Muere Carlos Girón, medallista en Moscú ’80

El desaparecido Carlos Girón con el periodista Victor Manuel Rodríguez en su época de gloria.

Por VÍCTOR M. RODRÍGUEZ OCÁDIZ

En memoria de mi compañero Rafael Otañez Ortiz

El deporte mexicano está de luto por el sensible fallecimiento de Carlos Girón Gutiérrez, medallista olímpico en el trampolín de 3 metros en los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980. El ganador de la presea de plata no superó las complicaciones que sufrió en las vías respiratorias y finalmente murió a los 65 años de edad.

Girón estuvo internado desde el pasado 20 de diciembre en el área de Neumología del Centro Médico La Raza del IMSS, en donde fue inducido a un coma y entubado para que pudiera respirar, desdichadamente algunos imbéciles funcionarios de la CONADE dieron la noticia de su desaparición días antes, lo cual fue desmentido por su hija.

La fortaleza de Girón, lo llevó a dejar a un lado el respirador artificial y pudo permanecer varios días sin él. Inclusive los doctores esperaban intervenirlo quirúrgicamente en los días más recientes. Una bacteria hospitalaria finalmente acabó con su vida.

El ganador de la presea de segundo lugar, superó en 2013 un aneurisma en la aorta torácica que puso en riesgo su existencia. Los galenos que lo atendieron en aquel entonces en el Centro Médico Siglo XXI del IMSS gracias a la intervención de los dirigentes sindicales del propio instituto, evaluaron la afección que lo aquejaba.

De aquella operación salió recuperado gracias a su excelente condición física. Hay que recordar que Carlos practicó deporte desde temprana edad en su natal Mexicali, al igual que Enriqueta Basilio, ejemplo para aquellos que con enorme ignorancia señalan que la educación física no existe.

Girón estudió en la Secundaria 94 y fue en 1969 cuando lo conocimos al llegar a impartir clases a dicho plantel, al igual que su compañero en la especialidad de clavados Porfirio Becerril Castillo y el campeón olímpico de caminata Ernesto Canto. Por cierto, luchamos los maestros para que el director de apellido Rojo, diera las facilidades para que fueran al extranjero o a competencias en el interior del país pues estaban concentrados en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano.

El afamado deportista cachanilla, llegó a ser el número uno del orbe y se convirtió en el primer ganador del Premio Nacional del Deporte instituido por el gobierno mexicano en 1975, fecha en que se llevaron a cabo los Juegos Deportivos Panamericanos.

Al recibir la mencionada distinción, Girón tocó el corazón y el alma de quienes estuvieron presentes al señalar: “ Por alguna razón tengo al inminente necesidad de señalar que agradezco infinitamente todo el cariño que siempre he recibido de ustedes en sus comentarios, afirmaciones, desencuentros y bromas”.

Enseguida añadió: “Pero más le doy las gracias a Dios por permitirme disfrutar cada momento de mi vida y ahora más que nunca sé que siempre he tenido la luz conmigo y ella estará siempre presente aún después de mis días”.

Al medallista olímpico le encantaba celebrar su cumpleaños con un clavado en las instalaciones del Deportivo Chapultepec. Subrayó también que “ Sería muy ingrato si no dijera que he sido y soy agradecido con todos mis seres queridos a quienes amo más cada día y también a esta tierra a la que solamente desgarrándome el alma me pueden deslindar de ella”.

Indicó que “seguro estoy que los seguiré leyendo más adelante donde quiera que me encuentre”. Esas fueron las palabras de un hombre de fé, a quien se le reconoce como parte fundamental en la historia de los clavados de nuestra nación, un verdadero ejemplo para quienes se dedican a esta disciplina deportiva.

En la enciclopedia de los Juegos Olímpicos cuya edición más reciente es de 2012, denominada “El libro Completo de los Juegos Olímpicos, en el apéndice referente a las competencias de clavados, se describe en síntesis lo que ocurrió en la modalidad de trampolín de tres metros en la justa de Moscú 80.

Recordamos que a Carlos se le negó la posibilidad de obtener la medalla de oro, debido a una controversia que nunca más se ha presentado. Aleksanr Portnov clavadista local se tiró a la fosa en un lanzamiento de 2.5 de dos vueltas y media con giro y cayó de espaldas, lo que daría a Girón el primer lugar.

De inmediato protestó el soviético y aunque la presidencia de la Federación Internacional de Natación era presidida por el también mexicano Javier Ostos Mora, le otorgaron otra oportunidad al argumentar que el ruido del público que presenciaba la final de 100 metros mariposa, lo distrajo. En su siguiente ejecución lo hizo de forma excelente para ganar la competencia.

El nivel de Girón estuvo a la altura de Claus Dibiasi, Gregory Louganis y los mejores clavadistas del mundo en aquella época. En Moscú le tocó reclamar la mencionada decisión al lado de Giorgio Cagnotto, otra de las figuras universales y Hoffman.

Hoffman estuvo particularmente enojado desde que su reclamo en uno de sus clavados lo distrajo el flash de un fotógrafo y no le permitieron repetir el salto. La ceremonia de medallas fue retrasada por dos días hasta que la decisión final fue anunciada por la Federación Internacional de Natación Amateur (FINA). En la Ciudad de México nos tocó relatar como reportero, multitudinarias manifestaciones afuera de la embajada soviética para protestar por la decisión que habían tomado.

El nombre de Carlos Girón figuró por espacio de tres décadas como representante del IMSS bajo la tutela de Jorge Rueda, En su larga trayectoria, que comprendió a tres generaciones, ya que logró ser reserva para los Juegos Olímpicos de México 68, asistió a los Juegos Olímpicos de Munich ’72, Montreal ‘76, Moscú ‘80 y Los Ángeles ’84, donde se retiró y comenzó su carrera como comentarista de televisión.

Lo volvimos a tratar cuando abrió un restaurante en la Calle de Orizaba y Puebla, trabajamos juntos en la Comisión Nacional del Deporte al lado de Raúl González Rodríguez. Él cómo asesor y su servidor como subdirector de Comunicación Social. Fue funcionario en el área del deporte en el propio IMSS.

Después intentó convertirse en delegado por la jurisdicción de Miguel Hidalgo, y posteriormente por la Alcaldía de Benito Juárez, ambas por el Partido Revolucionario Institucional. Todavía asistió el 18 de diciembre a la Asamblea del Comité Olímpico Mexicano.

No dejó de trabajar en favor del deporte, intervino en diversas conferencias a nivel nacional e internacional. Una de ellas coordinada por otro cachanilla de corazón, el profesor Rodolfo Valdivieso Rasgado, quien fuera director general de educación física en Baja California.

En el programa “Conferencias con un líder en el Deporte”, Carlos tuvo oportunidad de versar sobre su exitosa experiencia deportiva al lado de leyendas como Antonio “Tota” Carbajal, Arturo “Mano Santa” Guerrero, Ernesto Canto y Enriqueta Basilio también bajacaliforniana, compañera de secundaria de Margarita Sayavedra, para quienes no conocen los antecedentes del deporte escolar.

Manifestó que intentaría abrir un complejo acuático en el CDOM. Entre quienes lamentaron su muerte, ahora sí de verdad Ana Guevara y Esteban Moctezuma, dirigentes de CONADE y SEP, no respondieron a la solicitud de la percepción destinada a los medallistas olímpicos que en vez de ser considerados héroes nacionales, parecen limosneros al pedir la beca que anteriores funcionarios les habían otorgado.

Quizá Ana que apenas acabó la secundaria, como diputada, después senadora, ahora dirigente del deporte y aspirante a la gubernatura de Sonora no le hace falta el dinero, pero no hay que olvidar que es un reconocimiento a quienes son ejemplo para niños y jóvenes mexicanos, carentes de ídolos como quiere Andrés Manuel López Obrador. Lástima. Por ahora deseamos que descanse en paz nuestro entrañable Carlos Girón Gutiérrez, a quien le sobreviven su esposa y dos hijos.

El COM anunció el deceso este lunes del medallista olímpico Carlos Girón Gutiérrez.

LA FAMILIA OLÍMPICA LAMENTA EL DECESO DE GIRÓN

La gran Familia Olímpica se une a la tristeza que se vive en estos momentos y lamenta el fallecimiento del clavadista Carlos Girón.

Paola Espinosa, doble medallista olímpica, declaró: “Lamento mucho la partida de Carlos Girón, es una triste noticia y los clavados de México estamos de luto, lo recordaremos con mucho cariño por su hazaña olímpica y le deseo pronta resignación a sus familiares y amigos”.

Asimismo, Alejandra Orozco, medallista olímpica de clavados en Londres 2012, dijo: “Me da mucha tristeza el adiós del medallista olímpico Carlos Girón, es algo muy triste para los clavados, para el deporte mexicano y como medallista olímpico siempre lo recordaremos. Mi más sincero pésame a sus familiares y amigos”.

Léa también

El Para taekwondo buscará hacer historia

México contará con tres seleccionados en Tokio, los cuales continúan con su preparación, con la …