Consterna a Zotoluco muerte de Luévano

Eulalio Gutiérrez "Zotoluco" lamenta mucho el fallecimiento de su colega y amigo "Chema".
Eulalio López "Zotoluco" lamenta mucho el fallecimiento de su colega y amigo "Chema".

Ciudad de México (ANN).- Hondo pesar causó en los correrios taurinos la trágica muerte de José María Luevano y así el  diestro capitalino Eulalio López “Zotoluco”, lamentó con profunda tristeza el deceso de su colega, el aguascalentense José María Luévano, quien falleció esta madrugada en un accidente carretero.

“Zotoluco”, señaló estar consternado y profundamente triste por esta lamentable noticia y en especial por que “Chema era un amigo mío con el que conviví muchísimo tiempo dentro y fuera del ruedo”.

Señaló que desafortunadamente todo aquel que utiliza un vehículo y carretera, está expuesto a sufrir un accidente de esta magnitud y más ellos que recurren a este sistema de trasporte, cuando van a las distintas ganaderías del campo bravo.

“Desgraciadamente le tocó a él, pero todos estamos expuestos a esta lamentable situación, me siento muy triste y sólo me resta orar por el descanso de su alma y por la pronta resignación de su familia, a la que le mandó un fuerte y sentido abrazo”, agregó.

Mencionó que Luevano, además de ser una extraordinaria persona era un gran matador, joven y con mucho futuro, por sus cualidades y que deja un buen legado a las nuevas generaciones, con un ejemplo de cómo se debe ser en esta fiesta brava.

“Era un torero con mucho futuro, muy formal dentro y fuera del ruedo, lo siento mucho por su familia, deja a tres pequeños hijos y a una gran mujer Laura Fernández (su esposa), que serán los que más sufrirán con esta pérdida, no nos queda más que apoyarlos moral o de cualquier otra forma”, explicó.

Finalmente, señaló que la corrida de este domingo en La Monumental Plaza México, sin lugar a dudas estará dedicada a él y a su memoria por las buenas actuaciones que ahí logró y que le valieron el reconocimiento y el cariño del público capitalino.

José María Luévano lidió el pasado 19 de diciembre en al Monumental México, en lo que fue la séptima corrida de la Temporada Grande 2010-11, con toros de la ganadería de La Soledad.

En esa ocasión Luévano no tuvo la actuación que buscaba al escuchar palmas con un aviso y ovaciones con otro bocinado de la autoridad, con los toros Peluquero y Diseñador, por lo que era un hecho que regresaría para una segunda tarde en está misma temporada mayor, ya que la empresa lo tenía contemplado para unas tres tardes más.

José María Luevéno falleció la madrugada de este día a causa de un accidente automovilístico sobre el kilómetro 158 de la carretera México-Querétaro, cuando se dirigía a su casa.

Léa también

El Bardo de la Taurina

 VERDADES QUE NO ESTÁN VERDES No quiero sonar dramático, bueno quiero sonar como sea, si …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *