España-Argentina, por el quinto lugar

El equipo español busca enmendar en algo la página del mundial en Turquía.
El equipo español busca enmendar en algo la página del mundial en Turquía.

* La quinteta española pudo llegar más alto, pero su horizonte se truncó cuando Paul Gasol no asistió a la competencia. La escuadra hispana fue monarca del orbe, de europa y subcampeona olímpica. Argentina no se queda atrás y resultó campeón olímpico en Atenas 2004

Por Víctor M. Rodríguez Ocádiz

Estambul, Turquía.- Tanto España como Argentina, conjuntos que tenían miras más altas en este certamen mundialista de basquetbol, al llegar a Turquía, lucharán por conquistar un premio menor, la quinta plaza del campeonato.

La quinteta española está todavía vigente y pudo llegar más alto, pero su horizonte se truncó cuando Paul Gasol no asistió a la competencia. La escuadra hispana es aún monarca del orbe, de europa y subcampeona olímpica. Argentina no se queda atrás y resultó campeón olímpico en Atenas 2004, es la escuadra con la media más alta de la contienda y con apenas con cuatro jugadores por debajo de la treintena de años.

Habrá que recordar que un triple del serbio Teodosic, desde casi diez metros y a tres segundos de un igualado partido en cuartos de final, fue el ejecutor de esta situación para España, pero la falta de chispa en el equipo ya anticipó que el resultado final podía ser distinto del esperado.

“Hemos jugado con una pesada mochila de presión”, declaró el seleccionador español, Sergio Scariolo. “No es el final de un ciclo”, dijo José Luis Sáez, presidente de la FEB, nada más concluir el partido de cuartos. Y los jugadores, todavía bajo la congoja de la eliminación de la lucha por las medallas, se conjuraron para “quedar lo más alto posible”.

Para el excelente jugador argentino Luis Scola “Ahora nuestra final es intentar ganar a España y conseguir la quinta plaza del Mundial” , dijo. El caso de Argentina es bastante similar. Una generación de jugadores que ha dado a la albiceleste muchos triunfos está a punto de extinguirse y está fue, quizás, la última oportunidad de conseguir un gran logro y cerrar un ciclo de éxitos.

La gran victoria ante Brasil, en octavos de final, tuvo un efecto laxante en el equipo. “Tenemos que dejar de festejar la victoria ante Brasil”, advirtió el seleccionador Sergio Hernández. Pero esto y la gran dependencia de Luis Scola, el máximo anotador del Mundial, hizo al equipo vulnerable en cuanto el pívot de los Houston Rockets no tuvo una gran actuación.

“Ahora nuestra final es intentar ganar a España y conseguir la quinta plaza del Mundial. Ese quinto puesto es lo mejor del mundo para nosotros en este momento”, afirmó Scola nada más acabar el partido contra los rusos.

“Vinimos con toda la ilusión de conseguir una medalla acá e intentar que el equipo diera el máximo que pudiera . Si España nos gana tendrá que demostrar que son mejores que nosotros. La idea era estar más arriba, pero la realidad es otra”. finalizó Luis Scola.

Léa también

Los Rockets aplastan a Oklahoma, 123-108

Los Rockets demostraron que serán un duro hueso de roer en el basquet de la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *