El Bardo de la Taurina

Monumental Plaza de Toros México.
Monumental Plaza de Toros México.

EL DERRUMBE DE LA PLAZA MÉXICO

Quienes asisten a la Plaza México, han podido constatar las entradas que se están dejando de registrar, lo cual no se puede ocultar, incluso teniendo los oclayos nublados, se alcanzarían a distinguir dos manchas digamos que iguales, una blanca que son los lugares vacíos y otra negra que son los ocupados, lo cual nos indica que lo mediocre del show sólo da pa’ que se asome la mitad de la gente que debería ir, lo cual no es normal y nos lleva a pensar que, en lo oscurito aunque paradójicamente se esté dando a plena luz de la tarde, algo se está fraguando ‘exitosamente’ para los intereses de los interesados.

Y ese algo es contar con la justificación que dan las paupérrimas entradas, esas que tratan de ocultar o maquillar los jilgueros a sueldo y los locuaces que por un plástico que enmica un cartón con un sello que les dá a los que no son profesionales de los medios y sí jodidos de la cartera, la fórmula pa’ colarse a la plaza sin pagar un boleto y aún peor, es el medio con el que pueden dárselas de muy acá, presumiendo de ser ‘periodistas’ y acceder a los eventos informativos y a las gorroneadas sociales del medio. Pues allá cada quién con su dignidad, con su ética y con los embates de ser el hazmereír de la gente que no se traga las falacias, ni los abusos.

Pero sigamos con el ‘supuesto’ móvil que en realidad debe de ser la realidad de el porqué está sucediendo lo que está sucediendo, o más bien provocándose, y es que mire lector ¿Cómo se puede justificar tener en una megaciudad, una megaplaza que en las últimas décadas presente unos megavacíos? Ante eso debemos aceptar que el cáncer que le han infiltrado a la Plaza México, ya produjo la metástasis que se buscaba y ahora pues ¡claro! que no tiene lógica seguir manteniendo ese elefante blanco y por ello las condiciones están dadas pa’ mocharle el copete a la otrora plaza monumental en su doble dualidad de taurina y voluminosa, lo que se traduce en que un día de estos la zona de los generales que equivale más o menos a la mitad de la plaza y que además arquitectónicamente es independiente de la parte sumida será derrumbada, quedando sólo lo numerados que se remodelarán con las consabidas butacas de fibra de vidrio y la barreras se convertirán en zona VIP. El ruedo quedará adaptado como un escenario de usos múltiples para eventos de box, de basquet, circo, música, mítines políticos, dado que ha como quiera que sea, será el foro techado para espectáculos más grande de la capital y, entre semana, una pista de patinaje producirá ingresos. Y en las temporadas taurinas que por normatividad abarcan veinticuatro domingos obligatorios, pues se usaría para que en ellos desfilen chivos y cabras en algo que no será nuevo pa’ la afición y que, además, es un negocio barato para la empresa pues la oferta de materia prima cuadrúpeda es tan grande como la falta de ética ganadera y los que visten de luces cobran menos por tentar en público, o torear de salón. Sigamos con la remodelación que en lo que es general, una vez que sea terreno fértil, quedarán construidas bajo el domo monumental tres niveles de zona comercial, a donde se asentarán almacenes clasemedieros y algunas boutiques. En el segundo piso podrían quedar las aéreas pa’ los casinos, bancos, gyms, estéticas y negocios que vayan acordes. El tercer nivel lo ocuparán los Chippendales, Mens Clubs, Table Dance, restaurantes, cafeterías, cines, teatros, salones de fiestas. Pero, bueno, antes de que el tsunami comercial acabe con la tradición, ‘como siempre’, se tendrá en cuenta a los aficionados quienes tendrán ‘Derecho de Apartado’. En lo que concierne a las esculturas monumentales, las cuales incluyendo El Encierro y el emblemático reloj serán subastadas en López Morton.

Si esta idea salió de los dueños de la plaza o la compraron, La México ya ‘chupó faros’, pues siendo una propiedad privada no debe haber impedimento legal que detenga el proyecto, además de que en abono de el mismo, no se estará cerrando ninguna fuente de trabajo, sino por el contrario se incrementaría el número de ofertas de empleos. Claro que existe una posibilidad de que tarde o temprano no se dé el derrumbe y sería que el Gobierno Federal o el del Distrito Federal, declararan al inmueble Patrimonio Cultural, lo cual parece ser requeriría del beneplácito de los consejos de cultura y, aún más, tendría que ser aprobado por las cámaras o asambleas correspondientes y para como están constituidas, se antoja casi imposible, aparte de que el gobierno tendría que expropiar y luego desembolsar más millones que kilos pesa un burel de los que ahora se lidian.

Esto podrá sonar a ficción o hasta locura, pero pa’ que usted no crea que El Bardo está deschavetado pregunte ¿Es verdad que donde estuvo el Toreo de La Condesa hoy está el Palacio de Hierro?, y que ¿Dónde estaba el Toreo de Cuatro Caminos están construyendo un Centro Comercial?…Está pendiente de la próxima inauguración de la ‘Plaza Comercial, de Entretenimiento y Cachondeo México’.

El desaparecido Toreo de Cuatro Caminos.
El desaparecido Toreo de Cuatro Caminos.

Léa también

El Bardo de la Taurina

 VERDADES QUE NO ESTÁN VERDES No quiero sonar dramático, bueno quiero sonar como sea, si …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *