El Bardo de la Taurina

Don Gabino Aguilar León.

HOMENAJE A DON GABINO

Cuando un personaje es reconocido, premiado, bendecido o alabado por los cuatro vientos, surcan lo cohetones de vara con el mismo regocijo que cuando las abejas atiborran el panal de la dulzura al saber que la Reina Madre vestida de luces ha abierto la Puerta Grande, así como hoy lo a hecho el personaje nacido en las entrañas de la tierra brava tlaxcalteca, pa’ más señas en San Mateo Huiscolotepec, está calientito todavía el reciente día  de éste mayo de 2019, en que Don Gabino Aguilar León,  recibió la espuerta de joyería que resguardaba La Presea al Mérito Ganadero de los tiempos actuales, lo cual ocurrió en la tierra del sabor y el arte que lo es Oaxaca, donde brotan pintores geniales de la luminosidad  rojo muleta con  que el artista Rufino Tamayo encendiera sus famosas sandias coloradas,  plenas de trapío como toro bravo que va a la  grana impulsado por la cohesión del arte.

La historia del personaje Aguilar León tiene varias vertientes que inicia con la de nacencia de la que ya tocamos base, la del novillero luchón y enjundioso que llegó a la conquista de la borla en la catedral española, tarde que en el palco de gala, dos tíos el generalísimo Francisco Franco y el Azteca y Español Agustín Lara, alternaban en el subibaja del elixir de fuego, lo cual debió de haber ocurrido el 23 de junio de 1964, en la Corrida de la Beneficencia con el padrinazgo de Andrés Hernando y el atestiguamiento de Manuel Benítez “El Cordobés” ante el toro del presagio “Buena Suerte”, de Don Atanasio Fernández, de ahí vendría la honrada y honrosa carrera magisterial de la taurina siempre limpia, siempre verdad, siempre pureza, con la que ha transitado Don Gabino por el andén ganadero del cual entregó tarjeta de presentación en la Plaza México en el año de 1986, en ese recorrido ya nuestro personaje había recibido un premio mayor muy grande y significativo, ese galardón al que me refiero lo tienen en este mundo de la taurina  muy pocas personalidades y es que se trata en esencia y en sustancia del  poder ir por el mundo con la cabeza alta y la mirada de frente viva y latente por el respaldo, ese que solo los caballeros de la divisa de la honradez, la ética y la entrega poseen.

Su cabaña brava, ¡y vaya que es brava!, fue rociada con el agua del bautismo en la época de nuestro personaje como El Batán y es compartida por una familia que también se aquilata en  oro  de alta denominación ante quienes me descubro sin más preámbulo que el de  ¡En Hora Buena Ganaderos!

De quien escribo  vio la luz primera cuando sonaba el clarín de la década de los años cuarenta  en el mes noviembrero, en el que  se vivían páginas historiales muy distintas a las de hoy en día, ¿no sé si mejores o no?, pero si distintas, de ellas como aquellas que llegaron  una veintena de años adelante de las que   extraño un pique entre   novillero como en los que se enfrascaban a toma y daca  Abel Flores “El Papelero” y Gabino Aguilar  dando el alma con el corazón sin botones, esa ha sido la temática de su vida que no digo el guion porque su existir siempre ha sido la autenticidad jamás la faramalla prefabricada.

Valoro que en diversas ocasiones Don Gabino y su familia me hayan invitado a departir, aprender y saborear del campo bravo a la vera de la carreta en las extensiones de Amealco pueblo mágico del estado de Querétaro, platicamos poco de lo que no hay que platicar y muy extenso de lo que sí, que es mucho, porque el ganadero en esto del toro y la toreada es un biblia o más bien un Cossío abierto siempre dispuesto a esclarecer los nubarrones de las dudas, sin el mayor asomo de sabia ostentación, ni mucho menos de presunción, el no necesita de ese oropel, el maestro es un taurino sólido, entendido y despreocupado por los aplausos.

La más reciente ocasión en que nos encontramos fue en el emporio de Cinco Villas allá donde Texcoco se amplía, estaba en el solaz resguardo del sol, el que pica y deshidrata y por ello Al Volapié se ejecutaba un jugoso néctar, -¡Bardo te estaba esperando!, (dispuso que me sentara junto a él), mira a ti que te gusta el arte, la pintura, los cuadros, te quiero pedir que conozcas a un joven de allá de nuestros terrenos de Amealco se llama “Escamillo” es extraordinario pintor, dile a mi hijo que te contacte con él… y por favor en lo que puedas apóyalo, pa’ que se conozca su obra- la orden estaba dada.

Lo dicho, Don Gabino un hombre ocupado por todas las aristas convergentes en la Fiesta Brava, al que ahora la Federación tricolor ha puesto como ejemplo de lo que es ser Ganadero y yo agregaría mexicano a la mexicana y ejemplo nacional de hombre de bien… ¡Muy Bien Don Gabino!

 

 

 

 

 

 

Léa también

Letras en Puntas…

LIBRO, WHISKY, JOYAS Y PINTURA México y anexas… Las Bardianas!!! Hoy lo actual dentro del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *