El Bardo de la Taurina

Algunas asociaciones sólo están para la bulla, para sacar ventajas, para darse a notar .
Algunas asociaciones sólo están para la bulla, para sacar ventajas, para darse a notar.

DUEÑOS DE LA VERDAD

Desde días que ya se ahogaron en el calendario, samaritanos de estas letras han pedido que me ocupe un poco de las llamadas Porras, Grupos, Sectas, Peñas, Catervas taurinas, de las que todo mundo coincide en que están ligadas por un común denominador y es que entre sus huestes hay de todo taurinamente hablando y, por ello, no se les puede considerar en un balance como los ‘Dueños de la Verdad’. Y en torno a esta fantasía, he de confesar que siempre me ha roído las neuronas la idea de que a alguien se le ocurra extraer de todas las agrupaciones taurómacas al más solvente o en plural de los integrantes y formar una auténtica, sólida, verdadera, confiable agrupación, que con su presencia sirviera a la fiesta.

La idea por si sola puede resultar dificultosa ¿Porque quién va a escoger a esos taurinos tan dignos?, ¿algunos porristas que se quieran independizar? No creo, porque incluso en algunos  gremios se desconocen dos términos fundamentales como lo son ¿Qué es un taurino? y ¿Qué significa y que implica el término grupal?, y si a esto le sumamos el cuestionamiento del conocimiento, caeríamos en la obviedad de que algunas asociaciones sólo están para la bulla, para sacar ventajas, para darse a notar y por ello no se le puede tomar en serio, y esto sólo confirma que la fiesta es una fiesta en la que cada quien vive su propia fiesta e incluso se la inventan y más aún existen cofradías que piensan que regulan la fiesta por medio de sus manifestaciones y hasta dictámenes que llegan a sacarse de la manga hasta convertirlos en reconocimientos que dizque para ‘avalar’, ‘certificar’ o ‘premiar’ las manifestaciones dentro y fuera del ruedo.

Y hablando de ‘sabidurías’ me salta a la mente el grado a que llegan los atropellos en este rubro, como consta en áquel pasaje citado en el espléndido libro ‘Vida y Tragedia de Manolete’, de la autoría del maestro Filiberto Mira / AplausoS, de imprescindible lectura para todo aquel que se jacte de ser un taurino primario (¿quiénes lo han leído? Venga, confiésese sin pena, al cabo nadie lo va escuchar y sólo se lo van a notar cuando esté entre taurinos) en el que un tipo de esos que creen que se ‘tutean’ con los toreros, que les palmean las espaldas, que les hablan con diminutivos, logró acercarse al ‘Monstruo de Córdoba’ quien tomaba una copa en un bar después de una tarde aciaga y le dijo ‘familiarmente’ (o mas bien grotescamente) algo así ‘Figura que ha’estao usted muy bien, el toro no valía na’ y el maestro le escupió en la cara ‘Solo Manolete sabe como ha estado Manolete’.

Manolete.
Manolete.

Ante esto surge la incógnita sobre ¿cuál es el papel (actualmente) que juegan las agrupaciones dentro de la Fiesta Brava?, ¿son orientadores o guías de los asistentes de ocasión?, ¿son apoyadores o destructores de toreros?, ¿son servidores o sancionadores de la empresa? estas son algunas de las grandes incógnitas entorno a estas asociaciones y ellas nos llevan a otras más pero antes de jalarle la madeja, contestaré a quienes inquieren ¿Si pueden fundar una Porra? La respuesta es obviamente ¡Si! y sean bienvenidas, pues la fiesta requiere cada día más de expresiones nuevas y sólo recomendarles no perder de vista algunos puntos como los son; quedar constituidos sólo por  auténticos aficionados que tengan la pasión por delante, siempre costearse sus Derechos de Apartado y sus boletos jamás recibirlos gratis por parte de las empresas ni pedirles rebajas, ni financiamientos o cualquier tipo de prebendas, porque esto conlleva a autocastrarse en sus expresiones, o a ver yo les hago una pregunta a los grupos en gestación, si le piden a las empresa favores, ¿cuando salga al ruedo un burel indigno, cómo se van a manifestar en contra de que sea lidiado? (aunque ya sé que la empresa se la va sacar diciendo que esto le compete al juez). Si ustedes saben que se está discriminando a determinados toreros  al no contratarlos ¿cómo le van plantar a la empresa una manta en donde manifiesten sus desacuerdo? y lo mismo sucede con las ganaderías donde predomina la casta y el trapío que son relegadas y los gremios que tienen maridaje ‘chitón’, ante esto queda claro que todo grupo debe estar sustentado en la libertad y que su único compromiso debe de ser con La Fiesta Brava, así que a las agrupaciones que cumplen con este requisito ¡Mis Respetos!

Léa también

El Bardo de la Taurina

 VERDADES QUE NO ESTÁN VERDES No quiero sonar dramático, bueno quiero sonar como sea, si …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *