El Bardo de la Taurina…

Roca Rey y Morante de la Puebla. Foto: Excelencia Deportiva

UNO DE CRIADILLAS Y OTRO DE MACIZA…

Siempre la sobreexposición en las redes con fotos de ovalito o paisaje incluidas termina por ser molesta y jodedora, como dice ese remate de la cita del maestro Camilo José Cela –no es lo mismo estar jodido, que estar jodiendo- y es que no siempre  el incensario de mutuo propio o pagado debe de ser fértil  pa’ aromatizar la existencia a sujetos que solo merecen, cuando lo merecen, un trato lineal. No, no, no a mi menda le duele mucho la espalda y por ello jamás me les tiro a los pies ni a los toreros, ni a los que los alquilan y muchísimo menos me referiré a ellos usando el adjetivo posesivo ese  de Mi Andresito, Mi Pepillo, Mi Cirilo ¿Cómo que Mi? ¿Qué dormimos juntos?, ¿o de que se trata tanta confiancita? cursilería barata, viruta de basura, aunque cada quien tenga su manera de matar chinches, la relación más  libre sin que deje de ser respetuosa entre periodista y toreadores o promotores, siempre lo será esa en la que no media el compromiso de la amistad, porque la libertad en la expresión, solo brotará cuando fluya el libre pensamiento, aceptando que esto es como las enchiladas a dos caras la del frente y la de la vuelta, la del águila y sol, que no es lo mismo que ser dos caras o coberos profesionales atascados en la hipocresía y ojalá algún día los toreros  se percaten de eso porque los del abanico  muchas veces los hunden más profundo, que un toro bravo.

Hoy eso que se llamaba romanticismo en unos casos cambio y en otros se extinguió siempre con la disyuntiva de ¿si fue porque el tiempo es mutante?, ¿o es que uno se quedó estacionado en él? A como quiera que sea hoy la situación es diferente, más en mucho de los casos afortunadamente gracias a la tecnología vivimos una fiesta más puntual, más colorida, más participativa, más plural, somos unos  micro entes metidos dentro de un lente macro que alguien nos está haciendo favor o nos está alquilando, el ponernos ahí donde están sucediendo los acontecimientos a través de los móviles o las cámaras digitales instantáneas de los profesionales, ya que nuestras neuronas, den o no, pa’ formarnos un juicio tecnológico propio, esa es otra cosa.

Además de que cada quien tiene la libertad de ver y disfrutar  su fiesta, esa es una de las ventajas de la modernidad donde España, Francia, Portugal, Colombia, Perú etc. están al instante con un click, así en esta feria de Sevilla o de Aguascalientes a su manera quince mil asistentes nos estarán compartiendo sus puntos de vista, mas  a cada quien se le quedara en su memoria lo que haya que retener, como fue el caso del amigo que regreso de la Feria de San Marcos y muy gourmet dijo todo lo que hubo fue  -uno de criadillas que estuvo a cargo de Andrés Roca Rey al que se sumó el de maciza a cargo del chef José Antonio Morante de la Puebla- esto en mexicano quiere decir que en el país del taco donde los de criadilla se hacen  literalmente con cojones de toro y los de maciza son de puro arte dos extranjeros nos enseñaron a como taquear.

Si de esto fueron capaces dos coletudos supremos que andaban a las prisas porque Andalucía los esperaba ¿de que no van a ser capaces en Sevilla? Con toros que les van a su cante y un público que les saque lo mejor de sí mismos, porque aunque sea en feria no será una castañuela y donde “El Juli” y Manzanares les apretarán canijo, y desde luego  el 10 de mayo que es día de Las Madres se librará la batalla de todas las madres con el Morante señorial y el Rey conquistador y eso se va a poner de frotarse las manos y si vaticinar porque las versiones que de ambos toreros se vio en Aguascalientes nunca será comparable con lo que se podría vivir a nivel del Guadalquivir; Entre coplas de amores y penas, mujeres morenas claveles y luz, yo quisiera vivir una historia, de tardes de gloria de sangre y azul; “Sevilla” de Agustín Lara.

 

Léa también

Letras en Puntas…

ARMANDO LANDÍN-MIRANDA  SE LLEVÓ LA TARDE México y anexas…las Bardianas Hay semanas en que uno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *