El Bardo de la Taurina

Silverio Pérez + y Manuel Benítez “El Cordobés”.

‘EL NUEVO ESPECTÁCULO’ 

Hoy que nos dicen se están fabricando o maquilando aficionados, que desde mi punto de observación es algo diferente a las escuelas taurinas, aunque de alguna manera lo uno con lo otro esta correlacionado, sin que yo esté convencido que necesariamente pa’ ser torero se necesite primero que otra cosa, ser aficionado, porque aquí cabrían varias preguntas, ¿Cuántos chavales se abrazan al oficio de la toreada nada más como un medio pa’ salir de la pobreza?  -‘O te compro una casa o llevarás luto por mi’- (El “Cordobés” a su hermana Ángela). O por alguna otra causa, como por una encomienda del alma que tal vez fue el caso de Silverio que se hizo torero por Carmelo, o los que son obligados por los padres y es que los fines no necesariamente tienen que ver con los caminos en todos los órdenes de la vida diaria, ejemplos: Comienzo con uno que viví dentro de la casa de familia donde por los años cincuenta – sesenta llegaba a la residencia una madrecita (religiosa) de no mal ver por cierto a pesar de su largucho y tétrico hábito color catafalco se llamaba Ignacia y cada semana la señora que me parió le tenía preparadas unas bolsas de esas de mecate con las que se iba al mandado, llenas de comida, además de unas cajas de cartón donde la señora del lavado, el planchado y el almidonado iba separando ropa de toda la caterva a su saber y entender que ya no estaba como pa’ que nos la siguiéramos poniendo ¡qué cosa! tener en casa una auditora de modas o inspectora de calidad textil.

Un día ardió Troya,  pues la pendeja desechó un traje corto que encontró en el ropero porque a simple vista se veía encogido, en otra ocasión corrieron la misma suerte unos jeans originales Levis esos que mientras más se usaban estaban más padres, (otros cuates preferían no lavarlos pa’ que se pusieran más tiesos) la lavandera apizaqueña ante el reclamo se fue a llevarle el chisme a la ‘Ama de llaves’ quien a manera de excusa dijo: -‘Tu mamacita tiene su conciencia muy intranquila, atormentada y por eso ayuda a la madrecita’- con lo más que se pueda-, ahí comprendí que ayudar a la religiosa le venía valiendo madres ¿Cuál afición a la bondad?, otro caso lo es el de muchos boxeadores que hambrientos por un bolillo se desfiguran la cara al grado de quedar turulatos ¿Cuál afición? pura hambre, va otra aunque muchos de ustedes no sepan quién fue Ángel Vásquez el “gallego-cubano” que lo mismo le entraba al baseball que se enganchaba como empleado del dueño de la empresa de la Plaza México con funciones de gerente al que fui a verlo en una ocasión y de entrada por detrás de los dientes amarillentos que exhalaban humo amargo dijo:  -¡Aquí no se habla de toros!- ¿Cómo tener un administrador de la plaza más grande del mundo, si no tenía afición?

Vayamos al terreno de la cultura y concretamente al de los libros ¿en cuántas casas de ricos se tienen bibliotecas compradas por metro y empastadas en piel cuyos libros nunca han sido abiertos y menos leídos?, ¿Por qué? porque la cultura emana de la educación cultural de la afición por tal o cual tema, la gente culta no se hace con la chequera de la vanidad, ni mucho menos con esnobismo, es más, debe de haber aficionados que con esfuerzos y en compras de segunda mano, han formado su biblioteca, más su valor es que leen los libros y más aún los entienden en los conceptos aunque en la fiesta difícilmente se encuentran aficionados globales que dominen todos los tópicos y esos aficionados y/o taurinos apoyados en los libros, en las charlas, son los que transitan por el sendero de la durabilidad. Otro rango lo son los autodidactas los que llegaron a las plazas de alguna manera y hoy se han convertido en aficionados que siempre están en el tendido, algunos con un caudal de conocimientos y de entusiasmo, desde luego existen los que de los tendidos hacen su aparador de exhibicionismo y como eso es oxígeno pa’ ellos, pues ahí están siempre.

Y aquí cabría preguntarnos si los aficionados y/o taurinos son los menos dentro de las plazas de toros y también los más asiduos y hasta cautivos ¿entonces por qué no poner la mira en el público que es quien masivamente podría abarrotar los cosos?, ¿cómo? pues ofreciéndole un espectáculo llamado ‘Corridas de Toros’ en las que formando parte de ellas se incluya; la cultura, las artes y lo popular, porque está comprobado en muchas plazas que hoy no se quiere seguir pagando por la milanesa sin el complemento de la guarnición y desde luego del ambiente.

¿Será que la Fiesta deberá transitar a la era de las corridas-espectáculos?, ¿Qué tal corridas de cuatro toros y un espectáculo musical intermedio?, antes de seguirle ahí les van las hojitas Gillette pa’ que los Súper Tradicionalistas, conservadores u ortodoxos se abran las venas con previa aplicación de gilocaína, porque ya sabemos que en la ‘Fiesta de Toros – Toreros – Tendido’ se critica sin ton ni son, siempre con celos y suavecito, pa’ no salir raspados, aunque la neta aquí solo machucan quienes tiene presencia pública o auditorio, lo demás son percepciones fantasmales o murmullos en el desierto, así que como dicen los A. A. <No nos sintamos tan importantes> o chiflemos aquella rola que cantaban los Hnos. Carrión de ‘Lanza tus penas al viento’, que no van a llegar más lejos que el par de metros del Coronavirus.

¿A ver qué tal? Pensando en la Plaza México a sabiendas de que esto pueda parecer una locura o un cachondeo probar con un programa no cartel; A partir de las 12 del día se abrirá la explanada gastronómica con la instalación de sedes restauranteras de primerísimo nivel, barras y catas de bebidas espirituosas, exhibición venta y trueque de pinturas, fotografías, esculturas y libros, música en vivo, a las 3 de la tarde buscando atraer público infantil se lidiaran dos becerros por parte de los alumnos más adelantados de las escuelas taurinas, a partir de las 4 de la tarde Mano a Mano con 4 toros de ganaderías no convencionales (Digamos NO al toro petit y al  artista) con final artístico, (Omar Chaparro y su homenaje a Pedro Infante) o darle cabida a la intervención artística a la mitad y soltar al final dos becerras pa’ los aficionados.

¿Audacia o salva Fiesta? como decretó el alcalde de Soconusco, Veracruz, Rolando Sinforoso Rosas ‘Prohibido morir de Coronavirus’ y agrega mi menda de apatía, de virus internos, de abstencionismo, de embates anti taurinos que le pegan a la Fiesta por ser hoy una vaca flaca.

En dinero a la empresa de entrada le ingresará la renta por piso, el ganado y los toreros le costaría menos que montar una tercia desangelada, así que con el parné ahorrado se podría inyectar la publicidad pues el éxito en taquilla dependería de la promoción que se le brinde a lo novedoso, amén de la publicidad que toda la semana por su cuenta desplieguen los toreros, los restaurantes, las firmas alcohólicas, los artistas, las marcas comerciales etc…., pero falta tantoooo pa’ abrir la plaza que muchos de nosotros ya no veremos ‘El Nuevo Espectáculo’ y solo recordemos lo antiguo pa’ venerarse, lo viejo pa’ la naftalina, la coba pa’ el vomitarero, lo híbrido pa’ el saldo rojo y lo actual pa’ llegarle a la Fiesta en bicicleta.

 

Léa también

El Bardo de la Taurina

¿EN LA MÉXICO JOSÉ TOMÁS – DIEGO SAN ROMÁN? Estoy pensando, aunque alguno salga con …