Los Lakers tienen el orgullo perdido

Pau Gasol lideró el camino de los Lakers (23 puntos y 10 rebotes) en la batalla en el Staples Center para llevarse la victorias 96-91 sobre los Clippers el miércoles. Bryant anotó 24, mientras que Bynum tuvo 19 puntos. Los Lakers estarán de nuevo en acción el sábado en Milwaukee, cuando enfrenten a los Bucks. Foto: nba.com
Pau Gasol lideró el camino de los Lakers (23 puntos y 10 rebotes) en la batalla en el Staples Center para llevarse la victorias 96-91 sobre los Clippers el miércoles. Bryant anotó 24, mientras que Bynum tuvo 19 puntos. Los Lakers estarán de nuevo en acción el sábado en Milwaukee, cuando enfrenten a los Bucks. Foto: nba.com

Por Víctor M. Rodríguez Ocádiz

No se sabe en donde tienen el orgullo los Lakers de Los Angeles, seguramente ya lo dejaron atrás y con el equipo actual no tendrán muchas oportunidades de llegar lejos en la breve temporada que se disputa actualmente.

Y señalamos lo anterior a pesar de doblegar a sus coterráneos, los Chippers, acérrimos rivales de la ciudad angelina y víctimas de los dueños de los jerseys púrpura y dorado, quienes cortaron una racha de tres fracasos seguidos.

Y es que los Lakers no tienen enfrente una corona que defender, carecen de la velocidad primordial en el baloncesto, no cuentan con elementos estelares que puedan abrirse espacios y gracias a sus recursos fabricar sus propias jugadas y encestes, además de una banca poco confiable.

La escuadra de Kobe Bryant y compañía quizás reaccionaron tardíamente y no debieron necesitar de una cuarta derrota consecutiva para encender el motor de la quinteta, así como el esfuerzo de una sesión práctica forzada para conocer quiénes son en verdad, y que bueno que lo hayan descubierto pronto.

Ya era hora que se quitaran de encima la pésima actuación que tuvieron frente a los Mavericks de Dallas en donde solamente lograron 73 unidades en un juego anterior, o las derrotas ante Miami y Orlando y la pérdida de una desventaja de 13 dígitos ante los Pacers de Indiana.

Pau Gasol señaló que deseaba quedarse en Los Angeles, pero su rol ofensivo ha dejado mucho que desear, aunque logró 23 puntos contra Clippers, detrás de Bryant, quien ahora sufre porque sin compañeros que le faciliten el tránsito hacia el aro rival, o le permitan disparar sin presión, con una pantalla o bloqueo.

Todos notaron la diferencia en actitud y en la fortaleza mostrada por Gasol, y si la actuación brindada recientemente prosigue en los próximos duelos, Lakers podrá estar cerca del triunfo tan necesario para dar brillo a la campaña 2011-2012.

El equipo más productivo y caro de la NBA, por toda la economía que genera tuvo que recurrir a la fuerza ante sus enemigos, el juego no fue pacífico, hubo seis faltas técnicas y una expulsión con la intención de dejar constancia de que son los mejores en el sur de California. Un equipo competitivo, aunque también reconoce

Mike Brown sabe que tiene un equipo competitivo, aunque también reconoce que les falta una hombre fuerte que les permita recuperar tableros en ambos lados de la cancha, y esa persona podrían ser Dwight Howard, quien podría llegar pronto a cambio de Pau Gasol, aunque el alto comisionado se oponga a dicha intercambio.

Es quizás por su actuación que seguramente se irá pronto de dicho cargo, no solamente debido a los problemas laborales que aún quedaron pendientes, sino por la forma de conducirse, situación muy contraria a la que se vive en la NFL, en donde el alto comisionado fue contratado una vez más, en esta ocasión por cinco años más.

Léa también

Los Rockets aplastan a Oklahoma, 123-108

Los Rockets demostraron que serán un duro hueso de roer en el basquet de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *