Armstrong: por la puerta trasera

Lance Armstrong se despidió del Tour de Francia. Foto: letour.fr
Lance Armstrong se despidió del Tour de Francia. Foto: letour.fr

* El hombre más laureado en la historia del Tour de Francia dijo adiós a las carreteras galas de la manera que menos le hubiera gustado, pero las caídas y pinchaduras lo dejaron lejos de los punteros

Por Víctor M. Rodríguez Ocádiz

Lance Armstrong se despidió del Tour de Francia por la puerta trasera sin dejar en la mente de los espectadores ese sello de triunfador que le caracterizó durante todo su historial deportivo.

El hombre más laureado en la historia de la competencia francesa, dijo adiós definitivamente a las carreteras galas de la manera que menos le hubiera gustado, pero las caídas y pinchaduras lo dejaron lejos de los punteros a quienes dio pelea en las primera etapas del certamen.

Primero lo intentó en la etapa de Pau pero ni siquiera aspiró al triunfo, ni probó atacar a sus adversarios algo que ni siquiera hubiera pensado hace 20 años. La verdad es que las caídas han dado al traste en la despedida del corredor texano.

Al inicio de este Tour ofreció una buena actuación en el prólogo de Rotterdam, pero pronto en su paso por el pavés terminó por aniquilarlo y ahí comenzó su andar más modesto por el terreno galo.

Casi 40 minutos (39.20 minutos) para ser exactos es el tiempo que perdió en relación con Alberto Contador a lo largo de tres semanas y después de tres fragorosas semanas de competencia.

A partir de estos momentos, Lance comenzará una nueva vida, su carrera como ciclista ha finalizado, será el tiempo de pensar en otras cosas, la bicicleta nunca la olvidará, seguirá como desafío, pero sin temor a equivocarnos, la lucha férrea contra el cáncer que padecen 28 millones de seres humanos en el orbe será una de sus prioridades ahora que cumplió ya 39 años de edad.

“NO PODIA NI DEBERÍA ABANDONAR”

El estadounidense, una leyenda ya de este deporte al imponer sus condiciones en siete ocasiones en el Tour de Francia, señaló categórico al concluir la competencia: “No podía ni debería abandonar, deportivamente no he corrido como me habría gustado, pensé que estaba bien preparado e inicié bien las hostilidades, pero se presentaron diversos contratiempos que me perjudicaron”, dijo con la tristeza reflejada en el rostro.

Sabedor que no cumplió con las expectativas con las que acudió a esta competencia del 2010, al terminar en el sitio 23, manifestó que se sobrepuso a la primera caída en donde no perdió tiempo al recuperarse a tiempo “sin embargo físicamente no me recuperé bien, pero en la segunda definitivamente recibí el golpe definitivo y ahí se esfumaron las esperanzas de ser puntero”, asentó.

Armstrong, jefe del equipo Radioshack estaba convencido de que estaría mejor que la temporada anterior en la que fue gregario de Contador. “no se dieron las cosas como las planeé, para justificarme podría encontrar e inventar una docena de excusas que no me hubieran llevado a nada”, indicó.

Al contrario – continuó -, tuvo que dar el resto y aunque reconoció que su puesto 23 no era el ideal, dijo que hubiera sido un gran error abandonar la competencia y al equipo, compañeros, patrocinadores y seguidores.

EL MAILLOT 28<

Antes de partir hacia la última etapa de la carrera en la que posee el récord de victorias, Lance no quiso quedarse atrás y poner su sello al salir junto con sus compañeros del Radioschack con el suéter de su fundación y el dorsal marcado con el número 28 en referencia a los 28 millones de enfermos de cáncer en el mundo, sin embargo los jueces lo obligaron a despojarse del maillot y los obligaron a ponerse el de su escuadra.

Ante esta petición de los jueces, Lance y sus coequiperos se bajaron del biciclo y se quitaron la vestimenta negra de la fundación Livestrong para ponerse los dorsales con los seguros característicos. Esta escena fue presenciada por varios fotógrafos que cubren la competencia francesa.

El heptacampeón que ya no volverá a intentar llevarse su octava Grand Boucle, tuvo como premio de consolación, despedirse del público galo desde el pódium al que tantas ocasiones trepó como monarca, aunque ahora junto con sus compañeros del Radio Shack que se consagró como el mejor escuadrón de esta edición.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *