Letras en Puntas…

Plaza de toros Las Ventas.

ESPAÑA EN TORERIA INALCANZABLE

México y anexas…

Las Bardianas

En esta tierra en la  que hace quinientos años, por estas fechas, ya habían puesto las botas los aventureros españoles, los que en esos momentos y en los subsecuentes, entre las muchas cosas que fueron trayendo, sin duda la principal lo fue una forma de comunicarse diferente a las varias que aquí permeaban dependiendo del territorio, la lengua, el idioma siempre será el más sólido vínculo entre las dos patrias, de la floridez se desprenden múltiples aristas y una de ellas sabia, curiosa y folclórica lo es la de los dichos que no se crea que por la denominación de diretes no hay que tomarla muy en serio, por el contrario, volúmenes y volúmenes se han escrito sobre el tema, así al aire recuerdo: “El Diccionario Geográfico Popular de España” de Camilo José Cela, editado en Madrid por Editorial Noesis, como también “Dichos en México” de Eduardo Césarman, editado en la CDMX por GerniKa. Bueno en los corrillos de la calle rutinariamente se escuchan dichos como: Otra vez la mula al trigo, Va de nuevo, Ya chole con lo mismo.

Estos dichos en México cobran vigencia cada que en España se anuncia la ‘Feria de San Isidro’ de cuyo palo se agarran infinidad de aficionados, de exhibicionistas y de más calificativos, en donde van encajando según el saco que porten los que a ultranza o su leal saber y entender son patrioteros o defensores de la torería mexicana, o cuando menos eso creen ellos, el arma más poderosa y tal vez la única es no el lenguaje sino la lengua y la palabra o el mandoble que alzan intimidatoriamente es <Reciprocidad>, y todo porque en este caso un señor Simón Casas & Nautilia no incluyó cualquier docena o media ración de toreros aztecas en sus carteles, de entrada y a Porta Gayola preguntarnos, ¿Por qué tendría que hacerlo?

Comenzando por aclarar que no le gusta que se le llame empresario sino Productor de Arte (¿Entonces por qué contrató a dos hermanos mexicanos que no tienen arte?) Pero sigamos como dice otro dicho, deshojando la margarita, Simón Casas y quienes integran el consorcio que opera la Plaza de Las Ventas, son empresarios, promotores, accionistas de negocios que hasta donde se sabe no tienen ningún convenio bilateral que los obligue a una reciprocidad en este negocio de montar corridas con la mira del beneficio de ganar dinero, dudo que desde México le hayan hablado al señor Simón Casas diciéndole –mi empresa es dueña de los contratos de fulano, zutano y merengano y propongo que si usted pone en su Feria de San Isidro a mis toreros de nómina, yo pongo a los suyos en mi temporada o feria –désolé il me parle- (perdón ¿de que me está usted hablando?).

Y aquí continúo dirigiéndome a quienes piensan en ese ‘Sueño Guajiro’ de la <Reciprocidad> que cualquier negocio, que eso es la Fiesta Brava, (donde el romanticismo de antes ya no existe) se sustenta en equidad y por obvio si se quiere que determinados toreros toreen en determinadas plazas, comencemos preguntándonos ¿con qué plaza en este momento cuenta México de la importancia  de la Plaza de Las Ventas de Madrid? y máxime durante la Feria más importante del mundo, con la respuesta se acaba cualquier negociación hipotética, pero sigamos deshojando la margarita con otra pregunta  ¿qué toreros españoles interesaría programar en las plaza locales? pues obvio que ha “Pepe Tomy”, a Enrique Ponce, a Julián López “El Juli”, a “Morante de la Puebla”, a José María Manzanares, la respuesta de la empresa: Las Ventas NO apodera a ninguno de esos toreros, y pregunto a esos defensores de la patria torera, ya en el supuesto terreno de la <Reciprocidad>, ¿en qué toreros mexicanos de ese nivel están pensando, para entrar en equidad?, y aun algo patético pa’ considerarse, que poco deben de valer las orejas y los triunfos en México que allá ni siquiera se les toma en cuenta.

Eso es el resultado de la devaluación de la fiesta nacional, la que hay que decir que no nos la han condicionado los españoles, el cáncer nunca es externo se genera en las entrañas, ¿que los ibéricos exigen toros chicos, cómodos, complacientes, toreros que les abran la puerta?, pues cerrémosle las plazas mexicanas, es que también le meten mucho dinero a los empresarios y esto es un negocio, ¿y entonces a esos toreros ‘Mandones’, ‘Poderosos’, ‘Atrayentes’, ‘Solventes en la taquillas’, son a los que les quieren poner condiciones?… , es que no es justo,  aquí nuestros toreros triunfan,  ¿y de cuando acá La Fiesta Brava es justa?, metámonos en la cabeza que la fórmula en esto es la del imán en los tendidos y el metal en las taquillas, y ya no le sigamos porque nos vamos a meter en el terreno de la personalidad de los toreros, y esa si no es de técnica, ni de valor, ni de afectos ¡se tiene o no se tiene!… pero mire periodista…  me cachi la mar sala.

No señores la Fiesta Brava española en estos momentos es inalcanzable, vamos, no existe ni punto de comparación, bueno como será la importancia allá que en Madrid a la presentación de la Isidrada acudió el Rey Emérito acompañado de la nobleza y se le dio su lugar respetuosamente, aquí hace unas horas en la inauguración del foro más vanguardista del país asistió el señor por el que votaron 30 millones de mexicanos habiendo más de 100 millones, o sea que no es el Presidente de todos, incluyendo a muchos de los que votaron por él y hoy hundidos en la desesperación de un país que se le desmorona entre desaciertos, ineptitud y caprichos, lo recibieron con abucheos, silbatina y cornetazos de tata, ta, ta, ta…  o más bien de fifi, fi, fi, fi… y lo obligaron sin siquiera haberse zumbado una ‘caña morena’ ‘A tomar las de Villadiego’ (cita española que ya aparecía en ‘La Celestina’)

Donde los mexicanos, sí hubiesen merecido un sitio, sería para engalanar la imagen de la Feria, pues en el rubro de la pintura taurina que es universal, México cuenta con exponentes de Puerta Grande y es que desde tiempos añejos la pintura mexicana en diversas especialidades ha jalado el carro con pintores inmensos como Diego Rivera con su monumental ´Picador´ al óleo exhibido en el Museo Dolores Olmedo de la CDMX, o la obra de Raúl Anguiano la que bajo la espléndida idea y brillantez en todos sentidos del licenciado, maestro, escritor, comunicólogo y hombre de cultura Don Julio Téllez García, vio la luz con el apoyo del Instituto Politécnico Nacional.

Siguiendo con el arte pictórico decir que ya en unos meses iniciará en Madrid la cadena de exposiciones de las 20 obras en acrílicos, oleos y técnica mixta que el maestro Francisco Álvarez Benítez ha elaborado para el libro dedicado a las ciudades españolas y a la torería de aquí y de allá, todo inspirado en la “Suite Española y los Pasosdobles” del inmenso músico Agustín Lara, compositor que escribiera ese himno que lo es el chotis “Madrid” además entre otras piezas la mundialmente famosa “Granada”, el abanico de arte pleno de policromía cual tarde de toros se expande en cuarenta páginas dobles en papel museo resguardadas por la bella pintura de la portada donde el piano del maestro invita a ser escuchado y a conocerlo a él, en la cara de despido donde aparece pintado a imagen y semejanza de como lucía en aquellos años dorados de la música y del toreo.

La obra del maestro Fco. Álvarez goza de tal embrujo que en el 2015 recibieron los museos de Las Ventas de Madrid y de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, un adelanto pictórico que antecedió al ramillete de arte que será su “Suite Pictórica Azteca y Española”, y solo decir que la obra editorial en formato de lujo entre historias de canciones, pasosdobles, recuerdos, leyendas y anecdotarios se asoma a un volumen tri centenario, hasta ahora insuperable en el engarzar Lariano de los tres tercios; Música, Torería y Pintura.

 Regocijo de primavera que se convierta en alegría,

 en la vida de un pintor, que sabe, que la familia y el arte,

germinan en sus mejores fruto, cuando nacen de la inspiración

heredada  del artista, que vive entre claveles y suspiros de amor.

 

 

Léa también

El Bardo de la Taurina

MAGIA, DUENDE, MAESTRÍA Y SELLO En referencia a lo que de Diego San Román, en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *