Gran tarde de rejones en Querétaro

DIEGO VENTURA volvió a encantar con sus caballos y se llevó otro rabo en la Santa María pero también Rodrigo Santos y Jorge Hernández cortaron orejas, gran tarde en Querétaro.
DIEGO VENTURA volvió a encantar con sus caballos y se llevó otro rabo en la Santa María pero también Rodrigo Santos y Jorge Hernández cortaron orejas, gran tarde en Querétaro.

Querétaro

(ANN).- No se equivocaron quienes dijeron que la tarde de rejones en esta ciudad iba a ser inolvidable y tanto el caballista portugués Diego Ventura y los jinetes mexicanos Rodrigo Santos y Jorge Hernández Gárate, dieron forma a una triunfal corrida de rejones en la Plaza Santa María de esta ciudad, al repartirse siete orejas y un rabo.

En este triunfal festejo para rejoneadores se lidiaron seis ejemplares de la dehesa de Pepe Garfias, de buenas hechuras y un juego de regular a aceptable, y uno más de regalo del hierro de Cerro Viejo, bueno en general.

Ventura repitió color en este coso queretano, en el cual marcó su debut en tierras mexicanas el pasado 25 de diciembre, con un saldo de dos orejas y un rabo, y ahora superó con creces ese resultado, tras llevarse tres apéndices y otro rabo.

En su primer turno, Ventura mostró variedad y valor con sus monturas, hasta conseguir una faena arriesgada y lucida, la cual remató bien con el rejón mortal para cortar una oreja.

Lo mejor vino con su segundo rival, con el que Diego Ventura volvió a lucir con sus cabalgaduras, al realizar variadas y peligrosas suertes, ante un público ya entregado que lo ovacionaba de pie. Remató mejor en la suerte suprema para cortar las dos orejas y el rabo.

Rodrigo Santos no tuvo suerte en su lote, el cual resultó el menos potable del encierro, de ahí que después de escuchar palmas en su primero y salir en silencio con su segundo, decidió regalar un sobrero de la dehesa de Cerro Viejo.

Con ese regalo, Santos logró una monta variada, valiente y lucida, en la cual mostró parte de su repertorio y el control sobre sus cabalgaduras, en una labor que agradó a los aficionados. Remató mejor con el rejón mortal para cortar las dos merecidas orejas.

Jorge Hernández Gárate batalló en serio en su primer turno, luego que su parado rival no ayudó en nada, de ahí que todo el esfuerzo hecho se perdió en varios intentos para salir al final en medio del silencio.

Con su segundo, Hernández mejoró su monta hasta lograr variadas y peligrosas suertes, que le costaron a su caballo “Ra” sufrir una cornada en el anca derecha, la cual por fortuna no fue de cuidado. Al final, remató con rejonazo en lo alto y se llevó las dos orejas.

Léa también

El Bardo de la Taurina

 VERDADES QUE NO ESTÁN VERDES No quiero sonar dramático, bueno quiero sonar como sea, si …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *