Política Deportiva…

Maestras de la citada Generación.

La integraron varios atletas de renombre

CELEBRARÁ LA GENERACIÓN 1967-1969 DE LA ESCUELA

NACIONAL DE EDUCACIÓN FÍSICA 50 AÑOS DE EGRESO

A Medio Siglo de Distancia

Por Víctor M. Rodríguez Ocádiz

Tres olímpicos de basquetbol, uno de gimnasia, otro de waterpolo y un participante en el Mundial de Futbol en Argentina 78, además de decenas de atletas de renombre, surgieron de esta camada de educadores físicos, que también ocuparon cargos importantes en la historia de la educación de nuestra nación.

Los docentes de la Generación 1967-1969 de la Escuela Nacional de Educación Física (ENEF) estarán de plácemes el próximo día 14 de noviembre, cuando celebren los 50 años de egreso en una comida baile a realizarse en el Deportivo del IMSS en Calzada de Tlalpan.

Los alumnos de la citada camada brillaron con luz propia desde la etapa escolar, en donde sobresalieron prácticamente todos sus integrantes. Muchos de ellos lograron obtener una beca estudiantil y con ello pudieron realizar sus estudios.

Líderes en todo momento, los enefos de aquella época, consiguieron logros que prácticamente ninguna generación de la ENEF ha tenido a lo largo de 83 años que recién en marzo anterior cumplió el Alma Mater de los educadores físicos de México.

BRILLARON COMO DEPORTISTAS

(ARRIBA) Mauricio Palacios, los olímpicos Arturo Guerrero y Fernando Tiscareño.. EN CUCLILLAS: Javier Zúñiga, Rodolfo Valdivieso y Mario González.

En el terreno deportivo estuvieron varios concursantes en los Juegos Olímpicos de Mexico 68. Tal es el caso de Arturo Guerrero Moreno, el famoso “Mano Santa”, quien integró la quinteta que obtuvo el quinto sitio en dicho certamen. Arturo estuvo al lado de Fernando Tiscareño González y de Ricardo Pontvianne Jiménez (qepd), quien también participó en los Juegos de Tokio en 1964.

En la especialidad de gimnasia, nos representó José Vilchis Rojas, mientras en polo acuático integró la selección Francisco García Estrada (qepd). En el campeonato mundial de futbol soccer realizado en Argentina en 1978. Manuel Nájera Siller estuvo presente bajo las órdenes de José Antonio Roca. El goleador Enrique Basulto Fernández jugó como profesional en las filas del Necaxa.

Asimismo conformaron esta generación atletas de gran prestigio en donde algunos de ellos estuvieron en preselecciones a Juegos Olímpicos y Mundiales en su especialidad. Así podemos citar a Salvador Bravo Rivera en gimnasia.

En el caso del atletismo estuvieron Felipe Cigala Pérez, quien después de se convirtió en preparador físico en la UNAM. Igualmente Alfredo Isita Bravo y Angel Rangel Munguía, quienes entrenaron en el CDOM.

Rosa María Covarrubias, quien se convirtió en una jugadora de frontón de inigualable calidad e incluso incursionó en el terreno profesional. Nunca olvidaremos a Catalina Montoya Gaytán, quien conformó la selección nacional de voleibol. Jaime García López también resultó un buen exponente en esta disciplina.

Por lo que respecta al futbol americano, los Halcones de la ENEF hicieron historia en la categoría intermedia, al convertirse en subcampeones, detrás de los invencibles de Ciencias Químicas de la UNAM.

En el equipo albiceleste de nuestra alma mater dirigido por los también educadores físicos mariscal de campo del Poli Guinda y Ladislao Aguilera, estuvieron Luis Eduardo Báez Espíndola, Rodolfo Valdivieso Rasgado y el fallecido Jesús Díaz Mendoza (Villano I), un luchador de gran experiencia y calidad, hijo de Ray Mendoza que creó la dinastía de los Villanos. Asimismo Guillermo Arauz Carpinteiro, Alfredo Cuéllar, Omar Luján Villegas y Alfredo Isita.

Integrantes de la Generación 1967-1969.

EN AÑOS POSTERIORES

Varios de ellos lograron escalar posiciones y se convirtieron en funcionarios a nivel nacional, estatal e internacional. Alfredo Cuéllar Cuéllar se desempeñó como catedrático en la Universidad de Harvard. También Recordamos a Rodolfo Valdivieso Rasgado, ahora mexicalense, quien fue el director general de educación física en Baja California.

Teócrito Arteaga Nochebuena es el primer profesor de esta generación en lograr un Premio Nacional del Deporte. Actualmente se desempeña como director de la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos, misma que él fundó.

No podemos olvidar a algunos colegas como Mariano Caro Silva, quien se desempeñó como presidente de la Federación Mexicana de Montañismo. Tampoco puede pasar desapercibida María de Lourdes Casas Negrete, entrenadora nacional de nado sincronizado.

Mauricio Palacios Hernández y Víctor Rodríguez Ocádiz trabajaron como jefes de sector en Azcapotzalco. Ambos también fungieron como subdirectores de la Dirección General, Al famoso “Chiquilin” se le rozan los ojos cuando recuerda la sesión de danza de niños con capacidades especiales en el Palacio de Bellas Artes.

Hasta allá llegó la importancia de nuestra profesión. Varios artistas de renombre, nunca han pisado dicho recinto. Gran parte de este logro estuvo a cargo de José Luis Vidales amante de la danza y quien organiza un encuentro con internacional con países de centro y América del Sur. Lo propio hizo en oaxaqueño Josué Pérez Suárez (qepd).

Rodríguez Ocádiz llevó a grandes alturas la profesión, al lograr llevar a la sociedad nuestro importante quehacer en más de una decena de medios de comunicación nacionales. De esta forma la sociedad sabía de nuestra loable labor. En la Escuela Nacional trabajó en el área de difusión Daniel Cinta Bravo

Margarita Urbina Fuentes dejo huella en el área técnica de la Dirección General. Fue jefa de sector en Miguel Hidalgo, y dedicó parte de su entorno escolar a asistir en la sala de fisioterapia a Austreberto “Popi” Montaño, ligado al futbol americano como catedrático.

También Aquiles Hernández Rodríguez, quien tuvo a su cargo la mesa de primaria. Líderes sindicales como Froylán Chávez Alarcón (qepd), Oscar Ávalos Falcón, también estudiaron en esta sobresaliente generación 1967-1969. Omar Luján Villegas otro sindicalista, dirigió varios años la CONADEIP de escuelas particulares. José Antonio López y Maldonado fue decano en la Universidad de Las Américas en Puebla.

No podemos olvidar que muchos se convirtieron en inspectores, varios de nuestros compañeros lo hicieron a nivel general en sus respectivos estados. Nuestra profesión nos permitió incursionar en otros ámbitos de enorme relevancia.

Con apenas 12 horas en las plazas iniciales que nos otorgaron el día 1 de noviembre de 1969, fecha en que escribo esta nota, la mayoría pudo realizarse en otras carreras. Hay varios médicos, antropólogos, arquitectos, abogados, periodistas como Víctor Manuel Longgi Sánchez y Alejandro Yañez Corona, quienes junto a quien esto escribe estuvieron en la Escuela de Periodismo “Carlos Septién García”.

Por cierto Yañez quien laboró en el Periódico “la Afición”, estudió para fisioterapista. Otros compañeros también lo hicieron. Así recordamos con afecto al excelente voleibolista Ariel Estuardo López Ángeles que tiene su consultorio en Pachuca, Hidalgo y José Luis Loyola Alcaraz.

Como economista brillaron Aquiles Hernández Rodríguez, quien también dirigió la oficina de primerias dentro de la Dirección General. Como olvidar que fue el director de la Revista de Educación Física “GAMA” de gran prestigio dentro de esta especialidad educativa. Aquiles junto a su esposa Gloria Ayala (qepd), así como otros docentes entre los que se encontraba Luis López Cabrera, estudiaron en la Universidad de Alabama en Tuscalosa.

Integrantes del Grupo D.

INCURSIONARON MAESTROS DE PRIMARIA

Uno de los factores que incidieron en la espléndida trayectoria de quienes conformaron la mencionada generación, fue sin lugar a dudas que decenas de ellos tenían enorme experiencia como maestros de primaria egresados de la Escuela Normal de Maestros.

A pesar de su mayor edad, nunca escatimaron a sus compañeros más jóvenes, al contrario, los aconsejaron e impulsaron a salir adelante sobre todo en las materias que abordaban los temas educativos. Muchos de ellos también lo hicieron en el terreno deportivo, debido a que practicaron diversas disciplinas en su primera institución.

Avezados en temáticas como Ciencias de la Educación, los entonces mentores en primarias de la capital, cuestionaban a los catedráticos y respaldaron a sus compañeros de grupo para conseguir un buen promedio de calificaciones.

En lo que se refiere a las actividades físicas, muchos sobresalían en diversos deportes, así estaban maestros que practicaron a buen nivel, voleibol, basquetbol, futbol soccer, atletismo, gimnasia y futbol americano. Muchos de sus colegas ahora, sirvieron como monitores de los catedráticos y desde ese momento ya corregían el accionar de los demás educandos.

Aunado a lo anterior, el plantel de expertos que dictaron su cátedra, en todas y cada una de las materias prácticas, también resultó de gran utilidad en la formación de quienes se convertirían en los docentes de los niños y jóvenes en centenares de planteles de educación básica.

CATEDRÁTICOS DE GRAN ENVERGADURA

Aún cuando no citemos a todos porque la memoria ya nos falla un poco después de medio siglo de haber finalizado los estudios, recordamos a catedráticos de enorme envergadura y con grandes conocimientos de sus respectivas especialidades. Entre nuestros compañeros también varios se convirtieron en catedráticos como en el caso de José Luis Reyes Fuentevilla, Carlos Escobar Ocádiz, Josué Pérez Suárez, citado líneas arriba y Javier Zuñiga Figueroa, quien obtuvo el mejor promedio de la Generación.

Entre los menores de aquella época señalar a Alfonso Taboada en gimnasia también a Arturo López, a los baloncestistas Ramírez Govantes, Francisco Ugartechea, Constancio Córdoba y el “Ojos” Ramírez, todos ya fallecidos. En atletismo a César Moreno Bravo, Manuel Barragán (qepd),  y Max Tejeda Vega, quien también dejo de existir.

Situación similar ocurrió en otras disciplinas como natación con Paco de Cima. Daniel Váldez, Nelson Vargas Basañez y Pedro Alvarez,  lucha grecorromana con Raúl Larenas y  la leyenda Mario Tovar, quien representó a México en cinco Juegos Olímpicos, en el voleibol a David Slim, a Mario Molares Córdoba en el béisbol, Quito López en danza y en el futbol americano con Austreberto “Popi” Montaño.

En el área académica, no podemos olvidar a Samuel García en Ciencias de la Educación, los doctores Jorge Ojanguren, Amaro, Solís y  los hermanos Estopier, así como Alejandro Quiroz Gálvez, quien con la materia de lesiones deportivas inició la coeducación (grupos “D” y “C”) en nuestra inolvidable Alma Mater. FUERZA, GUÍA Y ESPÍRITU.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *