toro entero en la danza de la sangre, que también es la de los elegidos pues quienes van en  buscad el camino de la gloria son solo los bendecidos con la voluntad de los guerreros.

El cartel cumbre de la feria se dio ayer Pablo Hermoso de Mendoza y su heredero al que francamente no nos hemos grabado su nombre pero creo que le dicen “El Junior” aunque más precisamente debería de ser el cómplice del padre y es que además lamentablemente prácticamente todo en el entorno de Hermoso de Mendosa o es de complicidad o de sumisión y hasta de fraude, ¿pero qué necesidad siendo el mejor del mundo?, en el mismo cartel se anunció al atrayente “Torero Charro” Joaquín Gallo, pero bueno siendo una Corrida de puros rejoneadores, en donde también encajo un bullidor azteca que lo es Luis Pimentel y ahí les va amigos de España y de todo el mundo taurino un intento de cronología de cómo está la vergonzosa fiesta mexicana, cuando en ella interviene el clan de o cartel de los Mendoza.

Siendo el festejo primeramente debió de haber actuado Pablo Hermoso de Mendoza, seguido del alternativado Luis Pimentel, luego Joaquín Gallo, seguido de quien ahora veo se llama Guillermo Hermoso de Mendoza, estos dos últimos torero sin alternativa, y en quinto y sexto lugar repetirían los de alternativa, para esto previamente en conclave el clan decidió que abriera Joaquín Gallo y siendo así debió de cerrar “El Junior”, previo a ello el sorteo se debió de haber realizad como lo indica la lógica, toros con toros y novillos con novillos, lo cual no se hizo así, dado que un novillo llego con una nube en un ajo y a producto de gallina obligatoriamente se lo encajaron al Joaquín Gallo, salió el animal que por el defecto físico no veía y de salida se estrelló en las tablas saliendo del encontronazo descoordinado, en pocas palabras estábamos ante una animal de origen imposibilitado pa’ ser lidiado preguntas.

¿Por qué el ganadero incluyo un toro no apto para ser lidiado?, ¿Por qué la empresa compro un novillo con un notorio defecto?, ¿Por qué el juez Gilberto Ruiz Torres a ojos cerrados no lo rechazó, y ¿por qué el clan de los Hermoso de Mendoza se lo enjaretó a Joaquín Gallo? Sin sortear, luego con una tibieza que daba hueva y ante el tsunami de protestas el novillo fue devuelto, lo cual no se logró pues los cabestros brillaron por su ausencia, como un recurso trataron de lazar desde el callejón al novillo sin éxito y como por embrujo salió Joaquín Gallo y habilidosamente y poniendo en riesgo sus integridad y la de su caballo de un guadañazo pasaportó al lisiado, lo procedente hubiese sido ya que el novillo había sido cambiado que inmediatamente saliera el sustituto, lo cual no sucedió hasta después que el “Junior” sacó otro novillo y otro pa’ entrenarse de cara a su flamante alternativa que próximamente tomará en Sevilla.

Casi cuatro horas después de que todo había comenzado incluidas las escalofriantes pegas de los forcados, Joaquín Gallo salió a anunciar que regalaba un novillo, lo cual hizo pensar al público que la empresa se hizo ojo de hormiga con la sustitución, ¿o que el propio rejoneador o algún mecenas tuvo que pagar un novillo de regalo?, el caso es que este “Rejoneador Charro” es imán para el metal y la gente se chutó todo el rosario de anomalías y atropellos esperando ver la actuación del rejoneador del presente y del porvenir, ¡ojo! ahí hay un filón de oro en atracción, porque después de los petardos con lo rejones de muerte que pegaron el padre y el hijo era como pa’ que la gente se hubiese salido de la plaza, lo cual no sucedió.

Apareció ‘Texcocano’ de una ganadería que pudo haber sido Montecristo o Julio Delgado ‘Ya agárrate mi chata que hay te voy, hasta hacer que cruja el petate’, en lugar de Gallo nos salió un León son sus suertes del sarape, el torear a pelo, las banderillas precisas, el corazón ardiendo, los sones del pasodoble “Silverio” atronando en el espacio, ‘torero, torero, torerazo…’, miles de pañuelos en seda blanca  en el graderío cual pétalos de alcatraz en primavera, maravillaban a la gente con la obra de arte en ellos estampada brotada de la fresca feminidad de la pintora ‘Marusia’ a la que también hay que seguirle la huella, las cortas de lujoso papel áureo fueron el preámbulo a que a que la hoja de peral salida de las manos artesanales del maestro “Vale” el rey de los aceros del bravo Tepito, se fuera introduciendo en las carnes de un novillo forjado por un “Carro Torero”.

Más odas, más palmas, la gente en salto de marabunta a la arena pa’ las volandas del caballero elegante y educado que con el orgulloso par de peludas, complació a la gente que ahora quería fotografiarse tocar al torero, invitarle una chela (caña) en el graderío, las guapas pedían besos del torero que circundaba los tendidos dando entrevistas, sonrisas y orgullo de saberse un triunfador, como hombre, como rejoneador y como mexicano, la noche se cubría de estrellas, y en las entrañas de la plaza el jinete compartía una guajolota, con los cubeteros mientras al pendiente del embarque rumbo al rancho, al arropo de aquel hombre del pueblo que dijo –Hermoso trajo 27 caballos y Joaquín trajo 3 dos para torear y uno pa’ que aprenda, y eso le bastó pa’ decir aquí sólo mis chicharrones truenan.

 

Léa también

El Bardo de la Taurina

MAGIA, DUENDE, MAESTRÍA Y SELLO En referencia a lo que de Diego San Román, en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *