Tom Brady, sigue siendo un grande

Tom Brady, mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra, se quedó a un paso de la gloria. Foto: nfl.com
Tom Brady, mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra, se quedó a un paso de la gloria. Foto: nfl.com

Víctor M. Rodríguez Ocádiz

A pesar de no poder disfrutar de la victoria y con ella agenciarse el envidiable Trofeo Vince Lombardi, el mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady hizo historia en el fracaso de su equipo ante los Gigantes de Nueva York.

La historia, que se puede convertir en leyenda, comenzó a escribirse al anotar en el tercer cuarto una anotación de seis puntos, Brady dejo atrás la marca de todos los tiempos en yardas por pase que estaba en poder de Kurt Warner con 1,156 yardas.

La segunda marca fue la de la racha más larga en pases completos con 16, que superó a Joe Montana, mariscal de campo de los 49’s de San Francisco, quien había completado 13 conexiones seguidas en la paliza que su escuadra le propinó a los Broncos de Denver por 55-10 en la Edición número XXIV del superjuego.

Brady pudo convertirse en el héroe de este Super Tazón, pero sus receptores no estuvieron atentos a los envíos que les hizo y que tuvieron en sus manos y no lograron quedarse con ellos, en caso contrario, la historia se hubiera escrito de manera diferente.

Brady completó primeramente 10 de otros tantos disparos para alcanzar 98 yardas, y se sobrepuso a dos castigos para lanzar un envio de cuatro yardas a Woodhead con apenas cocho segundos en el primer medio.

Hernández y el propio Woodhead fueron sus receptores favoritos en esos dos primeros cuartos, entre ambos lograron cuatro atrapadas en una buena serie que puso arriba a Nueva Inglaterra, a pesar de que en los números fue superado ampliamente por los Gigantes.

Tom no se midió, y en el tercer período siguió con la misma forma de jugar y conectó cinco pases más hasta coronar una serie de 79 yardas con una anotación de 12 yardas para Hernández.

En el último cuarto, volvió a lanzar en buena forma y cuando todo parecía que los Patriotas se enfilarían a la victoria, sus receptores no tuvieron la calma para atrapar sus pases y ahí se derivó la derrota.

Fue uno de los mejores juegos de Brady pero sus coequiperos no respondieron y así no se puede llegar a ningún lado, Por lo menos tiró de forma excelente en cinco oportunidades , el balón lo puso en los números y en las manos de los ofensivos, pero éstos los dejaron caer.

La victoria estuvo cerca, pero los Gigantes volvieron a tener suerte, tal como les sucedió en los anteriores juegos. Y solamente tuvieron que tejer una buena ofensiva al final del partido para llevarse el éxito de nueva cuenta frente a los Patriotas.

Léa también

‘Estoy cansado de que me falten al respeto’: Derek Carr

Mientras se dirige a la temporada 2020 de la NFL, Derek Carr es el mariscal …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *