Clausuran I Juegos Olímpicos Juveniles

Los Juegos Olímpicos de Singapur llegaron a feliz término.
Los Juegos Olímpicos de Singapur llegaron a feliz término.

* Singapur dijo adiós y le pasa la estafeta a Nanjing, China 2014

Singapur, Singapur.- Ante más de 25 mil espectadores, este jueves se realizó la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2010, luego de 12 jornadas de competencias celebradas en la ciudad-estado de Singapur.

Al igual que la inauguración, el escenario flotante del complejo Marina Bay, se vistió de luces multicolores para recibir por última ocasión a los más de 3 mil deportistas, incluyendo los 42 integrantes de la delegación mexicana con sus siete medallistas, quienes dieron forma a la magna justa juvenil, en su primera edición.

“Jóvenes, ustedes nos han inspirado, la integración de los deportes, la cultura y educación, hicieron de estos Juegos algo mágico. Quiero agradecer a todos los que hicieron posible esta experiencia a lo largo de los últimos dos años y medio de preparación”, señaló Ng Ser Miang, presidente del Comité Organizador de Singapur 2010. “A todos los voluntarios, desde el fondo del corazón, les agradezco su pasión, entrega y dedicación a esta causa, para mostrar lo que Singapur puede darle al mundo”.

Por su parte, Jacques Rogge, Presidente del Comité Olímpico Internacional, se encargó de dirigir un mensaje, antes de la declaratoria de clausura y pasar la estafeta a Nanjing 2014.

“Estos Juegos dejarán un gran legado humano en Singapur y el resto del mundo. Nos enseñaron que con su entusiasmo, es posible combinar el deporte de elite, la educación y cultura”, aseguró Rogge. “La luz olímpica se apaga esta noche, pero el espíritu de Singapur permanecerá, y desde ahora trabajaremos para que los Juegos Olímpicos de la Juventud Invernales, en Inssbruck 2012 y los próximos de verano, en Nanjing, China, sean todo un éxito también”, agregó.

Como es una tradición en las ceremonias de clausura, el momento estelar de la noche se dio con la extinción del fuego olímpico, representado a lo largo de la justa, con un faro gigante, mismo que gradualmente se apagó, mientras un marino entonaba notas solemnes con su corno.

Una vez que la luz de Singapur 2010 quedó extinguida, se dio paso al festejo al centro del escenario con un concierto especial para los jóvenes deportistas.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *