Rinden homenaje a Mario “araña” Revuelta

La viuda de Mario Revuelta acudió al homenaje.
La viuda de Mario Revuelta acudió al homenaje.

Mario Araña Revuelta Medina regresó a la Facultad de Arquitectura para quedarse como un recuerdo imborrable. Y es que a partir de este martes, una placa en el muro de honor del inmueble servirá como homenaje permanente a este visionario del deporte que tanto prestigio dio a la Universidad Nacional Autónoma de México como estudiante, jugador, coach y directivo.

“Es un honor volver a esta Facultad que me formó para recordar a quien fue mi amor, mi cómplice y todo. Gracias por no permitir que se le olvide”, dijo con la voz entrecortada por la emoción su viuda, la arquitecta Sofía Musalem López, al agradecer el reconocimiento tributado a Revuelta a través de la Facultad de Arquitectura y la Dirección General de Actividades Deportivas y Recreativas  (DGADyR) de la UNAM.

“Sería injusto no rendir homenaje a un hombre que dejó huella en los corazones de todos cuantos le conocieron. Es un honor que haya sido parte de esta Facultad”, dijo el director de la misma, arquitecto Jorge Tamés y Batta.

Varios de los invitados al acto se encargaron de revivir muchas facetas de su vida, como fue el caso del doctor Héctor Hiram Hernández Bringas, titular de la DGADyR. “El coach Revuelta fue eje de los Leopardos de Arquitectura, pero también un gran deportista y un gran funcionario, y es a esta última labor a la que me voy a referir”, dijo.

Así, ponderó su visión como gestor del deporte: “Fue impulsor de la Organización Deportiva Estudiantil, que dio vida al Consejo Nacional de Institutos y Universidades del Deporte, en 1975, que es el antecedente del CONDDE. Fue director deportivo de la Conade durante la gestión de Raúl González, donde instituyó el Sistema Nacional del Deporte. Fue también director general de Actividades Deportivas en la UNAM, donde creó el Centro de Educación Continua de Estudios Superiores del Deporte, así como las organizaciones Pumitas, ayudando a fortalecer la identidad universitaria. Su proyecto del deporte tuvo tal éxito que en 1983 la UNAM obtuvo 75 campeonatos nacionales”.

Y concluyó: “El deporte estudiantil nacional y el de la UNAM le tenemos una gran deuda. Por eso este homenaje, sentido y representativo, que es a la vez un homenaje a toda una generación de deportistas universitarios”.

Después tomó la palabra el licenciado Mario Antonio Gamboa Martínez, quien formó parte del equipo del coach Revuelta durante gran parte de su vida, para recordar facetas que pocos le conocieron, como su paso como subdirector de Actividades Deportivas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

“Promovió que toda la dependencia participara en actividades deportivas y organizó un campeonato nacional entre todas las secciones. Convirtió todos los estacionamientos de las instalaciones en campos de juego que se habilitaban los fines de semana”.

Otro invitado que participó en el homenaje fue Alejandro Canario Morales, presidente del Salón de la Fama y compañero de equipo de Mario Revuelta. Morales recordó cómo lo conoció “jugando tocho”, y cómo “hacía fáciles las cosas difíciles jugando ofensiva y defensiva”.

El Canario describió un pasaje de la temporada de 1956, cuando se despidió Gustavo Pato Patiño, legendario quarterback universitario, completando con la Araña Revuelta un pase de anotación denominado 4-7, que le dio a la UNAM el título de la competencia.

Otro legendario quarterback de los Pumas, Joaquín Castillo, subió también al estrado para hablar de su inolvidable coach. Recordó cuando lo invitó a formar parte de los Leopardos de Arquitectura luego de verlo jugar en la Juvenil de la Prepa Uno, y cómo su relación se convirtió en una gran amistad, que los llevó a compartir pasajes importantes de su vida, “como mi boda, la boda de mis hijos y muchas cosas más”.

El auditorio escuchó también con gran atención el testimonio de Raúl González, doble medallista olímpico en marcha y ex director de la Conade. “Me fijé en el coach Revuelta porque buscaba gente con trayectoria y compromiso con el deporte. Y precisamente ese grupo de trabajo preparó el proyecto que dio a luz al Sistema Nacional del Deporte, que es la estructura actual en nuestro país”.

Pero más que su labor como funcionario, González ponderó sus virtudes como persona: “Aprendí de él los valores que le dan solidez a las personas para hacer cosas trascendentes: honestidad y compromiso apasionado por las cosas que uno quiere”.

Finalmente habló Julio Ortiz Galarza, presidente de la Fraternidad de Basquetbol Universitaria, quien compartió su vida como basquetbolista de la UNAM cerca de Mario Revuelta, “de quien siempre recibí un trato respetuoso”.

Y dijo que le enseñó “que para triunfar en el deporte hay que sacrificar el lucimiento personal en aras del beneficio colectivo. Esa fue la gran visión que tuvo Mario Revuelta”.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *