El Bardo de la Taurina

NOVILLADAS

Algo increíble que escuché de dos chavales que me veían de reojo, ahí, en la banquita de los Viveros y uno tímidamente rompió el silencio y sin un Buenas Tardes dijo:

-¿Verdad que los trajes (supongo se refería a los ternos de luces) color verde tiene el peligro de que el toro le tire una mordida pensando que es alfalfa?-  luego terció el otro torerín diciendo:

-Yo digo que es más peligroso ponerse uno negro, pues el toro puede agarrarte a topes, porque los toros atacan al ver negro pensando que es un toro-, ¿o usted qué piensa?

-¡Primero no hables pendejadas!  ¿Has visto eso en la plaza?

-Bueno he visto que les laman el traje.-  Eso tampoco es cierto, les acercan los belfos, que es cosa diferente.

Se podría pensar que esto es un chascarrillo, algo trivial o sin importancia, ¡pero por supuesto que no!,   y sí en cambio  es preocupante por lo mal parado que dejan a la bravura y al trapío, por lo menos lo que ellos han visto o creen haber visto, que obvio no es genérico, lo que no podemos negar que existen cuadrúpedos bobalicones como también chavales pega pases, esto me lleva a pensar que la juventud ya tiene su propia Fiesta, porque nacieron con esa y no han visto otra en los últimos treinta años, así  que prepárense jóvenes porque ya que las lluvias arrecien será cuando a la hora tradicional y no a la una de la tarde como debería de ser, comience su temporada de novilladas, que a como sea podría resultar interesantes también pa’ los poquitos asiduos de siempre, si es que la conjuntan con  una dosis sólida en los nombres que aparezcan desde la  tarde inaugural.

Y hablando de nombres y de algo interesante, es el saber si la señora que tiene hecho un muladar los portales del edificio del ayuntamiento, está consciente de que en una alcaldía que no le es afín a su bando se dan festejos taurinos y que tienen que ser metidos al aro por la Comisión Taurina de la Ciudad de México  y lo mismo tendría que hacer  la burocracia de la Benito Juárez y es que estos cargos son importantísimos pa’ que la Fiesta pueda medio enderezar el espinazo, lo cual con unos apretones que le den a la tuerca salvo en lo torerístico, que eso le compete a la empresa ¡y ya estuvo!

Se requiere mandar calibrar la báscula y que los jueces hagan lo propio con sus espejuelos o con su vista natural,  otro punto que si  requiere de inversión es la obligatoriedad de los exámenes post mortem, otra sería que ineludiblemente se den a conocer los certificados de nacencia de los novillos que se pretenden lidiar y sobre todo, que las fotografías de los bureles aparezcan en las redes sociales a partir de los jueves pa ’que la gente no compre boletos a ciegas y cuando llegue a la plaza se encuentre con animalitos indignos, luego viene lo del nombramiento de los jueces, los que no se deben dejar intimidar por los empleados del empresario, en ningún momento, ni circunstancia, además de estar conscientes de que los avisos y que se les vayan vivos los novillos se tiene que llevar de acuerdo a las manecillas del reloj y que las orejas se ganan y no se regalan, dejando eso de que se dan pa’ estimular a los novilleros, porque si de estimularlos se trata, denles un pase al prostíbulo más cercano, y decirle al inspector de callejón que el exceso de turistas en el callejón y la muerte que de alguno de ellos o de un profesional que pueda ocurrir ahí dentro, le va a ser imputable y hablando de daños debe de ser remitidos a la delegación cualquier pelado al que se le sorprenda infraganti lanzando cojines al ruedo, ¿o alguien duda, que una almohadilla que viene desde las alturas puede causar un daño?

Y a la gente decirle que no se deje acarrear por la verborrea esa de que ‘A la Fiesta se le defiende asistiendo a las plazas’, porque que fregón, tuvieron en ayunas a la afición sin la atención de irla teniendo al tanto de cómo iban los avances y ahora con un anuncito van a querer que se replete el graderío. ¡No señores! así no es la cosa, además a las novilladas se puede asistir cuando la empresa a partir de los jueves nos muestre imágenes  donde se demuestre que los novillos que se van a lidiar son eso, novillos y que los novilleros que los van a torear son dignos de estar ahí y ya viendo el menú cada quien libremente escogerá entre las opciones de diversión que se tienen los domingos incluyendo las de ir a echarse un taco de ojo a los centros comerciales donde  pa’ entrar a un almacén no cobran cuanti más a un lugar donde hay que pagar por la entrada, por la mojada y por el remedio, así sea un té de hojas o un collar de limones.

 

Léa también

Letras en Puntas…

Galería de Personajes ES MUNDO TOCA Y SU MUNDO TOCA EL ARTE México y anexas…las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *