Falleció Humberto Del Valle Alquicira Carreón

Por Víctor M. Rodríguez Ocádiz

La educación física y el deporte mexicano vuelven a estar de luto nuevamente al conocerse el fallecimiento del distinguido impulsor de la actividad física el profesor Humberto del Valle Alquicira Carreón.

Integrante de una familia dedicada en cuerpo y alma a practicar el deporte, Del Valle Alquicira, dedicó gran parte de sus ocho décadas de vida, a promover a la niñez y juventud de nuestra nación por el camino de la disciplina educativa y deportiva.

Familiares como el también desaparecido Eutiquio del Valle Alquicira, uno de los pilares del atletismo mexicano en varias décadas con el estupendo escuadrón atlético Venados, Humberto se inició en las lides del deporte.

Muy joven, además de asistir a su tío, dedicó gran parte de su infancia y adolescencia a intervenir no solamente en las competencias de atletismo en el Deportivo Plan Sexenal, en donde se encontró con otra leyenda de esta especialidad, el también educador físico César Moreno Bravo, actualmente secretario técnico para América Latina.

Su pasión indudablemente fue el baloncesto, lo jugó muy joven, lo recuerdo cuando se enfundó a los 20 años en la camiseta del Deportivo Hacienda dentro de la liga mayor capitalina, una de las mejores de México, junto a la de Chihuahua.

Como basquetbolista brilló intensamente, era cuadro titular de la mencionada escuadra. Su juego se basaba en la fortaleza física que ostentaba, era considerado como un elemento muy rudo, pero también amante del fair play.

COMO FUNCIONARIO

En su portafolio individual en su vida laboral, trabajó en planteles educativos de la Ciudad de México, enseguida su brillante mente lo llevó a explorar y lograr cargos dentro del deporte en la Ciudad de México.

Trabajó para la Dirección de Promoción Deportiva del Distrito Federal. Fungió por allá de los años 80, como director técnico de la Confederación Deportiva Mexicana. Asistió a los Juegos de la XIV edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en La Habana, Cuba en agosto de 1982.

En un viaje que hicimos juntos en el camión que nos llevó a las instalaciones deportivas, pudimos charlar largamente con él, y abrevamos muchos conocimientos, obtenidos en su larga trayectoria como dirigente.

Gustaba de asistir a los encuentros del basquetbol, y comentaba las posibilidades de la quinteta mexicana que finalmente concluyó empatada en el primer sitio de la competencia, aunque por los resultados contra Cuba y Puerto Rico quedó relegada en el tercer puesto.

A los partidos de baloncesto en donde asistía Fidel Castro, también pudo platicar largamente con don Guillermo Montoya que ocupaba el cargo de secretario del Comité Olímpico Mexicano. Fueron días de gloria para este deporte. Fuimos testigos de la victoria azteca frente a Puerto Rico cuando Arturo “ Mano Santa” Guerrero, anotó en un rompimiento rápido cuando estaban escasos 5 segundos.

Después ocupó el cargo de Jefe de Actividades Deportivas del Instituto Mexicano del Seguro Social, cargo que sirvió para fomentar no solamente el deporte, sino inclusive creó un programa preventivo de actividad física que tenía como propósito mejorar la salud de la población aunque no fuera derechohabiente.

Ahí laboró estrechamente la también educadora física Josefina Castañeda, quien fungió como jefa de clases de la Secundaria 94 en donde laboramos a brazo partido por ahí de los años 70’s. Su nobleza y don de gente, le permitió llevar una gran amistad con diversos representantes de los medios de comunicación.

En su largo recorrido, logró ocupar diversas posiciones en el terreno privado. Estuvo al frente de la empresa Voit, fabricante de múltiples implementos para el deporte. Finalmente trabajó como Gerente de Promoción Deportiva al lado de Alejandro Martí, en la empresa Deportes Martí.

Su inquietud, lo llevó a organizar varios eventos que respaldó Martí, firmó convenios deportivos con instituciones educativas como la UMA y el IPN, así como instituciones públicas, entre ellos llevó a cabo carreras de medio maratón y la San Silvestre en el Paseo de la Reforma.

El cuerpo de Humberto del Valle Alquicira, será cremado este jueves a las 10 horas en una Funeraria de la calle de Sullivan. Sus amigos de la prensa, así como profesores con los que convivió a lo largo de su vida, estuvieron presentes en el velatorio. Descanse en Paz, uno de los impulsores más connotados de la actividad física en México.

 

 

 

 

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …