El Bardo de la Taurina

SI MI PADRE VIVIERA, CON SUS VERDADES…

México y anexas… las Bardianas

Venía de aquellas tierras que ahí siguen estando, donde los alacranes colean la cola, en las que un bandolero mentado “Pancho Villa”, traía asoleada y aterrada a la región, con el tiempo a ese malandro de las serranías le fue usurpado su mote por un tal Doroteo Arango Arámbula, que en las venas adolescentes traía en su sangre el tipo A, pero no de laboratorio sino de asesino, el que en su debut se había cargado al hijo de un hacendado de apellido López Negrete.

Las causas de que Doroteo sacara sus demonios en el humeante tronido del arma asesina se han escrito de diferentes calibres, primero aludiendo en que una hermana de Arango que se llamaba Martina, le brindó las enaguas al señorito Agustín, buscando el redituable casorio y es que sin duda la atracción de pasar de un lado a otro del mostrador de la tienda de rayas por supuesto que era atrayente, otra de las versiones que se acuñó cuando ya el homicida andaba  de revoltoso y agitador con el sobre nombre de “Pancho Villa ll”, pues fue al revés o dicotómica a la ya narrada en el sentido de que el junior le hizo la lidia  a la chicuela y en una faena que no tuvo nada pa’ ufanarse, el desenlace a como haya sido resultó frustrante pues no nada más, fue el origen de un asesino el que hoy tiene su nombre inscrito en letras de oro en la Cámara de Diputados,  sino que con su crimen provocó que no prendiera el maridaje  de la hija de un peón con el heredero del hacendado, cosas de telenovela,  gracias a la cola de Luzbel.

En charlas de sobremesa de manteles de lino y porcelana se comentaba que  hasta llegar a la obsesión “Pancho Villa ll” le repetía a esa culebra del infierno que lo era Roberto Fierro, que no dejaría López Negrete con cabeza amén de que cualquier tierra que ellos hayan poseído serían suyas, aquellos hombres  siempre fueron cumplidores de sus amenaza, lo que obligó que la familia de los pomadosos enviaran a los hijos fuera del terruño, unos fueron a parar a New York y terminaron siendo banqueros, otra jovencita hermosa como el primor, pisó la capital, de ahí a Buenos Aires y ya como Dolores del Río terminó en Hollywood, otro de los parientes llegó hasta  los altos del ‘Café Tupinamba’ vistió de focos y se aprendió los secretos del tauronigrama de la A, a la Z.

Ese hombre en el túnel del tiempo de la fantasía nos los trae hoy a lo que figurativamente sería en la calle de Bolívar el ‘Tupinam… ¡Va!’, en donde no todo es nostalgia y donde mucho de aquello sería imposible.

-¿Por qué papá?

-Pues por múltiples circunstancias

-¿Dígame una?

-Hoy por ejemplo sería inimaginable que un torero pueda ostentar que toreo en las tres plazas más importantes de esta ciudad, incluyendo la de la colindancia y pensando en esos sabios de los que, tu hijo dices  se exhiben en el más amplio sentido de la palabra en las redes sociales y preguntemosles si nos pueden decir; ¿Qué toreros cortaron peludas y rabos en las tres plazas?;  El Toreo de La Condesa, el Toreo de Cuatro Caminos y la Plaza México. (Estamos hablando del mismo torero en las tres plazas).

En esta pregunta se encierra, o se esclarece que en la vida como en el toreo hay cosas que cambiaron pa’ siempre y no por eso se va a acabar el mundo.

– Entonces papá ¿No nos debemos de abrir las venas por  la posibilidad de que vaya a desaparecer la Plaza México?

-¿Se las van abrir a sabiendas de que a los taurinos de hoy en lugar de sangre les corre atole por las venas?, y que están viviendo no nada más la Fiesta que se merecen sino la que parece que les gusta, la del cachondeo con pasarelas rojas que antes eran propias de las vedettes en la farándula, con toros inflados y platanitos dominicos en lugar de pitones, si no me crees hijo, pregúntate ¿Por qué hoy a los novilleros los alternativán en forma exprés? Y cuando llegan a presumir de matadores como si ni lo fueran pues ni sienten el cambio de animales y todavía se quejan ustedes de que no les gusta su Fiesta y tienen razón, porque lo que tienen no es una Fiesta es una Kermés.

 

-¿Qué pasó mi hijo?, no enseñaron a nadar al niño y ahora que está ahogándose ¿lo quieren salvar?, ¿de cuál de todos los enemigos la van a defender?, ¿de los anti taurinos? Si esos son los menos culpables,  además Bardito no hay que confundir la gimnasia con la magnesia,  porque una cosa es que la Fiesta Brava tienda a desaparecer una vez que agoten la transición de las corridas incruentas en la capital y otra cosa es que por razones financieras, comerciales e inmobiliarias cabe la entendible posibilidad de que el terreno sobre el que está construida la plaza cambie de uso de suelo, ¿no entiende la diferencia mi hijo?, ¿por qué si no?, no tiene ni caso  que sigamos hablando.

 

-¿Sabe quién es  la culpable en gran parte de que la Plaza México  la vayan esfumar?, pues la plusvalía, no le demos vuelta, el terreno ahí, ha subido tanto que lo que paga de renta la empresa taurina lo pagará  más o menos cualquiera de los almacenes que ahí pudiera rentar y si le sumamos en lo global los ingresos comerciales, no hay ni punto de comparación.

 

-¿Y la tradición pa?

 

-Pues o se actualiza o se vuelve nostalgia, y es que mira mi hijo vamos viendo, el caso del Toreo lo movieron de la Condesa cuando la  zona se volvió comercial y por ende cara, y se lo llevaron a las afueras de la ciudad donde se hallaba Cuatro Caminos, que era un cinturón del vicio colindante con los maizales y las nopaleras del Edo. De México, otro caso  de reubicación pero muy productivo fue el de la Basílica de Guadalupe  también conocida como la Villa ¿y qué pasó? Que ahora en la nueva le caben más feligreses y con ello la limosna crece, se venden más suvenires y la gente se sigue arrodillando  igual ahí, otro ejemplo es el de la Cámara de Diputados que  dejó Donceles buscando a la modernidad en San Lázaro donde construyeron el Congreso de la Unión, para que ahí pudieran meter a los plurinominales que pa’ lo único que sirven es para engrosar el asqueroso negocio político y no olvidemos el Mercado de la Merced que cambió a ser la otrora Central de abastos.

 

Ahí están  cuatro ejemplos que abarcan  pilares muy importantes de un pueblo que son gobierno, iglesia, abasto y fiesta popular y ¿qué pasó con su mutancia? Pues que el destino y el progreso no se detuvo, como sí está sucediendo con la cancelación del NAICM que frenó a todo un país, y es que contra los caprichos de un Presidente, la obstinación, la cerrazón, los rencores, los resentimientos y los gatos en la barriga no hay antídoto.

 

El asunto de la Plaza México si es un albur porque si a las corridas de toros no se les da cabida dentro del proyecto comercial en el que puedan quedar incluidas en un foro de usos múltiples la cosa si está en Arameo, porque construir una plaza de toros en otro lugar incluso con la mitad del aforo actual, sería más ilógica por incosteable que la refinería de dos bocas, y aquí si escúchame Bardo los culpables con honrosas excepciones son empresarios, ganaderos, toreros que por ordeñar a la vaca y escatimarle pasión y entrega, la infectaron de anorexia y ahora ya no hay suero pa’ robustecerla, así que a pedir chichi pa’ que puedan dar su espectáculo, entretenimiento, show o como le quieras llamar.

 

La transición pa’ como están las cosas solo se podría dar en dos sitios uno es el Palacio de los Deportes en donde ya se han dado festejos en modalidad de feria y el otro lo sería la explanada del Estadio Azteca en donde  se podría instalar por tiempos cortos una plaza portátil de última generación con lo que ello implica el número asientos, con la ventaja que en Santa Úrsula se cuenta con accesos por todos lados, ya sea en transporte público o privado, por estacionamientos no hay problema, los sanitarios ya están instalados, las taquillas igual, por supuesto la reventa también se tiene, vestidores espacio para corraletas y hasta televisión además no hay de otra, aceptemos la realidad, la capital tarde o temprano se va a quedar huérfana de plaza de toros.

 

-¡Híjole! papá y yo que te invite pa’ festejarte hoy que es domingo ‘Día del Padre’ y ya me tundiste hasta la tristeza con tus verdades… ¡Nada, nada! ¿Dijiste que es domingo? pues que esperamos vámonos ya, ¿a los toros? no Bardo al Polo hoy es la final de la ‘Copa Jabalí’ en el Rancho San Juan en la Zona Esmeralda del Edo. De México.

 

Y ahora sí, nos puede decir; ¿cuáles son los toreros que cortaron los rabos en las tres plazas para su cosecha personal?, pues vera, según lo que me dijo el Lic.  Luis Eduardo Maya Lora lo fueron; Fermín Rivera, Silverio Pérez, Luis Procuna y Carlos Arruza.

Venía de aquellas tierras que ahí siguen estando, donde los alacranes colean la cola, en las que un bandolero mentado “Pancho Villa”, traía asoleada y aterrada a la región, con el tiempo a ese malandro de las serranías le fue usurpado su mote por un tal Doroteo Arango Arámbula, que en las venas adolescentes traía en su sangre el tipo A, pero no de laboratorio sino de asesino, el que en su debut se había cargado al hijo de un hacendado de apellido López Negrete.

 

Las causas de que Doroteo sacara sus  demonios en el humeante tronido del arma asesina se han escrito de diferentes calibres, primero aludiendo en que una hermana de Arango que se llamaba Martina, le brindó las enaguas al señorito Agustín, buscando el redituable casorio y es que sin duda la atracción de  pasar de un lado a otro del mostrador de la tienda de rayas por supuesto que era atrayente, otra de las versiones que se acuñó cuando ya el homicida andaba  de revoltoso y agitador con el sobre nombre de “Pancho Villa ll”, pues fue al revés o dicotómica a la ya narrada en el sentido de que el junior le hizo la lidia  a la chicuela y en una faena que no tuvo nada pa’ ufanarse, el desenlace a como haya sido resultó frustrante pues no nada más, fue el origen de un asesino el que hoy tiene su nombre inscrito en letras de oro en la Cámara de Diputados,  sino que con su crimen provocó que no prendiera el maridaje  de la hija de un peón con el heredero del hacendado, cosas de telenovela,  gracias a la cola de Luzbel.

 

En charlas de sobremesa de manteles de lino y porcelana se comentaba que  hasta llegar a la obsesión “Pancho Villa ll” le repetía a esa culebra del infierno que lo era Roberto Fierro, que no dejaría López Negrete con cabeza amén de que cualquier tierra que ellos hayan poseído serían suyas, aquellos hombres  siempre fueron cumplidores de sus amenaza, lo que obligó que la familia de los pomadosos enviaran a los hijos fuera del terruño, unos fueron a parar a New York y terminaron siendo banqueros, otra jovencita hermosa como el primor, pisó la capital, de ahí a Buenos Aires y ya como Dolores del Río terminó en Hollywood, otro de los parientes llegó hasta  los altos del ‘Café Tupinamba’ vistió de focos y se aprendió los secretos del tauronigrama de la A, a la Z.

Ese hombre en el túnel del tiempo de la fantasía nos los trae hoy a lo que figurativamente sería en la calle de Bolívar el  ‘Tupinam… ¡Va!’, en donde no todo es nostalgia y donde mucho de aquello sería imposible.

-¿Por qué papá?

-Pues por múltiples circunstancias

-¿Dígame una?

-Hoy por ejemplo sería inimaginable que un torero pueda ostentar que toreo en las tres plazas más importantes de esta ciudad, incluyendo la de la colindancia y pensando en esos sabios de los que, tu hijo dices  se exhiben en el más amplio sentido de la palabra en las redes sociales y preguntemosles si nos pueden decir; ¿Qué toreros cortaron peludas y rabos en las tres plazas?;  El Toreo de La Condesa, el Toreo de Cuatro Caminos y la Plaza México. (Estamos hablando del mismo torero en las tres plazas).

 

En esta pregunta se encierra, o se esclarece que en la vida como en el toreo hay cosas que cambiaron pa’ siempre y no por eso se va a acabar el  mundo.

 

– Entonces papá ¿No nos debemos de abrir las venas por  la posibilidad de que vaya a desaparecer la Plaza México?

 

-¿Se las van abrir a sabiendas de que a los taurinos de hoy en lugar de sangre les corre atole por las venas?, y que están viviendo no nada más la Fiesta que se merecen sino la que parece que les gusta, la del cachondeo con pasarelas rojas que antes eran propias de las vedettes en la farándula, con toros inflados y platanitos dominicos en lugar de pitones, si no me crees hijo, pregúntate ¿Por qué hoy a los novilleros los alternativán en forma exprés? Y cuando llegan a presumir de matadores como si ni lo fueran pues ni sienten el cambio de animales y todavía se quejan ustedes de que no les gusta su Fiesta y tienen razón, porque lo que tienen no es una Fiesta es una Kermés.

 

-¿Qué pasó mi hijo?, no enseñaron a nadar al niño y ahora que está ahogándose ¿lo quieren salvar?, ¿de cuál de todos los enemigos la van a defender?, ¿de los anti taurinos? Si esos son los menos culpables,  además Bardito no hay que confundir la gimnasia con la magnesia,  porque una cosa es que la Fiesta Brava tienda a desaparecer una vez que agoten la transición de las corridas incruentas en la capital y otra cosa es que por razones financieras, comerciales e inmobiliarias cabe la entendible posibilidad de que el terreno sobre el que está construida la plaza cambie de uso de suelo, ¿no entiende la diferencia mi hijo?, ¿por qué si no?, no tiene ni caso  que sigamos hablando.

 

-¿Sabe quién es  la culpable en gran parte de que la Plaza México  la vayan esfumar?, pues la plusvalía, no le demos vuelta, el terreno ahí, ha subido tanto que lo que paga de renta la empresa taurina lo pagará  más o menos cualquiera de los almacenes que ahí pudiera rentar y si le sumamos en lo global los ingresos comerciales, no hay ni punto de comparación.

 

-¿Y la tradición pa?

 

-Pues o se actualiza o se vuelve nostalgia, y es que mira mi hijo vamos viendo, el caso del Toreo lo movieron de la Condesa cuando la  zona se volvió comercial y por ende cara, y se lo llevaron a las afueras de la ciudad donde se hallaba Cuatro Caminos, que era un cinturón del vicio colindante con los maizales y las nopaleras del Edo. De México, otro caso  de reubicación pero muy productivo fue el de la Basílica de Guadalupe  también conocida como la Villa ¿y qué pasó? Que ahora en la nueva le caben más feligreses y con ello la limosna crece, se venden más suvenires y la gente se sigue arrodillando  igual ahí, otro ejemplo es el de la Cámara de Diputados que  dejó Donceles buscando a la modernidad en San Lázaro donde construyeron el Congreso de la Unión, para que ahí pudieran meter a los plurinominales que pa’ lo único que sirven es para engrosar el asqueroso negocio político y no olvidemos el Mercado de la Merced que cambió a ser la otrora Central de abastos.

 

Ahí están  cuatro ejemplos que abarcan  pilares muy importantes de un pueblo que son gobierno, iglesia, abasto y fiesta popular y ¿qué pasó con su mutancia? Pues que el destino y el progreso no se detuvo, como sí está sucediendo con la cancelación del NAICM que frenó a todo un país, y es que contra los caprichos de un Presidente, la obstinación, la cerrazón, los rencores, los resentimientos y los gatos en la barriga no hay antídoto.

 

El asunto de la Plaza México si es un albur porque si a las corridas de toros no se les da cabida dentro del proyecto comercial en el que puedan quedar incluidas en un foro de usos múltiples la cosa si está en Arameo, porque construir una plaza de toros en otro lugar incluso con la mitad del aforo actual, sería más ilógica por incosteable que la refinería de dos bocas, y aquí si escúchame Bardo los culpables son empresarios, ganaderos, toreros que por ordeñar a la vaca y escatimarle pasión y entrega, la infectaron de anorexia y ahora ya no hay suero pa’ robustecerla, así que a pedir chichi pa’ que puedan dar su espectáculo, entretenimiento, show o como le quieras llamar.

 

La transición pa’ como están las cosas solo se podría dar en dos sitios uno es el Palacio de los Deportes en donde ya se han dado festejos en modalidad de feria y el otro lo sería la explanada del Estadio Azteca en donde  se podría instalar por tiempos cortos una plaza portátil de última generación con lo que ello implica el número asientos, con la ventaja que en Santa Úrsula se cuenta con accesos por todos lados, ya sea en transporte público o privado, por estacionamientos no hay problema, los sanitarios ya están instalados, las taquillas igual, por supuesto la reventa también se tiene, vestidores espacio para corraletas y hasta televisión además no hay de otra, aceptemos la realidad, la capital tarde o temprano se va a quedar huérfana de plaza de toros.

 

-¡Híjole! papá y yo que te invite pa’ festejarte hoy que es domingo ‘Día del Padre’ y ya me tundiste hasta la tristeza con tus verdades… ¡Nada, nada! ¿Dijiste que es domingo? pues que esperamos vámonos ya, ¿a los toros? no Bardo al Polo hoy es la final de la ‘Copa Jabalí’ en el Rancho San Juan en la Zona Esmeralda del Edo. De México.

 

Y ahora sí, nos puede decir; ¿cuáles son los toreros que cortaron los rabos en las tres plazas para su cosecha personal?, pues vera, según lo que me dijo el Lic.  Luis Eduardo Maya Lora lo fueron; Fermín Rivera, Silverio Pérez, Luis Procuna y Carlos Arruza.

 

Léa también

Letras en Puntas…

Galería de Personajes ES MUNDO TOCA Y SU MUNDO TOCA EL ARTE México y anexas…las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *