Santos-San Francisco, de poder a poder

El partido entre los Santos de Nueva Orleáns y los 49ers de San Francisco luce como muy atractivo en los playoffs de la NFL. Foto: nfl.com
El partido entre los Santos de Nueva Orleáns y los 49ers de San Francisco luce como muy atractivo en los playoffs de la NFL. Foto: nfl.com

Los Santos de Nueva Orleáns hicieron bueno el pronóstico al despachar en casa a los Leones de Detroit y ahora se enfrentan a un nuevo reto: los 49ers de San Francisco, que recibirán al equipo de Drew Brees en el que muchos consideran el partido más parejo de los Playoffs Divisionales.

Los equipos se enfrentaron en la semana uno de la pretemporada en un partido que se parecerá muy poco a lo que veremos en la apertura de esta ronda, pero que estableció al menos el ánimo con el que se encarará el juego. En aquel entonces Sean Payton permitió a su coordinador ofensivo cargar sin misericordia sobre 49ers, según reportes como represalia contra el entrenador de San Francisco Jim Harbaugh luego de que este, un entrenador novato, no le llamara para acordar qué tan fuerte debían jugar el partido de exhibición.

En esos momentos los 49ers, que tenían poco tiempo entrenando con Harbaugh tras el paro patronal, no pudieron manejar la presión. La historia difícilmente será la misma en esta ocasión. Si bien los 49ers permitieron 44 capturas en la temporada ese alto número puede tener mucho que ver con las mejores decisiones que ha tomado el quarterback Alex Smith, quien lanzó solo cinco intercepciones, el menor total por partido de su carrera. Los Santos seguramente perseguirán a Smith pero, a diferencia de otros años, el mariscal no intentará hacer demasiado y probablemente entregará el balón a Frank Gore en muchas ocasiones. Los 49ers deben apostar a tener largas series ofensivas que culminen con puntos para ayudar en lo posible a su defensiva a contener a Brees y Santos.

La misión de la defensiva de los locales es una de las más complicadas a las que cualquier equipo se puede enfrentar en 2012, pero los 49ers cuentan con una ventaja importante al jugar en casa. Los Santos deberán demostrar que no son un equipo exclusivamente de domo, una tarea difícil considerando que Nueva Orleáns nunca ha ganado un partido de playoffs fuera del Mercedes Benz Superdome, con el último ejemplo siendo la derrota de enero pasado de visita ante los Halcones Marinos de Seattle. En la temporada regular las tres derrotas de Santos llegaron como visitantes, dos de ellas a la intemperie. Nueva Orleáns haría mal de depender de su juego terrestre para abrir el juego aéreo considerando que San Francisco posee la mejor defensiva contra la carrera en la NFL permitiendo 77.3 yardas por ese conducto y solo tres anotaciones.

Así, el partido parece más abierto de lo que algunos pensarían. Mucho del resultado dependerá en quién puede saltar más rápido al liderato. Si los 49ers pueden hacer a Nueva Orleáns venir de atrás ante una dura defensiva, dependiendo prácticamente solo del pase en la intemperie y correr eficazmente con Gore, los Santos podrían sufrir. No olvidemos que en cinco partidos a la intemperie de Brees en el año, el mariscal lanzó nueve anotaciones (1.8 por partido) y seis intercepciones (1.2 por partido) a diferencia de los partidos en domos, donde lanzó para 37 touchdowns (3.3 por partido) y ocho intercepciones (0.73).

Por otra parte si los Santos aventajan, podrán poner presión a Smith, que podría sufrir si su equipo depende de él para remontar, cometiendo errores o teniendo series ofensivas cortas; el escenario ideal para que Nueva Orleáns ponga distancia. (nfl.com)

Léa también

‘Estoy cansado de que me falten al respeto’: Derek Carr

Mientras se dirige a la temporada 2020 de la NFL, Derek Carr es el mariscal …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *