Escapada…

Lance Armstrong.
Lance Armstrong.

Por JAVIER CARMONA SOLÍS

MUCHO se ha hablado ya al respecto del caso de Lance Armstrong, quien luego de conquistar por siete ocasiones el título del Tour de Francia, mediante la revisión (años después) de algunas muestras tomadas en su mejor época, se demostró que había consumido productos dopantes, lo que provocó la anulación de todos sus logros, pero la situación persiste.

Resulta que en varias ocasiones expertos acusaron a la UCI y a su entonces presidente, Pat McQuaiy, de que había “protegido” esa situación antideportiva del estadounidense, ahora en desgracia y hasta pidieron y exigieron su renuncia, la que nunca se dio, hasta que hace poco hubo elecciones y quedó eliminado.

Pues bien, ahora, en un nuevo capítulo de “esta telenovela”, Armstrong, el sancionado de por vida, en una entrevista “acusó a otro ex presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), el holandés Hein Verbruggen, de haber encubierto su dopaje. Recuerdo que hubo un problema; yo no sé si era un control positivo, pero se encontraron restos. Técnicamente hablando, desconozco si se traspasó la línea”, precisó el texano, ahora de 42 años, a un diario británico sensacionalista.

Ese capítulo al que se refiere Lance, ocurrió en 1999, dio positivo por corticoides, antes de su primera victoria en el Tour.

Y agregó: “Ya no recuerdo exactamente quién estaba presente en aquel momento, pero Hein dijo simplemente: Es un gran problema para mí, un puñetazo para nuestro deporte un año después del asunto Festina, por lo que necesitamos encontrar algo. Entonces se retiró la fecha de la receta”, detalló Armstrong.

Armstrong se benefició de una supuesta autorización para utilizar una crema a base de corticoides y para sorpresa general, la UCI aceptó sus explicaciones.

Desde que Armstrong reconoció abiertamente haberse dopado, Verbruggen fue acusado de haber encubierto al exciclista, aunque el exdirigente holandés lo negó en enero pasado. “No crean que voy a proteger a gente después de la manera cómo me han tratado. Es ridículo. No les guardo lealtad. No voy a mentir para proteger a otros”, amenazó Armstrong.

Tras estas declaraciones, la UCI emitió un comunicado en el que se asegura que se está formando una comisión independiente de investigación de los hechos y que no se descarta que se cite a declarar a Verbruggen y otras personas acusadas “en beneficio del deporte del ciclismo”.

“Esta investigación es esencial para el bien del ciclismo, con la plena comprensión de la cultura del dopaje del pasado, el papel de la UCI en aquel momento y para que nos ayude a avanzar hacia un futuro limpio y saludable”, añadió la federación.

Y uno se pregunta, ¿cuántos capítulos más tendrá esta telenovela? ¿Y cuántos positivos más serán ocultados? Porque ahora basta con qué un corredor presente una receta médica para utilizar algún producto prohibido, para que salga indemne de la toma de esas sustancias. En fin…

SPRINTS

Veamos algo que nos envía un respetado colega hidalguense y que nuevamente, denuncia las situaciones anómalas en la que incurre la FMC: “Sin duda uno de los ciclistas sobresalientes en la historia del ciclismo de montaña en nuestro país es José Guadalupe Cruz, más conocido en el ámbito ciclista como Lupillo. Ex campeón nacional y vencedor de múltiples pruebas, es también uno de los ciclistas más carismáticos y apreciados en México y otros países en donde ha demostrado su gran clase… Hace unos días tomó parte de la durísima prueba denominada “Ruta de los Conquistadores”, en Costa Rica, teniendo la mala fortuna de accidentarse en la última etapa, sufriendo múltiples fracturas… En medio de este doloroso trance, se ha tenido que enfrentar a otro hecho lamentable: la máxima autoridad del ciclismo nacional, la FMC, que preside Edgardo Hernández Chagoya, le ha dado la espalda, negándole todo apoyo bajo el pretexto de que acudió a Costa Rica sin aval de la FMC, abandonándolo a su suerte…

Cuando la FMC y las asociaciones estatales correspondientes promueven la afiliación, pregonan como argumento principal que con esta licencia el ciclista tendrá derecho a un seguro de vida y gastos médicos, sin importar si el accidente es en competencia, entrenamiento, paseo o si simplemente, como alguien dijo por ahí, iba por las tortillas… Pero quién se supone que debería velar principalmente por los intereses e integridad de los ciclistas mexicanos, sale con el cuento de que como Lupillo no iba avalado, no tiene derecho al seguro… La falta de aval tal vez amerite una sanción, pero nunca dejarlo desprotegido ante un percance que pudo haber sido aún más grave… Si a una figura pública como Lupillo le hacen esto, ¿qué se puede esperar cualquier hijo de vecino, que inocentemente pagó su credencial de la FMC, pensando que con esto cuenta con el seguro correspondiente?… Y que conste que tanto la FMC como las asociaciones obtienen jugosos dividendos de esto y lo único que tienen que hacer es el trámite correspondiente ante la aseguradora… Tengan la seguridad de que si al mismo presidente o algunos de los familiares que frecuentemente viajan al extranjero con la selección nacional les sucediera algún accidente, el trámite ante la aseguradora se realizaría en el acto”… Hay rumores de que el tristemente célebre conocido como “oaxaquito mandilón”, está molesto porque al no avisarle Lupillo de su ida de “ticolandia”, pues no pudo hacer trámites para sacarle dinero al presupuesto oficial y quedarse con él, como aseguran muchos, es frecuente… Por cierto, el mismo directivo, tan celoso de lo que marcan estatuto y reglamento de la federación, es el que desde hace años se ha pasado por el arco del triunfo las elecciones de la Asociación de Ciclismo de Hidalgo, pero como no ha encontrado candidato a modo, ¡que se friegue el ciclismo hidalguense!… ¡Que importan estatuto y reglamento!… Y ahora, una anécdota remembrada con el gran amigo y mejor aficionado al ciclismo, Roberto Morales… Fue vivida en una las vueltas realizadas hace algunas décadas en nuestro país, cuando el gobierno federal se había echado a cuestas la promoción de este deporte… Había un programa muy completo, con competencias a lo largo y ancho del país, entre ellas la Vuelta del Pacífico… La etapa del día tenía como llegada a Zihuatanejo, Guerrero… La elevada temperatura reinante, aunada a la intensidad de la competencia, traían como consecuencia lógica el agotamiento del pelotón, al finalizar la etapa los organizadores canalizaron a los equipos a un supuesto albergue, grande fue la sorpresa cuando vimos que el albergue era en realidad una escuela en muy malas condiciones, en donde había unos catres destartalados, sin regaderas y ¡había que bañarse a manguerazos!… Cuando nos dijeron que la comida estaba lista, el banquete consistía en unos casos llenos de aceite con pescados fritos y eso era todo…. Corrió entonces la voz de que los directivos de la Federación Mexicana de Ciclismo, el Comité Organizador y la gente de prensa estaban felizmente instalados en un hotel 5 estrellas en la lujosa zona hotelera de Ixtapa… Rodolfo Vitela, uno de los mejores ciclistas que ha dado México, hizo uso de su liderazgo, convocó a todos los equipos y los ciclistas con todo y el agotamiento, sin haber probado ni un solo bocado del banquete que nos habían ofrecido, montaron en sus jacas nuevamente para dirigirse a Ixtapa hasta el hotelazo en donde estaban los directivos y protestar por el trato recibido… No tomarían la salida al día siguiente si no se les daba un trato digno… Respuesta tras pocos minutos: un alojamiento en la misma zona y comidas a la carta… Ese liderazgo que demostró Vitela es el hoy hace falta para rescatar al ciclismo nacional, ante la falta de capacidad de la actual directiva de la Federación Mexicana de Ciclismo…

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *