El legado de Soraya Jiménez

Soraya Jiménez, la primera mujer mexicana que ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos, en Sídney 2000.
Soraya Jiménez, la primera mujer mexicana que ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos, en Sídney 2000.

Tashkent (ANN).-  A tan sólo algunas semanas del fallecimiento de Soraya Jiménez, la primera mujer mexicana que ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos, en Sídney 2000, la halterofilia de México ha mostrado el potencial de su nueva generación de atletas.

En los Campeonatos Juveniles de la IWF (siglas de la Federación Internacional de Halterofilia) celebrados en Uzbekistán, jóvenes como Ana Lilia Durán y Janeth Gómez alcanzaron el podio para ubicarse entre la élite mundial.

Estas dos jovencitas tienen algo en común: surgieron dentro del programa de Olimpiada Nacional, un proyecto nacido en la década de los noventas en el país azteca.

Cuando Soraya Jiménez se coronó como campeona olímpica en Australia, ambas tenían apenas dos años de edad.

Durán representa a Baja California en competencias nacionales. Gómez representa a Jalisco. Cada año en las sedes donde se lleva a cabo la Olimpiada Nacional en México, estos dos estados viven una fuerte rivalidad.

Hoy, Lily y Janeth defienden los colores de un mismo equipo: su país.

En una nación donde el fútbol acapara prácticamente todos los reflectores, jóvenes como Janeth y Soraya muestran otro rostro del deporte y de la equidad de género. Son jóvenes, son fuertes y representan a la amplia población femenil en el país.

Janeth fue la primera competidora en tomar acción y subir al podio al ganar bronce. Terminó con 72 kilogramos en el arranque, 95 en el envión y 167 en el total dentro de los 53 kilogramos. La china Binglian Lin y la Norcoreana Un Sim Rim, se llevaron el oro y la plata, respectivamente.

Un día después, Ana Lilia ganó dos medallas de bronce en la división de hasta 58 kilogramos. En una totalizó levantamientos de 191 kilogramos y 107 en el envión para llevarse la otra. En el arranque quedó en 84 kilogramos.

El primer sitio fue para Wei Chengyu de China, quien registró 85 kilos en el arranque, 109 en el envión y 194 en total. La tailandesa Kamonchanok Intamat  terminó con 86, 108 y 194. La diferencia entre el oro y la plata fue de sólo 50 gramos por peso corporal.

Chengyu entró a la competencia con un registro de 57.01 kilos en la báscula, mientras que Intamat cerró con 57.51. El peso corporal de Durán fue de 57.87.

La Mexicana Durán fue la mejor representante del continente americano en una competencia donde dominaron las asiáticas. Maria Nantip de Ecuador terminó en la posición 14 y  Maria Heylsime Asuncion Tiongson de Estados Unidos quedó en el lugar 22.

Para Durán este fue otro logro importante en su joven carrera. La originaria de la fronteriza ciudad de Mexicali (cercana a California) y nacida en 1997 tiene ya un palmarés importante dentro de las competencias de la Federación Internacional de Levantamiento de Pesas.

En 2012 “Lily” finalizó en la primera posición del Campeonato Mundial Juvenil de la IWF en Eslovaquia y se ubicó como subcampeona Panamericana en el Campeonato Juvenil. En estas dos justas compitió dentro de los 53 kilogramos. Ahora, forma parte de la división de hasta 58, en lo que es un nuevo logro dentro de una nueva categoría.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *