Falleció Enriqueta Basilio, leyenda del olimpismo

Norma Enriqueta Basilio Sotelo dejò de existir a los 71 años de edad.

Prendió el Pebetero en Los Juegos Olímpicos de México 68

BRILLANTE ATLETA MEXICANA ENRIQUETA BASILIO SOTELO

Por Víctor M. Rodríguez Ocádiz

La familia del deporte mexicano y del mundo se encuentra de luto por el sensible fallecimiento de la brillante exatleta bajacaliforniana Norma Enriqueta Basilio Sotelo, la primera mujer en encender un pebetero olímpico en la inauguración de los Juegos de la XIX Olimpiada celebrada en nuestro país en 1968.

La atleta nacida en 1948 en la ciudad de Mexicali dejó de existir a los 71 años. Ella se convirtió en un emblema del olimpismo mundial. La frase que externó a los 20 años de edad, después de recorrer 93 escalones y encender el pebetero en Ciudad Universitaria, sigue vigente 51 años después. “No solamente prendí el fuego olímpico, sino que encendí el corazón de las mujeres”.

Y años más tarde, luchó dentro de la política porque las mujeres fueran reconocidas y respaldadas en su diario acontecer al representar a México en competencias internacionales en varias disciplinas.

La espigada deportista participó en México 68 en las pruebas de 80 metros con obstáculos, donde ostentaba el campeonato nacional. Además intervino en la competencia de 400 metros y el relevo 4×100 en donde apareció la inolvidable profesora de educación física Esperanza Girón (qepd), la atleta más veloz de nuestra nación en aquellos años. También estuvieron Alma Rosa Martínez y Mercedes Román.

La diosa voladora como también le llamaban, hizo ya el recorrido hacia la eternidad. Con 1.76 metros de estatura sentenció hace 51 años “Nací para el mundo el día que encendí el pebetero olímpico”.

Como muchas mujeres en México, sacó a flote a su familia al morir su esposo, también atleta en un accidente aéreo en Oaxaca.  Queta como la conocíamos muchos. A su servidor lo mandaron a redactar una página completa de su trayectoria deportiva y política, se sobrepuso a la adversidad y el deporte forjó su carácter.

Así, la unión familiar de los Alvarez Basilio, logró motivarlos para superar lo acontecido y también el deporte moldeó su temperamento. Enriqueta participó en la especialidad de voleibol, mientras Mario y Oliver lo hicieron en la selección mexicana de waterpolo.

Después de 36 años de hacer historia y convertirse en leyenda, Queta volvió a portar la antorcha con el fuego olímpico. Lo hizo en su paso por la Ciudad de México rumbo a  la justa deportiva de Atenas 2004.

Poco después hizo lo propio en el Maratón de la Ciudad de México el año pasado. Y medio siglo más tarde, volvió a encender el fuego en Ciudad Universitaria en una brillante ceremonia de los 50 años de aquella inolvidable fiesta deportiva, en donde intervinieron los educadores físicos, piezas clave para la organización de los Juegos Olímpicos de México 68.

PROMOTORA DEL DEPORTE

Basilio retomó su vida y volvió a involucrarse en el deporte, especialidad que forjaría su existencia. Para ello la respaldaron varias amigas de Baja California y en aquel entonces el Distrito Federal. Entre ellas sobresalió Blanca García, una de las mejores voleibolistas de México.

Tal como acontece con innumerables mujeres en nuestra nación, a lo largo de su vida estuvo involucrada en promover el deporte y sobretodo en mejorar las condiciones de las damas. Así como miembro permanente del Comité Olímpico Mexicano.

Enriqueta reapareció en una reunión de los Comités Olímpicos Nacionales, organismo creado por Mario Vázquez Raña (qepd). Organizó recorridos por la paz y el deporte a lo largo de muchos años con enorme éxito.

Aunado a su brillante trayectoria deportiva, de 2000 a 2033 fungió como legisladora en la Cámara de Diputados respaldada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Intervino en diversas ocasiones en reuniones en el Senado, que le brindó un homenaje recientemente, al entregar reconocimientos a los cronistas deportivos que ingresaron al Salón de la Fama. Esa fue la última ocasión que tuvimos la oportunidad de conversar con ella.

NUESTRA GENERACIÓN 67-69

Profesores de nuestra generación nos relataron sus anécdotas en Basilio. Alfredo Cuéllar señaló que cuando Enriqueta estaba a punto de salir para recibir el último relevo, la frenó porque César Moreno Bravo, director técnico del atletismo en los Juegos Olímpicos de 1968, le indicó que se quitara el uniforma de México y se pusiera uno blanco.

¿Y de dónde lo sacó?, le cuestionó Enriqueta. Nuestro compañero no supo que contestar, pero por arte de magia, la atleta vistió un atuendo atlético blanco que eligió para enviar un mensaje de paz a los más de 5,000 deportistas participantes.

Cabe recordar que todo ese verano, los jóvenes estudiantes protestaron y fueron reprimidos por el nefasto gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, situación que desembocó en la inolvidable matanza del día 2 de octubre, y que puso en riesgo la celebración de la máxima justa deportiva del universo.

Otro de nuestros compañeros, Rodolfo Valdivieso Rasgado, quien fungió como director general de educación física en Baja California, tuvo una cercada amistad con Basilio y como administrador del Salón de la Fama de los deportistas bajacalifornianos la entronizó en la primera generación. Igual suerte tuvieron el clavadista Carlos Girón y el boxeador Gilberto Román.

Su esposa, la profesora Margarita Sayavedra (Saya) Domínguez de la generación 65-67 de la ENEF fue compañera de Queta en la Escuela Primaria “Benito Juárez” y en la Secundaria. Ambas sobresalieron en el deporte. Basilio en 1964 fue convocada al Centro Deportivo Olímpico Mexicano. Margarita representó a Baja California en basquetbol dentro de los Juegos Deportivos Escolares Infantiles y Juveniles.

Muchos deportistas sobresalientes intervinieron en los citados juegos. Uno de ellos Arturo Guerrero Moreno, afamado basquetbolista, uno de los mejores que ha tenido México. Quien también surgió ahí. Esto lo señalamos para contradecir a Ana Guevara y al cronista Enrique Burak quienes manifestaron “Cuál educación y cuál educación física”. Ahí el ejemplo.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *