El deporte debe considerarse como un derecho

Daniel Aceves Villagrán.
Daniel Aceves Villagrán.

* Además es un factor fundamental en el desarrollo social de los ciudadanos de cualquier país, señaló Daniel Aceves Villagrán, Secretario del Deporte del CEN DEL PRI

El deporte debe considerarse como un derecho humano, no como un lujo, ni un capricho de quienes los practican, sino por el contrario, debe ser concebido como un instrumento de paz en tiempos en que la violencia ha provocado tanto daño en la sociedad mexicana.

La anterior, fue la expresión común entre los ponentes del Foro Temático Sobre Cultura Física y Deporte, organizado por la Secretaría del Deporte del Comité Ejecutivo Nacional de Partido Revolucionario Institucional, que encabeza Daniel Aceves Villagrán.

El medallista olímpico en lucha grecorromana comentó que el deporte no es un lujo, sino un factor fundamental en el proceso de desarrollo social de cualquier país, y así debe ser visto en México, porque sin la cultura física y éste, nuestro país estaría ausente de un fenómeno internacional vigente desde siempre.

En ese sentido, comentó que hay una asignatura pendiente por parte de los tres niveles de gobierno para implementar políticas públicas aplicadas para que toda la ciudadanía pueda practicar algún deporte y le permita mejorar su nivel de vida.

“Los recursos que se encaminan para el deporte de México, no tienen alguna repercusión en la disminución de los índices y prevalencia de la obesidad y sobrepeso; ahí es donde existe una preocupación legitima”, señaló Aceves.

Por eso urgió a crear e implementar programas para lograr la masificación deportiva, que tanto ayudaría a combatir la obesidad escolar en todo el país.

“Constituyendo una política pública que permita desde las escuelas haber mejores y más instalaciones deportivas, desde los centros sociales y culturales e implementar procesos para que haya más promotores de la cultura física y deporte”, explicó.

Por su parte, Beatriz Pagés, secretaria de Cultura del PRI, señaló que en México deporte y cultura pueden unirse para ayudar a contribuir en la construir la paz y el desarrollo en el país.

“Ustedes dirán: ¿Y por qué, si no estamos en guerra? pero en realidad el país atraviesa por condiciones similares a una guerra, por la pobreza, el hambre desempleo y falta de educación ha provocado la desmoralización de la sociedad; además una profunda crisis familiar que he empujado a la niñez a convertirse en sicarios y engrosar el ejército de los carteles del crimen organizado, donde carecemos de héroes y donde solo se promueven antihéroes”.

Por eso señaló que el deporte es una magnifica herramienta, no solamente para lograr buena condición física, sino para incorporar reglas, disciplina, ética, moral; buenos valores de competencia que nos lleven a convivir bajo condiciones de igualdad, de respeto y solidaridad con otras razas o con otros grupos diferentes al nuestro.

Recordó que la Organización de Naciones Unidas, ha demostrado que cuando el deporte se lleva a lugares de conflicto la violencia y la confrontación disminuye como sucedió en Colombia o Ruanda.

“Ahí fue escenario de un genocidio terrible que costó la vida a un millón de habitantes y la ONU tomó la decisión de llevar deporte a las comunidades  lograr lo que nunca antes se había logrado, que las dos tribus en pugna a través del deporte comenzaran a convivir y aceptarse”.

En ese sentido, la ONU firmó un acuerdo para considerar al considerar al deporte como un derecho a humano y una escuela ideal de vida y otra que el deporte, el juego contribuye a cicatrizar las heridas emocionales y ayuda a superar las situaciones de conflicto y crisis, explicó Pagés.

“No es un lujo el deporte, no es un capricho, no es una diversión, sino un instrumento para la paz y el desarrollo de los pueblos y ese es un compromiso que tiene el partido para comience a ser aterrizado”, subrayó.

La corresponsal del periódico El País, de Colombia, Margarita Solano, colombiana naturalizada mexicana, habló sobre cómo la práctica del deporte contribuyó en gran medida para que la ciudad de Medellín dejara de ser una de las ciudades más violentas del mundo a fines de los años 80s.

Recordó que en Medellín había dos mil 640 jóvenes en las listas de los grupos criminales, quienes habían tomado justicia por su propia mano, pero el alcalde los puso a trabajar para beneficio de la sociedad y a practicar deporte.

“Actualmente no hay un sólo parque en donde vendan drogas o que haya gente nociva, ahora son lugares públicos hechos y creados para los jóvenes; ahora muchos de ellos son carpinteros, zapateros, albañiles y deportistas convertidos en maestros de educación física o entrenadores”, explicó.

Resaltó que en aquel entonces al menos dos mi aceptaron dejar las armas y a partir de entonces la tasa de homicidios bajó de 281 homicidios por cada 100 mil habitantes, a 26.

Otros ponentes fueron José María Ferráez, Víctor Goldner Schwarz, Francisco Javier Camargo, Rodolfo Aznar y Martha Millán Martínez.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *