Pittsburgh vs. Jets acapara la atención

El duelo entre Acereros de Pittsburgh y Jets de Nueva York tiene varias aristas importantes para ambos equipos.
El duelo entre Acereros de Pittsburgh y Jets de Nueva York es de vital importancia para el futuro de ambos equipos.

* La semana 15 de la NFL contempla  partidos que pueden aclarar las divisiones de manera casi definitiva dejando la siembra de los equipos de playoff pendiente. Sin duda, el partido más atractivo es el que sostendrán Jets de Nueva York y Acereros de Pittsburgh

El duelo de los Jets de Nueva York y los Acereros de Pittsburgh, sin duda, es el partido de la semana. El encuentro es de vida o muerte para los Jets, que podrían alejarse definitivamente de los Patriotas y complicar seriamente su posible lugar como comodín con una derrota. Los Acereros lo requieren si desean poner distancia casi definitiva sobre los Cuervos y, en un escenario más ambicioso, para asegurar descansar en la primera semana de los playoffs. Santonio Holmes vuelve a su antiguo hogar después de dejar caer pases clave de la mano de un Mark Sánchez agitado que parece ser presa fácil para Dick LeBeau. Este es uno de esos partidos imperdibles.

El Este de la NFC se encuentra empatado y hay poco para separar a las Águilas de Filadelfia y a los Gigantes de Nueva York. El partido definitivo entre estos dos podría ser el de esta semana en el New Meadowlands Stadium. Los Gigantes tuvieron menos descanso de lo previsto por el desplome del techo del Metrodome, además de que Eli Manning tendrá que lidiar con Asante Samuel. Osi Umenyiora suele darse banquetes de capturas ante las Águilas pero eso puede cambiar contra Michael Vick. El partido es muy cerrado y posiblemente tendrá la temporada de uno de estos dos en la línea.

Hablando de tener la vida en juego, los Jaguares de Jacksonville visitarán a los Potros de Indianápolis. Jacksonville lleva la mano en la división por un partido y, de ganar, sellaría el campeonato divisional. En el caso contrario Indianápolis tendrá todo para llevarse la corona y los Jaguares, de buena temporada, podrían quedarse fuera de los playoffs. La tarea no será fácil para Peyton Manning, se espera que Maurice Jones-Drew juegue y el ataque terrestre de los visitantes podría controlar el reloj y de paso darle puntos al equipo de Florida. Habrá que ver si el gran quarterback de Potros se sacude la mala racha por la que pasa en un momento grande para su equipo.

Los campeones actuales, Santos de Nueva Orleáns, siguen luchando por su división jugarán contra los Cuervos de Baltimore que se encuentran en una posición similar. Nueva Orleáns está recuperando jugadores en un momento clave, y los necesitarán en un partido lleno de duelos intrigantes. Aún con una derrota los Santos tendrían en sus manos alcanzar el comodín pero Baltimore podría complicarse el final de la campaña de caer en casa.

Dos líderes divisionales que se encuentran en medio de momentos preocupantes se encuentran cuando los Carneros de San Luis reciban a unosJefes de  Kansas City carentes de Matt Cassel. Ambos equipos de Missouri podrían estar jugando en tres semanas. Sin el titular de Kansas City el partido parece inclinarse del lado del equipo de Sam Bradford: Los Jefes no han brillado como visita mientras que los Carneros han sido poderosos en casa, además de que los líderes del Oeste de la AFC se fueron en blanco en la semana 14 contra los Cargadores. San Luis podría aprovechar que los Halcones Marinos, con quienes están empatados en el primer lugar de su sector, juegan ante los Falcons para tener una separación considerable, tomando en cuenta que solo faltarían dos partidos por jugar.

Los Bills de Buffalo visitan a los Delfines de Miami en un partido importante para el honor. Buffalo sigue produciendo y dando buenas actuaciones a pesar de que aún no encuentran la manera de cerrar los partidos. La ofensiva de Miami ha lucido perdida pero Cameron Wake y compañía podrían hacer este un partido muy entretenido, y valioso para ambos equipos en cuanto a la confianza.

Los Bucaneros de Tampa Bay están armando una temporada con pretensiones de postemporada a base de vencer equipos débiles. Los Leones de Detroit, su rival en turno, pueden tener una mala marca pero no son un equipo débil, pero son el tipo de contendiente con el que Josh Freeman brilla. Tampa Bay aún ambiciona un lugar de comodín pero tendrá que pasar sobre Ndamukong Suh para lograrlo.

En una de las decisiones más controversiales en la NFL los Shanahan decidieron enviar a la banca a Donovan McNabb en el partido de los Pieles Rojas de Washington y los Vaqueros de Dallas. Esto quiere decir que Rex Grossman tendrá que escapar de la presión de los texanos, un prospecto nada halagador para el equipo capitalino. La oportunidad más clara que tendrán los Pieles Rojas es vía Ryan Torrain y el juego terrestre. Después de su inicio de pesadilla los Vaqueros están seriamente posicionados para salir del fondo de su división, una victoria moral que tal vez daría un año más de audición a Jason Garrett.

Los Titanes de Tennessee recibirán a los Texanos de Houston en un partido que prometía hace unas cuantas semanas pero que ahora solo servirá para que uno de estos equipos eluda el último lugar del sur. Dos excelentes corredores saldrán a la cancha con intenciones de cerrar fuerte y el regreso de la pelea Johnson-Finnegan le añadirá morbo al ‘Bud Adams Bowl’ que tendrá en juego el orgullo de estos dos odiados rivales.

Dos equipos de Ohio cruzan con tendencias opuestas cuando los Cafés de Cleveland, que han mostrado chispazos de brillantez, visiten a unos Bengalíes de Cincinnati que siguen tratando de despertar de una temporada de pesadilla. Peyton Hillis, una de las revelaciones del 2010, y Colt McCoy podrían ser el núcleo joven alrededor del cual se forme una nueva era en la ‘Perrera’. Por el contrario en Cincinnati podríamos ver la salida de Marvin Lewis y tal vez de piezas más inesperadas con la esperanza de mejorar sus fortunas en 2011.

Otros dos que están en la contienda por la primera selección global de 2011 se encontrarán en Charlotte donde los Cardenales de Arizona visitarán a las Panteras de Carolina. John Skelton y Jimmy Clausen protagonizan el dueto de quarterbacks más improbable de 2010. Por increíble que parezca ambos equipos cuentan con jugadores brillantes como Larry Fitzgerald (¿cómo olvidarlo?) y Jonathan Stewart, que podrían hacer el partido entretenido.

Matt Ryan y sus Falcons de Atlanta llevarán su liderato de la NFC a Seattle para batallar contra los Halcones Marinos. Ryan y compañía no han brillado de la misma forma como visitante y en esta ocasión tendrán que lidiar con el temido jugador número 12. Una poco probable victoria de los Halcones Marinos les daría un importantísimo impulso para ganar su división y le daría muchísimo interés al partido de la semana 16 entre los Falcons y los Santos en la semana 16. Una victoria de Atlanta prácticamente les otorgaría el primer sembrado para la postemporada.

Los Broncos de Denver, en medio de una de las épocas más turbulentas en los últimos quince años para ellos, visitan a los Raiders de Oakland que lo humillaron hace tan solo unas semanas. Oakland está fuera de la contienda pero un record positivo podría señalar la salida del hoyo de irrelevancia en el que llevaban instalados ocho años. A los Broncos les bastará con luchar en una campaña que no se podría terminar demasiado rápido para ellos.

La jornada la cerrarán los Empacadores de Green Bay, liderados por Matt Flynn cuando visiten a los Patriotas de Nueva Inglaterra, líderes de la AFC. Clay Matthews y su defensiva tendrán como misión detener al ataque de los Patriotas pues su ofensiva parece incapaz de mantenerle el paso a Nueva Inglaterra sin Aaron Rodgers y sin juego terrestre. De no tropezar los Patriotas se pondrían a un partido de asegurar el sembrado número uno en la AFC para los playoffs. Green Bay podría quedarse afuera de una campaña en la que parecía el favorito absoluto para llevarse la NFC.

Léa también

‘Estoy cansado de que me falten al respeto’: Derek Carr

Mientras se dirige a la temporada 2020 de la NFL, Derek Carr es el mariscal …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *