El Bardo de la Taurina

Foto: youtube

NI TOROS, NI CHESPIRITO

Pareciera ser que la gente, bueno, un sector de los del toro, se ha vuelto tan romántica, como esos amores a la antigua, que no dudaría que ahora se empiece a idolatrar al que tan mamilamente  etiquetan como  ‘San Álvaro Carrillo’ y que el pregonero de la Fiesta sea “El Coque Muñiz” o Carlitos Cuevas y es que ahora por si algo faltara, se anda entre el drama del tango y lo desgarrador de una de esas de arrabal, donde las lamentaciones por una ‘Temporada de novilladas’ que no se ha dado, sangra de nostalgia, porque se va perder una generación de novilleros ¿WHAT?, las fuentes de trabajo ya se secaron, se está perdiendo un ciclo escolar, se está perdiendo la libertad de los niños hidalguenses o cuando menos se trató de castrarla, como a esos niños sureños que ya les quitaron sus dulces y sus charritos, sus chocolates y sus paletas, que porque se van a inflar como ‘Globos de Cantoya’, y ahí andan en Do Mayor gimiendo por unos novilleros a los que si no fuera por el Covid-19, ni quien los fumara, luego en la liga que les sigue, que es la de los que tienen alternativa están más atascados que en un lodazal de alcantarillas, todo porque con una euforia inaudita a chaleco quieren que todos toreen pa’  el negocio de la televisión, (que no es negocio) que no es lo mismo que trasmisiones vía streaming, que es además donde un día en tiempos normales van a terminar los festejos.

¿Quién va perder dinero en estos tiempos?, ¿Televisa con su TUDN o cualquier cadena televisiva trasmitiendo festejos a puerta cerrada?, la razón de no hacerlo es muy sencilla esos consorcios se dedican a vender tiempo de trasmisiones y su negocio está basado en ofrecer a los anunciantes interesantes partidos de futbol, peleas de boxeo, concursos de cantantes, noticieros, telenovelas etc. con un estimado de telespectadores que llegan a millones dependiendo del interés que generan quienes aparecerán en pantalla.

Hoy día pa’ darnos una idea un personaje como Chespiritoy/o El Chavo del ocho ha dejado de ser atractivo y por ende productivo, por ello, la televisora no le ha renovado el contrato de derechos de aparición a quienes los poseen, así como a los personaje adyacentes <El Profesor Jirafales, Don Ramón, Doña Florinda…> aquí viene la pregunta fría, como son los negocios, ¿los toreros mexicanos generan más interés televisivamente, que los personajes que creó Roberto Gómez Bolaños?

Entre los ejecutantes (toreros) no se cuenta con elementos de interés masivo, el toreo no tiene hoy día un Rock Star, no se tienen exponentes con imán, ¡Ya! por Ali Baba no nos quitemos los cubrebocas pero si los cubre ojos, es una falacia el que la gente esté ávida de ver festejos, si así fuese ¿Por qué en épocas normales no iban a verlos a las plazas?, en parte porque el toro ya no subía el miedo al tendido, además de que las empresas desgastaron la puesta en escena de las figuras españolas y los toreros mexicanos a las y los que en lugar de exprimirles la fecha de caducidad los debieron de haber sustituido con modelos nuevos, aprendamos de los ‘Vips’ a renovar el menú.

Léa también

El Bardo de la Taurina

‘AL COMPÁS DE MÉXICO’ Me han dicho que estuve buenito en el pasado programa dominguero, …