El Bardo de la Taurina

José Mauricio, Arturo Saldívar y Alejandro Talavante.
José Mauricio, Arturo Saldívar y Alejandro Talavante.

LA PLAZA GRANDE Y EL CARTEL GRANDE

Antes de referirme a una de esas tercias que con sólo mencionarla provocan pasiones, lo haré de inicio a la que se anuncia pa’ el domingo en la Plaza México y que la pintaron con Alejandro Talavante, español que no es ninguna figura del toreo como pa’ cargar con el peso pesado de una fecha inaugural; José Mauricio, el inexplicable habitante del limbo y Arturo Saldívar, el güerejo acelerado.

Matadores mexicanos que no terminan de convencer porque no obstante que tienen la onza, no la hacen valer como debieran o cuando menos con la forma, frecuencia y la intensidad con que debieran, por lo que los aficionados ya corren apuestas sobre qué cantidad de localidades se quedarán vacías en la plaza más grande del mundo el domingo venidero. Al respecto no doy vaticinio, pues sería muy petulante de mi parte hacerlo, sobretodo por eso que dicen las lenguas de doble filo, que esta columna no es la mejor escrita (¡Por supuesto que no!) sólo la más leída, ante ello no vaya a ser que con un comentario incline la balanza a la baja ‘Loco, loco, loco como un acróbata demente saltaré…’

De la historia se desgrana aquello que el compositor José Antonio Michel, le pusiera en la garganta al inmortal Pedrito Infante pa’ que la vistiera de fama con eso de que de las lunas las de octubre son las más hermosas y esto viene en estas fechas como aceituna pa’ el Martini, pues el mes vigente no obstante lo asentado en la apertura, éste mes ofrece cosas maravillosas para algunos que no pa’ la fiesta como por ejemplo pa’ los ultramarinos que inician su temporada de tientas ataviados de luces lo que harán casi con nulo riesgo y sin el casi un bonchesote de dólares que aspiran por cada presentación, parné que se embuchacan sin que tenga nada que ver la nulidad de trapío, kilos, edad y cuernitos de las ‘fieras’ con las que se cachondean salvo algunas que se escapan del pesebre. Ni tampoco las desoladas gradas que atestiguan los hechos como verbo y gracia lo acontecido en Tlaxcala y Pachuca, corridillas que no se salvaron de ser bañadas por las críticas certeras y por ende agrias que le recetaron a la presentación del desconocido en México Iván Fandiño. Pero bueno, que eso no sea motivo pa’ creer que octubre no pinta y tan es así que este jueves 24 a partir de la 7 P.M. se presentarán en disertación sin censura, ni dobleces esos gitanos de la bohemia taurina que lo son ‘El Pana’, ‘Rafaelillo’ y ‘El Breco’ lo que sucederá en la casa de los toreros que lo es La Asociación Nacional de Matadores que comparte barrio con la Plaza México (Atlanta # 133), lo que ocurrirá dentro del marco de las Tertulias Taurinas, tribuna sin barreras donde las gargantas se afinan y los ánimos se entonan al conjuro de la verdad, los sentimientos, las opiniones y los desacuerdos, todos ellos avivados por un concepto que va camino a la extinción que lo es la libertad de expresión. Así que si usted quiere charlar en la dualidad de escuchar y decir pues ya sabe que los tres auténticos ahí estarán pa’ quién quiera algo de ellos, como se me ocurre preguntarles a ‘El Pana’, a ‘Rafaelillo’ y al ‘Breco’ ¿Por qué no están dentro del elenco de la temporada de la Nochebuena?, ¿Será porque huelen a toreros que con solo hacer el paseíllo ya se adjudicaron la tarde, incomodando a los acomodados? Y sin dejar la Tertulia Taurina de esta noche agregar que como la fiesta es la convergencia de todas las artes, pues en materia de fotografía taurina una tercia de nuevas revelaciones se disputará esa noche el aplauso y la admiración de la concurrencia ya que las artistas de la lente femenina Ana Fabiola Ortiz, Mónica Jiménez y Rache Conti expondrán lo mejor de su arte a favor de la Fiesta Brava.

No me puedo despedir sin mencionar que el que se catapultó esta semana hasta los cuernos de la luna lunera fue el fotógrafo Ángel Bernal quien captó el impresionante momento de la cornada diabólica que le infirió el toro de José Julián Llaguno al matador Juan Luis Silis, cornada que fue capturada en el tiempo para que perdure por siempre en los anales de la tauromaquia, sin duda Ángel Bernal el fotógrafo del año.

La Plaza México.
La Plaza México.

Léa también

El Bardo de la Taurina

 VERDADES QUE NO ESTÁN VERDES No quiero sonar dramático, bueno quiero sonar como sea, si …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *