Doble Empate, Iturrizaga-Milos y Narciso-Felgaer

El empate Iturrizaga – Milos ocurrió en 18 movimientos de una apertura Reti que se transformó en Inglesa.
El empate Iturrizaga – Milos ocurrió en 18 movimientos de una apertura Reti que se transformó en Inglesa.

Ciudad de México (ANN).-  Iturrizaga, de Venezuela, y el brasileño Gilberto Milos, así como en el tablero del español Marc Narciso Dublán y el argentino Rubén Felgaer principió la fase semifinal del III Campeonato Iberoamericano UNAM 2010, en el teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Cultural Universitario de la UNAM.

El empate Iturrizaga – Milos ocurrió en 18 movimientos de una apertura Reti que se transformó en Inglesa mientras que el de Narciso-Felgaer, Inglesa Cuatro Caballos, se acordó en 22 lances.

Junto al teatro centenares de aficionados flotaban en el fascinante mundo del ajedrez. Tiendas de libros, ajedreces, relojes, tableros de madera y de material plástico, piezas Staunton originales de Inglaterra y hermosas réplicas de Estados Unidos, conferencias históricas, teóricas y técnicas, teatro, cine, declamaciones (Torre homérica, sesgo alfil, de Borges), exhibición de El Turco, el autómata que conmocionó a Europa y que se incendiara en Filadelfia;  El turco de Kempelen que derrotó a Napoleón y en el cual se escondía el fuerte jugador, de corta estatura, Allgaier y aquel Schlumberger, que sólo perdía ante Labourdonnais, que acudía al Café de La Regence en el que se reunían Philidor, el enciclopedista Diderot, Robespierre, Saint Amant… y en esta atmósfera se esperan con expectación las simultáneas que ofrecerán en la Sala Nezahuálcoyotl las leyendas vivas, las dos famosas K, Garry Kaspárov y Anatoly Kárpov. El rector José Narro Robles presidirá el ceremonial inaugural.

Las dos semifinales tuvieron un perfil semejante. Los ejércitos de las blancas y de las negras concentraron sus piezas en el centro del tablero. Despedían energía amenazante con un rompimiento en las casillas centrales.

En el juego Iturrizaga-Milos el reloj, la tercera pieza del tablero, empezó a jugar un papel dramático. La preparación del brasileño sorprendió al venezolano. Iturrizaba necesitó de 25 minutos para hallar el movimiento adecuado en 12. Ab2. Su reloj parecía correr a mayor velocidad que su antagonista; disponía de 42 minutos con 12 segundos para toda la partida mientras que el cronómetro de Milos marcaba 1:12.57. El reloj se introdujo en las partidas de ajedrez en el torneo de Londres de 1851 y el juego mostró un nuevo enfoque agonal y artístico.

La valoración de la posición, acaso incierta para las blancas, y el color de las piezas marcó la senda estratégica. Como en teoría Iturrizaga es más fuerte Milos le insinuó e invitó a unas tablas con el movimiento de un caballo. El brasileño dio la impresión de estar mejor preparado en la defensa.  E Iturrizaga, que no pudo resolver satisfactoriamente la posición, las aceptó con la repetición de movimiento de otro caballo. El reloj de Milos, con las negras señalaba una hora con 3 minutos y 45 segundos. Y el de Iturrizaga, con blancas,  apenas 12 minutos con 36 segundos para el resto del juego.

Mañana, Milos conducirá las piezas blancas.

El turno del color juega su papel en los empates. El español Narciso Dublán, con blancas y el argentino Felgaer trazan en el tablero una Inglesa cuatro caballos. Acumulan sus piezas en las casillas centrales. Doblan torres en la columa central denominada d. Intercambian un par de peones y una pieza menor. Y hay repetición de jugadas.

Felgaer hace la invitación a las tablas con el movimiento repetido de la dama. Tiene un Elo superior y conducirá mañana las blancas. Narciso Dublán las acepta tal vez por una razón: mañana llevará negras y en la ronda de clasificación fue el único jugador que ganó tres partidas con las piezas negras. Cada quien se tiene confianza en las circunstancias del color y en la naturaleza de su juego. Parte de una estrategia general de lucha.

Si mañana hubiese empate enfrentarán en dos partidas blitz a cinco minutos. Y de persistir se romperán las tablas con el sistema Armagedón  (muerte súbita) en otro blitz de con tiempo de 6 minutos para las blancas y cinco para las negras. Si éstas empatan serán declaradas triunfadoras.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *