Numeralia:Para ellos, no es de mala suerte

Nuestro primer trece, es una auténtica leyenda de las duelas Wilt CHamberlain.
Nuestro primer trece, es una auténtica leyenda de las duelas Wilt CHamberlain.

*Sin lugar a dudas, un aspecto importante dentro de la mente de cualquier competidor de alto rendimiento, a cualquier nivel tiene que ver con el número que eligen para sus uniformes.

En algunos casos, como en el futbol americano tradicionalmente se reservan el 12 y el 34 para mariscal de campo y corredor respectivamente. En otro caso, quienes han tomado el “cabalístico” 13 no precisamente han sufrido de mala suerte… No para ellos pero sí para sus rivales.

Por Juan Carlos Rayón Hernández

Usar el número 13, en cualquier actividad por una u otra razón -superstición más que otra cosa- resulta sumamente raro. No en balde, por ejemplo existen edificios donde no aparece el piso 13. En la última cena por ejemplo, hubo 13 comensales y por supuesto, adivinen a quien le tocó ese número. Y en el deporte, esto todavía resultaba más raro… hasta la llegada de un grupo de atletas quienes demostraron que este “cabalístico” número si resultó de mala suerte… pero para sus rivales.

WILT CHAMBERLAIN

Nuestro primer trece, es una auténtica leyenda de las duelas. Recordado más que nada por su épica hazaña de haber anotado nada menos que la friolera de 100 puntos en un sólo juego; cosa que pasó el 2 de marzo de 1962 defendiendo los colores de los Warriors de Filadelfia ante los Knicks de Nueva York en un juego acontecido nada menos que en la ciudad de Hershey, Filadelfia aquella que hasta ese momento sólo era famosa por los chocolates. Chamberlain, a todas luces es el mejor representante de los “trece” con nada menos que siete títulos del mejor anotador de la NBA; incluyendo las temporadas de 1961 y 1962 cuando promedió nada menos que 50.4 puntos por juego.

Otro aspecto sorprendente, es que Chamberlain lideró a la liga 12 veces en rebotes siendo su promedio de por vida de 22.9 por encuentro. Lo que es más, en un total de 16 temporadas nunca promedió menos de 42 minutos en la duela por encuentro; siendo su mejor momento el ocurrido en ese 1961-1962 cuando tuvo nada menos que 48.5 minutos por juego en promedio.

Otras estadísticas que logró merced y pese a usar el número 13, son cuatro títulos del Más Valioso, uno de Más Valioso en finales de la NBA en la campaña de 1972 y unos sorprendentes 118 juegos donde se dio el lujo de anotar 50 o más puntos. Para tener una idea de lo portentoso de esto, digamos que Michael Jordan se encuentra en el segundo puesto de todos los tiempos, en dicha categoría con apenas 31.

DAN MARINO

Nuestro segundo “súper trece” lo encontramos en el quarterback de los Delfines de Miami. Si bien, es recordado más que nada por no haber ganado un título de la NFL (en la única oportunidad no pudo, porque sencillamente tuvo de rival a un tal Joe Montana). Sus estadísticas sencillamente lo colocan en el “cielo de los mariscales de campo”.

Baste decir que se ubica en el segundo puesto de todos los tiempos, con nada

menos que 61,361 yardas por aire o lo que es lo mismo, unas 35 millas, En pases completos tiene 4,967 en pases de anotación logró 420. Su mejor temporada -y la que prácticamente le valió un lugar en el Salón de la Fama- ocurrió en 1984 cuando lanzó para 5,084 yardas algo inédito hasta hoy en día y es récord para una campaña.

Con 9 nominaciones al Pro Bowl y 37 victorias en regresos en el útimo cuarto, este número 13, en muchos sentidos es el número uno en la historia de los Delfines de Miami.

DON MAYNARD

Otro de los “súper trece” de nuestra lista, es nada menos que el carismático receptor de los Jets de Nueva York. Originalmente seleccionado por los Gigantes de la misma ciudad, no pudo pasar el corte y fue dejado en libertad.

Si no fuera por sus estadísticas, podríamos decir que Maynard tomó notoriedad usando el 13 en su jersey, más que nada por haber sido el primer jugador firmado por los Jets en la naciente AFL (o American Football League), una liga que nació en la década de los 60’s para competir con la venerable NFL.

Fuera de esto, podemos decir que Maynard al poco tiempo se convirtió en el blanco favorito del quarterback “Broadway” Joe Namath. Y en una era donde lograr temporadas de mil yardas era una rareza, Don se hizo nada menos que de cinco, incluyendo la de 1967 donde fue líder de la liga con 1,434. Con cuatro nominaciones al Pro Bowl, sin lugar a dudas que todo el mundo lo recuerda, por haber formado parte de los Jets de Nueva York que sacudieron al mundo de la NFL al derrotar en el Super Bowl III -aquella victoria que el mismo Joe Namath llegó a asegurar- a los venerables Potros de Baltimore.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *