Duarte entregó reconocimiento a Nájera

El Gobernador del Estado entrega reconocimiento a Eduardo Nájera por su trayectoria.
El Gobernador del Estado entrega reconocimiento a Eduardo Nájera por su trayectoria.

*El basquetbolista chihuahuense de NBA, se une a la Lucha Contra el Cáncer de Mama.

El Gobierno del Estado, la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte, a través del Instituto Chihuahuense del Deporte y Cultura Física, informan que, el chihuahuense Eduardo Alonso Nájera Pérez, jugador la Liga Profesional de Básquetbol de NBA, recibió un reconocimiento por su trayectoria, otorgado por el Gobernador del Estado, Lic. César Duarte Jáquez.

Eduardo Alonso Nájera Pérez, jugador la Liga Profesional de Básquetbol de NBA, entregó su playera al Gobernador del Estado, Lic. César Duarte Jáquez.
Eduardo Alonso Nájera Pérez, jugador la Liga Profesional de Básquetbol de NBA, entregó su playera al Gobernador del Estado, Lic. César Duarte Jáquez.

Por su brillante carrera deportiva que alcanza los más altos niveles competitivos, merced a su esfuerzo, dedicación y disciplina en el trabajo. Porque en la vida, para iniciar un proyecto hace falta ser valiente; y para concluirlo hace falta perseverancia. Su exitosa trayectoria, es inspiración y ejemplo para los jóvenes chihuahuenses, es parte del mensaje que se plasmó en la placa que se le entregó a Lalo Nájera.

De igual manera, el Gobernador del Estado regaló a Eduardo Nájera la corbata y pin de la campaña de Deportistas en la Lucha Contra el Cáncer de Mama, “Estoy muy contento de despedirme de mi carrera deportiva en México, en Chihuahua con mi gente, que me vio crecer y fueron impulsores para mi trayectoria”.

“En Chihuahua los deportistas son jóvenes con causa, apoyar una campaña como la lucha contra el cáncer de mama, habla del compromiso que va más allá de obtener campeonatos o medallas, es una labor social importante para toda la comunidad”, comentó Lalo Nájera.

En corto:

LALO NÁJERA

Estas tierras benditas del Señor, de hace muchísimos años se han caracterizado por sentir una gran pasión por la actividad física y el deporte.

Grandes eventos, extraordinarios deportistas, entrenadores, así como árbitros y jueces, sin que se escape la presencia de cronistas y patrocinadores, son reconocidos por los chihuahuenses por su sobresaliente trayectoria y aportación al movimiento del deporte chihuahuense.

Particularmente, esta mañana, nos ocupa el reconocer a uno de los deportistas con mayor proyección internacional del deporte chihuahuense y mexicano, al basquetbolista que vimos hace poco más de 20 años, con grandes capacidades físicas, y con una gran determinación al momento de la práctica y los encuentros deportivos, son características que hablan del carácter del nacido en Meoqui, Chihuahua. Eduardo Alonso “Lalo” Nájera Pérez.

El básquetbol, ha sido, junto con el béisbol y el boxeo, por más de 80 años, uno de los deportes de mayor aceptación en nuestra sociedad, además de ser el primer deporte de conjunto en obtener una medalla olímpica, esto en 1936, donde militaron tres chihuahuenses, Jesús “Tuto” Olmos, Greer Skausen y Kiko Martínez.

Otro hecho notorio, es que el representativo mexicano en los Olímpicos de Roma 1960, diez de sus doce integrantes, eran chihuahuenses, 5 juarenses, 3 chihuahuenses y dos casagrandinos.

A partir de esos hechos, la selección nacional estuvo integrada siempre por cinco o más chihuahuenses, y es que al interior del estado había una gran competencia, no existía un equipo dominante, Parral, Juárez, Casas Grandes y Chihuahua, protagonizaron memorables encuentros en busca de la corona estatal, por lo que a nivel nacional se escuchaba: “es que los campeonatos estatales en Chihuahua, son de más garra y emotividad que los nacionales”.

Las autoridades del básquetbol mexicano, no vieron las estrategias y programas que otros países estaban implementando para desarrollar su deporte, y así en la década de los 70´s, se asistió por última vez a unos Juegos Olímpicos, donde Jesús García y Rafael Palomar, levantaron la mano por el deporte chihuahuense.

A principios de la década de los 90, s se dio un repunte de este deporte a nivel internacional, en el que el equipo mexicano liderado por un gran chihuahuense, José Luis “Satanás” Arroyos, que ese entonces, ocupaba los primeros lugares en el área centroamericana y panamericana, en esa misma generación estuvieron Kike Ortega , Ángel “Pompis” González, Alberto “Chorro” Bernal, entre otros.

En esa misma época, mientras el eterno Tino Chávez integraba con éxito la selección nacional, en esta ciudad, al mando del Profr, Joel Martínez, se conformaba un equipo con los adolescentes y jóvenes de mayor talento físico atlético, entre otros, Alex Aguirre, José “cachetes” Olivas, Héctor “Tilín” Mendoza, Joel Martínez Hijo, Hiram Urrutia y otros que al tiempo confirmaron su calidad de promesas.

Son contados los casos de deportistas chihuahuenses que a temprana edad han logrado escalar la cumbre del deporte internacional, como es el caso de Raúl Palma, quien a sus recién cumplidos 17 años, ya formaba parte del exitoso equipo mexicano, que lograra una presea plateada en los Panamericanos de 1967.

En igual situación se encuentra Eduardo Nájera Pérez, quien a los 16 años, se le vio hechuras para llegar a conquistar la gloria de su deporte favorito. Tan fue así, que en los torneos estatales y nacionales, ya era pilar del equipo dorado y morado obispo.

Su entrega y pasión mostrada en esos logros, llamaron la atención de visores estadounidenses, teniendo como resultado, su ingreso a equipos estudiantiles, entre ellos, su paso por la Universidad de Oklahoma, donde se convirtió en una de las principales estrellas en los torneos de la NCAA.

De su brillante trayectoria con los “Sooners” de Oklahoma, cabe destacar, que el 28 de marzo del 2000, le fue dado el reconocimiento del jugador del año, entrando al salón de la fama de esa institución educativa. De ahí da el paso la cúspide del básquetbol profesional de los Estados Unidos, convirtiéndose en el primer chihuahuense en militar en un equipo de la NBA, los Maveriks de Dallas, con los cuales consigue un lugar especial dentro de sus compañeros, cuerpo técnico y la misma afición, que por cierto colocó en los primeros lugares de venta su camiseta, conocida como “EDDY.

A la largo de doce años, milita con éxito en diversos equipos de esta liga profesional, para convertirse en la actualidad como un prometedor coach en la liga de desarrollo de la NBA.

Eduardo Nájera, junto con otros ilustres basquetbolistas chihuahuenses, han sido producto del gran interés y pasión que entre la comunidad se ha despertado y mantenido por siempre, y ese producto continúa siendo apoyado por padres de familia, autoridades gubernamentales, deportivas, educativas y de la iniciativa privada, ejemplo de lo anteriormente anotado, lo tenemos en la conquista del deporte universitario chihuahuense, quienes acaban de obtener sendos campeonatos nacionales universitarios en sus ramas femenil y varonil.

Con la introducción de la liga “Chihuahua Vive” se logra involucrar a la afición chihuahuense y rescatar al basquetbol femenil, al cual no se había visto figurar en una liga a nivel estatal.

Después de 10 años se logra conquistar la presea de oro en el basquetbol femenil universitario a la par con el basquetbol varonil quienes hacía un poco más de ese tiempo que no habían logrado alcanzar el máximo título.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *