PRI en desacuerdo con prohibir la Fiesta Brava

Daniel Aceves Villagrán, fijó su postura al considerarlo improcedente por la derrama económica y la gran cantidad de empleos que genera la “fiesta brava”.
Daniel Aceves Villagrán, fijó su postura al considerarlo improcedente por la derrama económica y la gran cantidad de empleos que genera la “fiesta brava”

* Espera que en el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal sea rechazado esta iniciativa que no analiza la gran cantidad de empleos que genera la fiesta brava.

Luego de que la Comisión de Administración Pública de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobara este jueves el dictamen que prohíbe las corridas de toros en la capital del país, Daniel Aceves Villagrán, Secretario del Deporte del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fijó su postura al considerarlo improcedente por la derrama económica y la gran cantidad de empleos que genera la “fiesta brava”.

Contrario a la iniciativa del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que pugna por prohibir la realización de corridas de toros en la Ciudad de México, mediante modificaciones a la Ley de Establecimientos Mercantiles y Espectáculos Públicos, Daniel Aceves Villagrán, la consideró  improcedente en términos sociales, deportivos, económicos y culturales.

La denominada “fiesta brava”, tiene una gran influencia en la  economía de miles de familias  que subsisten, (de acuerdo a información que generó la empresa de la Plaza México), gracias a la celebración de dicha actividad, explicó Aceves.

Además en una fecha significativa para la Plaza de Toros, hay empleo de manera directa para mil 986 personas, que se traducen en familias, (refiérase a  toreros, novilleros, cuadrillas monosabios, apoderados, ayudas, sastre, fabricantes de utensilios propios de la fiesta: como espadas, banderillas, zapatillas, medias, camisas, monteras, capotes, muletas, palillos para muleta, vara de pica, fabricación de puyas entre otras;  sin contar los empleos indirectos.

Asimismo México, cuenta con un total de 276 ganaderías registradas para  la crianza de toros de lidia; (cada ganadería sostiene por sí misma una implicación activa en el proceso de producción y de empleo); el impulso a la economía de restaurantes, tiendas, estacionamientos públicos, etc., de los alrededores a la Plaza México; así como la derrama que deja por concepto de turismo.

Dejando lo material a un lado, en México siempre ha sido bien recibida la fiesta  taurina, señaló Aceves Villagrán.

El arraigo cultural y de tradición que ha  tenido la “fiesta” en la historia de México, la trascendencia internacional de sus  toreros y personajes, así como su influencia en el arte, le otorga, hoy en día, el merecimiento  de un análisis más profundo y a conciencia, su implicación como arte y deporte puede ser discutida, pero nunca demeritada.

En contradicción a su desaparición, adicionalmente existen gestiones y procedimientos en los cuales se pretende que la tauromaquia, corridas de toros o fiesta brava, se declare en su aspecto inmaterial, “patrimonio cultural y de la humanidad”;  motivos por los cuales en pleno respeto de las divergencias sobre el tema,  el PRI se pronuncia por el mantenimiento y fortalecimiento de este espectáculo deportivo, que con sus antecedentes históricos nos cohesiona e identifica.

Daniel Aceves Villagrán expresó su confianza de que el dictamen aprobado este jueves sea rechazado en el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *