Los Cuervos vuelan alto: 30-7 a Jefes

Ray Rice  se escapa a las diagonales luego de atrapar un pase de 9 yardas de Joe Flacco. Foto: nfl.com
Ray Rice se escapa a las diagonales luego de atrapar un pase de 9 yardas de Joe Flacco. Foto: nfl.com

* Los Cuervos de Baltimore se impusieron por 30-7 a los Jefes de Kansas City en partido de postemporada de la NFL en el Arrowhead Stadium

KANSAS CITY – Los Cuervos de Baltimore hicieron lo que mejor saben hacer, jugar a la defensiva, y expusieron la inexperiencia de los Jefes de Kansas City para derrotarlos con facilidad 30 a 7 en la ronda de comodines.

En la primera mitad del encuentro los Jefes jugaron por nota. Tamba Hali capturó a Joe Flacco en la yarda 46 de los Cuervos liberando el balón que el mismo Hali recuperó. El apoyador de quinto año cerró un muy buen año con dos capturas y el balón suelto recuperado.

En la siguiente jugada Jamaal Charles explotó por el centro para 41 yardas terminando en las diagonales en las diagonales para colocar arriba a los locales 7 a 3. Era fundamental para Jefes establecer el juego terrestre y en ese momento parecía que lo harían. Charles terminó el partido con 97 yardas totales y una anotación.

La desconcentración y la inexperiencia de Kansas City comenzaron a reflejarse en el segundo cuarto, en lo que fue el resto de la historia del partido. Un balón suelto del mismo Charles no tuvo consecuencias inmediatas pero al final de la primera mitad concedieron una serie de 11 jugadas y 80 yardas para que Ray Rice puso en la ventaja en carrera de nueve yardas, ventaja que ya no perderían.

Matt Cassell avanzó con su equipo 47 yardas al territorio de los Cuervos que aún no lograban descifrar a sus anfitriones. En una decisión que pareció romper el ritmo de la ofensiva Kansas City buscó convertir en cuarta, pero Charles perdió cuatro yardas y su equipo entregó el ovoide. Cassell terminó el partido con solo 70 yardas y tres intercepciones, y en el proceso no encontró nunca a su estelar receptor Dwayne Bowe.

Los Cuervos añadieron un par de goles de campo mientras los Jefes entregaban un balón tras otro. Joe Flacco encontró a Anquan Boldin con :32 segundos en el último cuarto para poner el marcador en un casi inalcanzable 23 a 7 y Kansas City descendió a la desesperación. Ya cuando el partido no estaba en duda, Willis McGahee anotó lo que cerró los cartones.

Digno de mención fue el trabajo del ala cerrada Todd Heap quien acumulo 108 yardas en 10 recepciones ofreciendo una salida constante a Flacco quien cerró la tarde con 265 yardas y dos anotaciones.

La victoria cerró una alineación de ensueño para la ronda divisional de la AFC con dos partidos llenos de odio, Cuervos-Acereros y Jets-Patriotas.

Léa también

‘Estoy cansado de que me falten al respeto’: Derek Carr

Mientras se dirige a la temporada 2020 de la NFL, Derek Carr es el mariscal …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *