Ondina Valeria Montaño, emocionada

La tapatía Claudia Valeria Montaño está dispuesta a sobresalir.
La tapatía Claudia Valeria Montaño está dispuesta a sobresalir.

* Está muy contenta de competir en casa con el Equipo de Nado Sincronizado

Ciudad de México (ANN).- La nadadora tapatía Valeria Montaño Flores, integrante del equipo nacional de nado sincronizado que participará en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, sabe que estos son días de sacrificio, más al final llegará la satisfacción y la recompensa.

Montaño Flores es una de las integrantes nuevas del equipo nacional, pues apenas tiene tres meses trabajando con el resto de sus compañeros al cargo de la entrenadora Adriana Loftus, en las instalaciones del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR).

La deportista tapatía se ganó su lugar tras ser observada en el selectivo realizado en octubre del 2010, pero ya había participado en otros chequeos; siempre fue llamada, pero por sus estudios no aceptaba la invitación, hasta que terminó la preparatoria y decidió integrarse.

“Llevamos trabajando cerca de tres meses, de hecho es el mismo tiempo que tengo en el equipo, apenas decidí venir a Distrito Federal y me encuentro en el proceso de acoplamiento. Siempre llegué a los selectivos pero no me quedaba en la capital”, comentó Montaño.

La nadadora reconoció que en estos tres meses ha sentido la diferencia que existe entre trabajar en un equipo estatal y el nacional, pues las cargas de entrenamiento son más pesadas, la responsabilidad más grande y las exigencias mayores.

“La verdad yo sí noté mucho el cambio. Ahora estamos en la semana de choque, que es donde se trabaja la resistencia y si se siente mucho el cambio. Se trabaja con mucha intensidad, no se trabaja tanto en la rutina, sino entrenar para que el cuerpo vaya aguantando más.

“Si estamos acostumbradas a hacer la rutina dos veces por días, ahora la estamos haciendo cinco por día y sí estamos salimos del agua algo cansadas, pero ya que le vayamos bajando nos vamos a sentir mejor”, explicó la jalisciense.

El hecho de que los Juegos Panamericanos sean en Guadalajara, es una motivación extra para la tapatía, quien ya se imagina junto con sus compañeras de equipo que van a ser las más ovacionadas el día de la competencia.

“Mi familia dice que estos son momentos de sacrificio, pero al final llegan los resultados y la satisfacción de que todo sacrificio tiene algo bueno. Hasta te da orgullo de ser de Guadalajara y llegas con más ganas.

“Familiares y amigos me han dicho que me van a ir a ver y se siente más emoción. De hecho todas terminamos la rutina y nos imaginamos que el público va a estar gritando, apoyándonos y nos emocionamos”, concluyó Montaño.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *