Abraham Camacho, bronce en pentatlón

* El jalisciense subió al podio tras acumular 4,588 puntos. El tapatío consideró que fue fundamental su labor con la espada

Abraham Camacho, orgulloso mcon su galardón. Foto: deporte.org.mx
Abraham Camacho, orgulloso mcon su galardón. Foto: deporte.org.mx

Singapur, Singapur.- El pentatleta Abraham Camacho se colgó este domingo la medalla de bronce, luego de sumar 4,548 puntos, en el marco de los I Juegos Olímpicos de la Juventud, en competencia desarrollada en la Sports School, al noroeste de Singapur.

De esta forma, Camacho Peregrina contribuyó a la jornada de dos preseas, junto al canoísta Pedro Castañeda, para que México acumule hasta el momento un metal de plata y cinco de bronce en la justa olímpica juvenil.

El jalisciense dejó parciales de 1,000 puntos en la esgrima, 1,204 en natación y 2,344 en la prueba combinada de tiro-carrera, a la cual llegó ubicado ya en el tercer puesto provisional en ese momento, con un handicap de apenas 10 segundos, respecto al primer lugar.

El pentatlón moderno de Singapur 2010 no contó con la prueba de equitación, por lo que sólo se realizaron cuatro de las cinco disciplinas que lo integran, con incorporación por primera vez en una competición internacional sancionada por la Unión Internacional, de pistolas de aire láser para la estaciones de tiro.

La medalla de oro fue para el surcoreano Dae Beom Kim, con 4,588 puntos, mientras que la plata le correspondió a Ilya Shugarov, de Rusia, con 4,568 unidades.

Para el próximo martes continuará la actividad mexicana en pentatlón moderno, cuando se realice la competencia de relevos mixtos, en la que, después de sorteo, la chihuahuense Tamara Vega hará dupla con el alemán Eric Kruger, mientras que Camacho, hará lo propio con Emily Greenan, de Irlanda.

La esgrima fue la clave: Camacho

Los 1,000 puntos que obtuvo en la esgrima, primera prueba del pentatlón moderno en los Juegos Olímpicos de la Juventud, fueron un factor esencial para que Abraham Camacho subiera al podio de Singapur 2010, según lo consideró el propio seleccionado nacional.

“Siento que influyó mucho la esgrima, fue un trabajo muy duro para llegar a buen nivel y creo que resultó la clave para ganar esta medalla”, aseguró Camacho, quien con la espada dejó marca de 16 victorias y siete derrotas. “Al término de la esgrima nos dimos cuenta de que la posibilidad de subir al podio era más real, pero nunca me confié y apreté hasta el último para conseguirlo”, agregó.

Respecto a la medalla olímpica, el jalisciense reconoció que, aunque era un objetivo que anhelaba, superó sus expectativas.

“Traíamos la mentalidad de terminar entre los primeros ocho lugares, lo cual para nosotros era un buen resultado, pero todo fue fluyendo, se vio el fruto de los entrenamientos y pudimos obtener la presea que tanto deseábamos”, apuntó. “Previo al inicio del tiro-carrera ya estaba muy concentrado, no sentía la presión, estaba tirando bien y sobre todo confiaba en todos los entrenamientos y el respaldo que me daban”.

En cuanto a la incursión de las pistolas láser para la prueba de tiro-carrera, Camacho comentó que dicho avance favorece al progreso de su deporte, ya que son más precisas al momento de registrar los disparos.

Léa también

La nueva normalidad de los deportes

Por Andrés Mauricio Torres/Account Executive at SAS Desde hace tiempo, la tecnología se ha venido …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *